publicidad

Denuncian que niños indígenas son usados para limpiar derrame de petróleo en Perú

Denuncian que niños indígenas son usados para limpiar derrame de petróleo en Perú

La versión de los niños es que les han dado dos, tres o cuatro soles por balde recogido. Un sol equivale a $0.28.

Denuncian que niños indígenas son usados para limpiar derrame de petróleo en Perú Univision

Por Maria Luisa Martinez @mluisamartinez

Niños de más de 20 comunidades indígenas son doblemente víctimas de un derrame de 2,000 barriles petróleo en la Amazonía peruana.

Ellos no solo sufren actualmente por la contaminación ambiental causada por el reciente derrame en la comunidad de Nazareth, sino que, algunos aseguran haber sido empleados para recoger el crudo sin tener, siquiera, la vestimenta o implementos apropiados para garantizar su seguridad al estar en contacto directo con el vertido.

La versión de los niños es que les han dado dos, tres o cuatro soles por balde recogido. Un sol equivale a $0.28.

“A él le pagaron dos soles por balde. Estábamos juntando con nuestra mano y el petróleo cayó. Nosotros les pedimos más, pero el ingeniero no quiso”, explica uno de los menores al arqueólogo Rodrigo Lazo, quien comparte un video con esas declaraciones como denuncia de la situación.

publicidad

Por seguridad, se protege la identidad de los menores.

Lazo asegura que, como este, otros niños empleados –cuyo total podría aproximarse a los 80- han reportado tener verrugas y ronchas en su piel, así como dolores de cabeza y diarrea.

Raúl Loayza, experto peruano en ecotoxicología explica que si está en contacto con la piel, el petróleo puede ingresar al organismo humano. Esta exposición puede desencadenar desde complicaciones estomacales hasta mal funcionamiento del hígado. La afectación también puede producirse a través del agua o alimentos contaminados.

Ante esta situación, Germán Velásquez, presidente de PetroPerú se sacude públicamente negando que se hayan empleado niños en estas tareas. “La orden primera que se da dentro del protocolo de acción frente a eventos de esta naturaleza es esa: ningún niño debe participar de esta tarea”, dijo en Radio Programas del Perú.

En un comunicado oficial, Petro Perú reconoce que asumió el cuidado médico de un niño de la comunidad de Nazareth, "afectado al tener contacto con el crudo derramado", pero no precisa el porqué de este contacto.

Además, asegura que ha iniciado un proceso de investigación para determinar si se ha contratado a menores de edad "y en caso se compruebe ello, se procederá a sancionar a los funcionarios involucrados, ya que dichas prácticas no están permitidas por las normas de la Empresa".

publicidad

Los familiares mayores de estos niños también han sido contratados para trabajar los próximos tres meses en la limpieza de los ríos. El trabajo se hace de manera artesanal y precaria. Sin uniformes. Nadie ha ido a advertirles a ellos los riesgos que corren. Sobre esto la empresa no se ha pronunciado.

Nazareth, es una comunidad indígena con unos 2,000 habitantes que viven de la pesca y la agricultura. Las familias cultivan yuca, plátano y cacao para su propio consumo y para su venta.

Este derrame, el tercero del año en esta zona, dejará un problema de salud pública prácticamente irreversible. A las autoridades les preocupa que las lluvias puedan extender el daño otras comunidades y ecosistemas en cualquier momento.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad