publicidad
debate republicano

¿Cambió la retórica republicana en inmigración?

¿Cambió la retórica republicana en inmigración?

El giro del discurso en el tema migratorio puede favorecer al futuro nominado, pero líderes hispanos coinciden en que el “daño ya está hecho”.

debate republicano
debate republicano

Por Antonieta Cadiz | @AntonietaCadiz

Con un tono positivo que favorece la inmigración legal, l os republicanos apagaron la retórica antiinmigrante en el tercer debate realizado este miércoles en la Universidad de Colorado en Boulder.

El cambio podría favorecer al futuro nominado del partido si logran mantener la tendencia, pero líderes hispanos coinciden en que el “daño ya está hecho”.

Economía, reforma tributaria, desempeño político, acuerdo presupuestario fueron algunos de los temas prioritarios del debate organizado por la cadena CNBC.

Jeb Bush (ex gobernador de Florida), Chris Christie (gobernador de Nueva Jersey), Mike Huckabee (ex gobernador de Arkansas), Ben Carson (neurocirujano retirado), Ted Cruz (senador de Texas), Marco Rubio (senador de Florida), Rand Paul (senador por Kentucky), John Kasich (gobernador de Ohio) y Carly Fiorina (ex directora ejecutiva de Hewlett-Packard) han hablado en el pasado sobre sus planes en inmigración, pero esta noche esas palabras estuvieron ausentes.

Sólo Rubio y Donald Trump mencionaron el tema y de manera muy diferente.

Rubio y Trump apoyan programa de visas H1B Univision


“Estoy a favor de que la gente venga acá legalmente y lo puedes llamar de cualquier forma, visas u otra cosa, pero tienen que venir con permiso. Somos un país de leyes”, dijo Trump cuestionado por aumentar la cuota de la visa de trabajo H1-B.

“Nuestro sistema migratorio tiene que ser basado en el mérito”, aseguró Rubio.

Lea: Donald Trump desdibuja la nueva cara republicana ante los latinos


El muro de Trump

Sólo Trump habló de reforzar la seguridad en la frontera y lo hizo enfatizando la idea de que el país no cerrará sus puertas.

“Construiremos un muro y haremos que México lo pague, crearemos una frontera, la gente vendrá al país legalmente”, comentó.

Trump sostuvo sus misma ideas sobre inmigración, pero con menos estridencia
Trump sostuvo sus misma ideas sobre inmigración, pero con menos estridencia

En las oficinas Sindicato Internacional de Empleados de Servicios en Texas las pifias no se dejaron esperar apenas Trump habló de inmigración.

Pero el debate avanzó y la conversación se elevó de tono, pocos escuchaban, mientras la mayoría se reía con chistes sobre los candidatos.

“El cambio en la retórica se debe a que han visto la reacción negativa, no solamente de los latinos, sino de los indecisos. Creo que el daño ya está hecho, pero estamos todavía a más de un año de la elección y cualquier cosa puede pasar. Lo que han dicho ya está dicho, pienso que la comunidad latina no se olvidará”, aseguró Paloma Martínez vocera de SEIU Texas.

“Si los votantes quieren las acciones ejecutivas de DACA y DARPA lo que importa es la elección. Cada uno de estos candidatos han dicho que no lo quieren”, agregó.

publicidad

“Por fin se dieron cuenta que si siguen hablando como hasta ahora de los inmigrantes les irá peor. Creo que es el resultado de la reacción por parte de la comunidad. La comunidad ya está muy clara frente a las posiciones”, dijo Marielena Hincapié directora ejecutiva de National Immigration Law Center.

“Los latinos son los que más sufren el impacto de la economía, muchas de las políticas expuestas son malas para la comunidad”, agregó.

“Es bueno ver que los precandidatos republicanos han moderado la retórica, pero los latinos están escuchando y después del debate de esta noche todavía no escuchamos lo que tienen para ofrecer a nuestra comunidad”, comentó Cristóbal Alex, presidente de Latino Victory Fund.

Rubio planteó un sistema migratorio basado en el mérito
Rubio planteó un sistema migratorio basado en el mérito

Un millón al año

“No me gustó el debate porque no hablaron sobre las cosas que afectan a la mayoría de la gente aquí, a los hispanos. No hablaron de reforma migratoria, de cómo pagaremos la universidad, como combatir la violencia y la pobreza. Cuando pienso en inmigración y los republicanos lo primero que se me viene a la mente es que quieren regresar a mi mamá a México y quieren dividir familias”, explicó Jonathan Tegegne, uno de los jóvenes que presenció todo el debate.

Quien no se olvidó del tema migratorio fue la organización Numbers USA que incluyó un costoso aviso publicitario casi al final del debate donde aseguró que la inmigración es una cuestión de números “¿deberíamos darle permisos de trabajo a un millón de inmigrantes legales este año mientras millones de americanos están teniendo problemas para encontrar trabajos?”, preguntaron.

publicidad

Organizaciones nuevas como Center for Immigration Integrity ya han iniciado una campaña para rebatir estos esfuerzos. Su objetivo es clarificar los mitos y errores cuando se habla de políticas públicas asociadas a la inmigración.

Lea: "Deberías presentarte al trabajo, o renunciar", le dice Bush a Rubio en el debate


Primer debate

El primer encuentro entre los republicanos comenzó a las 6PM ET en el mismo escenario con sólo cuatro protagonistas.

Rick Santorum (ex gobernador de Pensilvania), Bobby Jindal (gobernador de Luisiana), Lindsey Graham (senador por Carolina del Sur) y George Pataky (ex gobernador de Nueva York) no alcanzaron más del 5% de las preferencias para entrar en el debate principal.

Incluso en esta ronda el tono de la retórica migratoria bajó considerablemente.

“Yo soy una persona que busca soluciones, en inmigración daré solución a los 11 millones, no los vamos a deportar a todos, sólo a quienes han cometido delitos”, dijo Graham.

Santorum nuevamente habló de cómo los inmigrantes ocupan los trabajos disponibles en Estados Unidos.

“Tenemos los sueldos más bajos en décadas, mientras han llegado 35 millones de inmigrantes, legales e ilegales. No estamos dando suficiente entrenamiento a nuestra gente”.

Graham insistió en que la prioridad es encontrar trabajadores estadounidenses, pero si eso no es posible, las empresas deberían tener la oportunidad de traer empleados.

publicidad

“Hagamos un sistema migratorio basado en el mérito”, dijo.

Esta semana, activistas a favor de una reforma migratoria pidieron al Partido Republicano que denuncie y niegue financiamiento a cualquier precandidato presidencial que ataque a los inmigrantes como estrategia electoral.

En Colorado, en tanto, líderes hispanos lanzaron una campaña para registrar votantes con la consigna de combatir la retórica anti inmigrante entre los candidatos.

Un reciente estudio realizado por la firma Latino Decisions mostró que cualquier candidato republicano que quiera ganar la Casa Blanca debe al menos obtener un 47% del voto hispano.

Para 2016 se espera que los hispanos alcancen un 10,4% del electorado, lo que se traduciría en 13,1 millones de votantes, en comparación con los más de 11,2 millones que participaron en 2012.

Lea también: "Una pregunta desagradable" y otras frases del debate republicano

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad