publicidad
Donald Trump, precandidato presidencial republicano

El triple golpe de efecto de Donald Trump antes del caucus de Iowa

El triple golpe de efecto de Donald Trump antes del caucus de Iowa

Es riesgoso hacer lo que está haciendo el magnate y candidato a días del primer caucus, ¿o quizá no?

Donald Trump, precandidato presidencial republicano
Donald Trump, precandidato presidencial republicano

Carlos Chirinos (@carl_chirinos), editor político de UnivisionNoticias.com

Con su negativa a participar en el debate de precandidatos presidenciales republicanos de Fox News en Iowa, Donald Trump volvió a mostrar que es un comunicador consumado.

Lo que a otro candidato se le habría criticado como pataleta o un acto de cobardía, a Trump le ha salido como una jugada magistral con la que logra apoderarse de todas las miradas.

Se hace imposible ignorarlo, pese a que muchas veces su estrategia de acaparar la atención sea tan evidente.

Con la cómoda ventaja que goza en Iowa y New Hampshire, el magnate se puede dar el lujo de, siendo muy fiel a su estilo, hacer una movida con golpe de triple efecto.

1 Refuerza al antipolítico

Aunque esto signifique “hacerle un feo” al partido del cual quiere ser candidato, Trump sabe que tener la audacia de no ir a un debate a cuatro días del primer caucus de la nación será visto por muchos como señal de que no se trata de un político al uso.

Ya lo ha dicho hasta el cansancio: su candidatura no responde a los cálculos tradicionales, ni a lo que es “correcto”.

El magnate es un elemento díscolo dentro de la estructura republicana que, mientras más crece, más inquietud genera en el establecimiento partidista que considera que como eventual nominado presidencial será difícil de controlar, como ha sido hasta ahora en su papel de precandidato.

Relacionado
Donald Trump
Trump: “Podría disparar a alguien y no perdería ningún votante”
Donald Trump aseguró que sus partidarios son tan leales que continuarían con él incluso si disparara contra alguien.


Trump se muestra como un líder independiente, que no sigue las líneas de comportamiento de un político tradicional.

Y eso es justamente lo que él vende y lo que compran sus seguidores.

2 Evita una encerrona

El careo de Iowa es organizado por Fox News y en él estará la presentadora estrella de la cadena Megan Kelly, con quien Trump ha tenido algunos choques.

Empezaron desde el primer debate, cuando el empresario consideró que Kelly había sido hostil hacia él con su línea de preguntas.

Luego, Trump sugirió que el mal humor de la periodista podía estar relacionado con su ciclo menstrual, en una declaración que fue cuestionada por muchos por su carga sexista.

Trump insiste en que Kelly es una periodista “mediocre” y quizá en el cálculo de su campaña estaba el que ella quisiera demostrar lo contrario.

publicidad

O peor, que le diera la “oportunidad” de disculparse por los duros conceptos que de ella ha tenido el candidato.

En cualquier caso, el magnate evita un choque que pudiera serle negativo a los ojos del público, aunque haya más de uno que piense que lo que muestra ahora es cobardía o soberbia de no querer enfrentar a potenciales críticos.

3 Se lleva las cámaras

Y se las quita a Ted Cruz, su principal rival para el caucus de Iowa.

En el último debate, realizado el 14 de enero en Carolina del Sur, el senador por Texas logró descolocar varias veces al multimillonario haciendo gala de un estilo más agresivo.

No sería bueno darle la oportunidad a Cruz de que pueda cosechar nuevos triunfos retóricos y deje en evidencia algunas carencias de Trump.

Al final, como siempre, Trump logra que se hable de él y nada más que él.

Lo único más importante que el caucus del lunes en Iowa, era este último debate presidencial republicano previo a las asambleas electorales.

Hoy el tema es Trump y sus razones para hacer lo que hace.

En el devaneo del análisis que consume a los expertos de los medios de comunicación y el comentario en redes sociales, el empresario secuestra la conversación política en Estados Unidos y fuera también.

La expectativa gira en torno a qué va a hacer mientras sus competidores debatan, dónde irá a estar y qué estará diciendo el candidato más díscolo de los últimos tiempos.

Relacionado
Trump y Arpaio
El "Efecto Trump" dispara campaña para registrar votantes latinos
En alerta por la retórica antimigratoria y movidos por el discurso del precandidato republicano, activistas hispanos se están movilizando con más fuerza
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad