publicidad
Manifestación en Marshalltown, Iowa, contra Donald Trump

Por qué el caucus de Iowa pone a prueba la “rabia” latina contra Trump

Por qué el caucus de Iowa pone a prueba la “rabia” latina contra Trump

La votación del lunes ofrecerá el primer termómetro de un sentimiento que podría ser decisivo en noviembre

Manifestación en Marshalltown, Iowa, contra Donald Trump
Manifestación en Marshalltown, Iowa, contra Donald Trump

Por Fernando Peinado @FernandoPeinado desde Des Moines, Iowa

publicidad

No es lo mismo votar por series de televisión que por candidatos políticos.


Lo sabe bien el adolescente de 17 años Raúl Camarena, uno de los alumnos presentes este miércoles en un taller sobre cómo participar en un caucus en el East High School de Iowa. En el ejemplo, una treintena de alumnos tuvo que dividirse en grupos para elegir la serie más popular, entre ellas “Breaking Bad”, “Walking Dead” y “Pretty Little Liars”.

Pero mientras que la sesión en la escuela era poco más que un juego, Camarena concibe su primera vez como votante el lunes que viene en el caucus de Iowa como una demostración de fuerza comunitaria.

“(Los latinos) tenemos que ser cuantos más mejor”, dice a Univision Noticias al término del ejercicio. “Es importante movilizarnos porque la única manera de que los latinos progresemos en este país es por medio de leyes que nos tengan en cuenta”.

Como muchos latinos de este estado norteño que da el pistoletazo de salida en este año electoral, Camarena está molesto por la retórica y promesas de Donald Trump, Ted Cruz y otros candidatos republicanos.

El caucus de Iowa ofrecerá el primer termómetro de ese sentimiento de indignación generalizado entre muchos hispanos por el país que podría ser decisivo en la elección general del 8 de noviembre.

Taller de caucus en East High School, Des Moines
Taller de caucus en East High School, Des Moines

Hasta esta campaña los votantes latinos de Iowa habían pasado casi desapercibidos en un estado donde la voz cantante la han tenido tradicionalmente los evangélicos. Pero analistas y activistas vaticinan que el rápido crecimiento demográfico y el llamado “efecto Trump” pondrán de relieve el nuevo poder electoral de este grupo.

Aunque la comunidad latina de Iowa sigue siendo pequeña en comparación con otros estados, la migración en la última década ha hecho que sus 170,000 miembros sean la minoría más importante (un 5.6% de la población). Muchos han llegado atraídos por el trabajo en la industria y las plantas de procesamiento de comida.

La organización activista Liga de Ciudadanos de Latinoamérica Unidos (Lulac por su acrónimo inglés) espera que acudan a votar 10,000 de los 50,000 latinos registrados en Iowa. En 2012, solo 1,000 latinos participaron en el caucus, según estima Lulac.

publicidad

Si las previsiones de Lulac se cumplen el impacto sería notable ya que la participación global en el caucus es baja. Solo 200,000 de los 1.9 millones de votantes registrados asistieron al caucus de 2012.

“Este año habrá muchas caras marrones en la sala”, predice Joe Enríquez Henry, director estatal de Lulac. Su grupo ha invertido $ 300,000 en una campaña de movilización de voto que incluye talleres sobre cómo participar en un caucus y llamadas telefónicas y puerta a puerta.


Trump también ha ayudado a unir a los latinos. Las frecuentes visitas a Iowa del multimillonario (es el estado preferido por los candidatos al abrir el proceso de nominación) suelen ser respondidas por protestas de latinos. En octubre, unos 650 manifestantes protestaron contra él en una escuela de Sioux City, según el diario local Sioux City Journal. Este martes, varias decenas marcharon contra el líder republicano en la pequeña ciudad rural de Marshalltown.


“Un voto para Trump es un voto de odio”, coreaban los manifestantes.

Poster gigante en la casa de un simpatizante de Trump en Des Moines, Iowa
Poster gigante en la casa de un simpatizante de Trump en Des Moines, Iowa


El profesor de ciencias políticas de la Iowa State University Steffen Schmidt, de origen colombiano, dice que Trump ha conseguido agrupar a los latinos de Iowa de modo inédito. “Nunca había visto tanto interés entre los latinos (por la campaña)”, dice Schmidt.

Pero el profesor añade una nota de cautela en vistas de la escasa participación política en Iowa: “Al igual que pasa con las personas de otras razas, no podemos garantizar que los latinos vayan al caucus”.

Otros latinos no votarán, pero no precisamente por falta de interés. Es el caso de Héctor Salamanca, un joven Dreamer de 22 años simpatizante del candidato demócrata Bernie Sanders.

El día del caucus Salamanca ejercerá de capitán de caucus de Sanders en el precinto de Weeks Middle School, en el sur de Des Moines. Podrá defender al senador por Vermont, pero su voto no contará.

publicidad

“Les diré (al resto de asistentes) que por favor hagan contar sus votos por mí”, dice Salamanca.


Los latinos de Iowa han sido cortejados por los candidatos demócratas. La principal oportunidad fue el foro Brown and Black, transmitido el 11 de enero por Fusion, cadena hermana de Univision. En él participaron además de Sanders, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton y el exgobernador de Maryland Martin O’Malley.

También la campaña del republicano Jeb Bush, exgobernador de Florida, ha prestado atención a esta comunidad. Uno de los latinos más influyentes del estado, el empresario colombiano Juan Rodríguez, dice que Bush es el candidato republicano que mejor entiende a los latinos. “(Bush) trata de buscar lo mejor para nosotros”, dice Rodríguez, propietario entre otros negocios de una radio y una revista mensual en español, llamadas ambas La Reina.

Juan Rodríguez, empresario colombiano en Iowa
Juan Rodríguez, empresario colombiano en Iowa

En anuncios y programas en ambos medios de comunicación, Rodríguez ha tratado de explicar a la comunidad la importancia de participar en el caucus. “Cumplimos un papel educativo”, dice Rodríguez que cuando lanzó su emisora en 2011, las radios hispanohablantes de Iowa apenas ofrecían más que música latina.



Como el adolescente Camarena, que podrá votar el lunes porque cumple 18 años antes de la elección general, otros latinos presentes en el taller de caucus de East High School expresan conciencia de grupo.

"Mis padres siempre me han dicho que no piense que soy inferior por no ser un ciudadano", dice el dreamer de 17 años Jorge Ramírez.

Aproximadamente un 20% de los estudiantes de esta escuela son latinos, según el profesor Paul Sporleder, quien invitó a Lulac a dar el taller durante su clase de gobierno.

publicidad

Además de hacer el ejercicio con las series de televisión, el instructor de Lulac Christian Ucles, les explicò a los estudiantes el complejo funcionamiento de estas asambleas en que los simpatizantes de cada candidato se agrupan y negocian sus afinidades durante horas.


Al término de la sesión, Ucles les recordó la importancia de la cita del lunes: “Les animo a que lean sobre los candidatos, a que se informen sobre los asuntos que les importan y que el lunes vayan al caucus y lleven consigo a amigos y a familiares”, dijo Ucles. “Cuantos más mejor”.

Lea también: El triple golpe de efecto de Trump antes del debate

El "efecto Trump" dispara campaña para registrar votantes latinos

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad