publicidad

Reportan la caza furtiva de 1,160 rinocerontes en Sudáfrica en 2015

Reportan la caza furtiva de 1,160 rinocerontes en Sudáfrica en 2015

Aunque menos que el año anterior, más de mil rinocerontes murieron a manos de cazadores furtivos en el 2015

Reportan la caza furtiva de 1,160 rinocerontes en Sudáfrica en 2015 Gett...

La organización conservacionista StopRhinoPoaching.com asegura que en 2015 han muerto en Sudáfrica a manos de cazadores furtivos 1,160 rinocerontes. El recuento no es oficial, pero vuelve a disparar las alarmas sobre la situación de este animal único del que la UICN estimaba en 2010 que quedaban unos 25.000 ejemplares, la mayor parte de ellos en este país africano.

Para la fundadora de StopRhinoPoaching.com, Elise Daffue, que no da detalles sobre cómo se ha realizado el recuento, esta cifra supondría un ligero avance en la persecución de la caza furtiva, pues estaría por debajo de las 1,215 muertes del año 2014 y rompería por primera vez la tendencia ascendente de los últimos 9 años. Sin embargo, lo cierto es que, de verificarse, esta cifra de 2015 sería la segunda más alta desde el año 2000, evidenciando de nuevo la masacre que sufre este animal para conseguir sus cuernos.

publicidad

En concreto, como detalla esta misma organización conservacionista en su página web, en el año 2010 el número de rinocerontes asesinados fue de 333, en 2011 de 448, en 2012 de 668, en 2013 de 1,004 y en 2014 de 1,215.

A la espera de que el Gobierno de Sudáfrica difunda sus propias estadísticas para 2015, para otros conservacionistas el recuento final de este último año es todavía más negro. La ecologista Allison Thomson, quien considera que el número de rinocerontes muertos en 2015 es mayor a 1,160, dijo el sábado en un email a The Associated Press que aumentaron los rinocerontes huérfanos cuyas madres murieron por la cacería ilegal.

"Los datos no reflejan el daño colateral de los rinocerontes que mueren luego de ser víctimas de un intento de caza furtiva ni los cadáveres que están entre la maleza y aún no se encuentran", dijo Thomson.

Para esta ecologista, el Gobierno intenta minimizar el problema de la caza ilegal de rinocerontes al actualizar con menos frecuencia las estadísticas de la cacería furtiva. Por su parte, Edna Molewa, ministra de Medio Ambiente de Sudáfrica, informó que el gobierno está comprometido en proporcionar información precisa y oportuna.

Los cazadores furtivos han perseguido a los rinocerontes para cubrir la demanda creciente de sus cuernos en partes de Asia, particularmente en Vietnam. Los consumidores creen que los cuernos del rinoceronte tienen beneficios medicinales, pero no hay evidencia científica que respalde esa creencia.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad