publicidad
Samathur Li Kin-kan y Florece Tsang Chiu-wing son los protagonistas del divorcio más caro del mundo.

El divorcio más caro del mundo costó $147 millones

El divorcio más caro del mundo costó $147 millones

Samathur Li Kin-kan, un rico empresario de Hong Kong, y Florence Tsang Chiu-wing son los protagonistas del divorcio más caro del mundo.

Samathur Li Kin-kan y Florece Tsang Chiu-wing son los protagonistas del...
Samathur Li Kin-kan y Florece Tsang Chiu-wing son los protagonistas del divorcio más caro del mundo.

Inolvidable ruptura

Un millonario en Hong Kong se ha convertido en el centro de atención, no por el esfuerzo de su trabajo, sino por la gran cantidad que tendrá que pagar a su ex pareja por su divorcio: nada menos que 147 millones de dólares (110 millones de euros), colocándose como el divorcio más caro del mundo.

Samathur Li Kin-kan, un rico empresario de Hong Kong, y Florence Tsang Chiu-wing decidieron contraer nupcias en el año 2000, sin pensar que ocho años después serían noticia por encabezar la separación matrimonial más cara del mundo.

La pareja llevó "lo que sólo se puede calificar como un tren de vida digno de un multimillonario estadounidense", se menciona en el auto judicial, publicó CNN.

publicidad

Para 2008, año en el que finalmente llegó la separación de la pareja, los abogados de Florence pidieron a Li el 55% de sus bienes, argumentando que no era justo que su representada perdiera todos los lujos que había adquirido; sin embargo, le millonario sólo aceptó pagar 19 millones de euros (poco más de 25 millones de dólares), cantidad que les pareció poco.

Juicio determinó millonaria separación

El desacuerdo los llevó a un juicio en el que se determinó que la mujer recibiría esos 19 millones de euros en primera instancia, pero luego la cantidad aumentó de manera estrepitosa.

Al demostrar que las contribuciones durante el matrimonio hechas por Tsang y Li habían sido iguales, los abogados de la mujer pidieron que el marido diera a Tsang el dinero para comprarse todo lo que él tuviera hasta ese momento.

Las pertenencias constan de: una casa de 23 millones de euros en Hong Kong (poco más de $30 millones), otra de 1.8 millones de euros en Londres (cerca de $2 millones), otros 230,000 euros (alrededor de $308 mil) para comprarse al menos dos coches, un yate de 500,000 euros ($669 mil), y 430,000 para entrar en los club más exclusivos de Hong Kong e Inglaterra ($576 mil). Además de una indemnización de 20 millones de euros (más de $26 millones).

Para la hija de ambos se abrió una cuenta con 2.5 millones de euros (más de $3 millones).

publicidad

El juez afirmó que esto es más justo que "confinar, como se hacía antes, a la mujer a una vida sin posibilidad de trabajar, con dinero que se le daba como si fuera un premio para cumplir con lo que el juez determinara que eran 'requerimientos financieros razonables' mientras el marido se quedaba con todo. Era injusto y discriminatorio", reportó CNN.

¿Consideras justa la cantidad impuesta por el juez por este divorcio? Déjanos tus comentarios y síguenos en Facebook.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad