publicidad
Billetes de 500 pesos mexicanos

El dólar vuelve a tocar un máximo histórico con respecto al peso mexicano

El dólar vuelve a tocar un máximo histórico con respecto al peso mexicano

Alcanzó los 17.80 pesos mexicanos, superando el máximo histórico de 17.68 pesos del 11 de diciembre.

Billetes de 500 pesos mexicanos
Billetes de 500 pesos mexicanos

Este miércoles, el dólar alcanzó una cotización de 17.80 pesos mexicanos, con lo que supera nuevamente el máximo histórico de 17.68 pesos que había tocado el 11 de diciembre pasado, confirmando una racha de debilidad de la moneda de México.

El dólar cerró la jornada cotizándose en 17.5160 unidades, una depreciación del peso mexicano de 1.11 por ciento con respecto al cierre de ayer, añade CNN Expansión.

En 2015, el peso registró un declive del 16.8% anual, la mayor caída después de la que tuvo en 2008 de 25 por ciento.


Como ya lo ha hecho en otras ocasiones, el banco central de México respondió vendiendo un total de 200 millones de dólares ofrecidos en subasta ante el declive de su moneda nacional.

Cada dólar se ofertó a un tipo de cambio ponderado de 17.5250 pesos, añade la agencia Reuters.

México pretende frenar la depreciación de su moneda con subastas diarias de 200 millones de dólares, aunque el Fondo Monetario Internacional recomendó moderar la medida para evitar una rebaja en las reservas internacionales del país. Efectivamente, el Banco de México admitió que sus reservas han llegado a su nivel más bajo en 21 años destaca la web de El País.


De acuerdo a lo que publica la versión digital del periódico mexicano El Universal, la moneda mexicana se ha visto afectada también por la caída en los precios del petróleo (cada barril de la mezcla mexicana se encuentra en unos 26.26 dólares) y la depreciación del yuan chino.

publicidad

En una nota enviada a sus clientes, los analistas de Guide Investimentos afirmaron que “los inversionistas están preocupados por lo que está pasando en China”, cita la web del periódico Milenio.

Sobre el petróleo mexicano, que se encuentra en uno de los precios más bajos en la historia, está siendo afectado por la decisión de no fijar un techo de producción de crudo por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, así como las crecientes tensiones entre Irán y Arabia Saudita.

Las pruebas que Corea del Norte afirma haber realizado con bombas de hidrógeno fueron también uno de los factores que elevó el nerviosismo y, por tanto, la aversión al riesgo en los mercados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad