publicidad
.

Inmigración, el tema que más fricción genera entre Cruz y Rubio  logo-no...

Rubio

Inmigración, el tema que más fricción genera entre Cruz y Rubio

Inmigración, el tema que más fricción genera entre Cruz y Rubio

El senador de la Florida acusó al de Texas de no haber dicho la verdad sobre su posición en torno a la legalización

Rubio
Rubio

Más que ningún otro tema, la inmigración alimenta la rivalidad entre Marco Rubio y Ted Cruz, rivales en busca de la candidatura presidencial republicana centrados en el divisivo asunto en sus mensajes finales para los votantes antes de la recta final rumbo a las elecciones primarias de Iowa.

Cruz, senador por Texas e instigador en el movimiento conservador Tea Party, ve el apoyo de Rubio a una política de inmigración más tolerante como su vulnerabilidad más grande entre los conservadores que se oponen abrumadoramente al establecimiento de una forma para otorgar la ciudadanía a los inmigrantes que ingresaron sin permiso al país.

Lea también: Cruz y Rubio, el pulso por se el segundo

Rubio, un senador de Florida, ve la retórica cambiante de Cruz sobre la inmigración como un claro ejemplo de un patrón más amplio de oportunismo político para captar votos.

De hecho, entre los dos precandidatos presidenciales hispanos del Partido Republicano pocos temas ofrecen un contraste más claro en el tono, si no en las políticas. Sus estrategias rivales fueron presentadas ante el electorado el jueves en los estados de votaciones anticipadas, cuando los senadores de primer año presionaron para destacarse de entre una concurrida lista de precandidatos republicanos seis semanas antes de la primera votación primaria.

Relacionado
Marco Rubio durante uno de los debates republicanos.
Rubio, blanco de críticas en el debate por su papel en la reforma migratoria
En el debate a Rubio le tacharon de ser pro-indocumentado, pero ¿tienen razón sus rivales?


"Va a tener dificultades porque no ha dicho la verdad sobre su posición en el pasado en torno a la legalización", dijo Rubio de Cruz mientras hacía campaña en Iowa. "No es un ataque. Es un hecho".

"Eso es un disparate", reviró Cruz sobre la acusación de Rubio mientras hablaba con periodistas en Las Vegas. Se negó a decir qué haría con los aproximadamente 11 millones de inmigrantes que están en el país sin autorización, pero acusó a Rubio de unirse a los demócratas para apoyar la "amnistía".

Lea también: Mayoría de estadounidenses apoya una vía para la ciudadanía para los indocumentados

Cruz se refería al papel de liderazgo de Rubio en un grupo bipartidista de senadores que diseñó un paquete de reforma migratoria en 2013 encaminado a fortalecer la seguridad fronteriza, reformar las normas que regulan la inmigración legal y permitir una forma de que millones de inmigrantes que se encuentran en el país sin permiso obtengan la ciudadanía. El Senado aprobó el proyecto de ley, pero los republicanos en la Cámara de Representantes lo bloquearon y los conservadores lo atacaron abiertamente.

Los cara a cara del debate en 3 minutos /Univision

Alguna vez el mayor promotor del proyecto de ley, Rubio se distanció de su propio plan a medida que se acercaba la contienda presidencial, e insinuaba que fue un error haber impulsado una legislación integral. Ahora pide un enfoque fragmentario que comienza con reforzar la seguridad en la frontera y ofrece una vía para obtener la legalización, pero sólo después que la afluencia de inmigrantes no autorizados haya sido detenida.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
Caras de tristeza, alegría y nerviosismo, de todo un poco se pudo ver en el acto de nombramiento de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
publicidad