publicidad
Ciudad de México

Legisladores avalan convertir al DF en un estado más

Legisladores avalan convertir al DF en un estado más

El proyecto fue remitido a los Congresos de los estados para su ratificación.

Ciudad de México
Ciudad de México

El Senado de México aprobó los cambios realizados por la Cámara de Diputados a la minuta que reforma diversas disposiciones de la Constitución y que establece a la Ciudad de México como un estado más de la República, con autonomía en su régimen interior y en su organización político-administrativa.

El proyecto de decreto fue aprobado con 74 votos en favor, 20 en contra y una abstención, y fue remitido a los Congresos de los estados para su ratificación.

Al fijar la postura del grupo parlamentario del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), Ana Lilia Herrera apuntó que "mayores facultades deben conllevar mayores responsabilidades", y deberá haber un trato equitativo con el resto de las entidades federativas, especialmente en la repartición de recursos y rendición de cuentas.

¿Qué implica este cambio?

La nueva entidad se llamará Ciudad de México. Tendrá su Constitución propia y será encabezada por un gobernador. Se va a mantener la figura del jefe de gobierno del DF, quien podrá nombrar al procurador de Justicia y al Jefe de la Policía capitalina. Además la Asamblea Legistlativa del DF se convertirá en un Congreso local y será electa mediante el voto de los capitalinos.

Durante el debate, el senador Víctor Hermosillo, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), se pronunció también porque se apliquen en la Ciudad de México las mismas reglas fiscales y presupuestales que en los estados, "y entonces veremos si son o no suficientes".

publicidad

"Si los capitalinos ya se decidieron a ser un estado más, pueden tener la seguridad de que los demás estados van a vigilarlos", advirtió al exigir que la capital pague sus propios servicios en temas de educación, salud y otros ámbitos, sin gozar con un subsidio privilegiado en el presupuesto federal.

Al respecto, el senador Marco Antonio Blásquez, del izquierdista Partido del Trabajo, advirtió de que en la capital no se dan dádivas, y que los beneficios son programas sociales "que ojalá hubiera en todo el país".


Tras la aprobación del dictamen, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal reconoció la aprobación de la reforma política de la Ciudad de México como un hecho que sin duda marcará un avance histórico para la capital mexicana.

"La modificación constitucional contribuye sin duda al avance efectivo de un proceso de federalización, además de garantizar la certeza jurídica y el goce y ejercicio de los derechos de los habitantes de la capital del país", sostuvo.

Apuntó que con esta reforma, que había sido aprobada el 9 de diciembre por la Cámara de Diputados, se reconoce la autonomía para el régimen interior de la ciudad y su organización política, así como la soberanía del pueblo capitalino, la cual será ejercida a través de los poderes de la Ciudad de México, facultada para darse una Constitución local propia.

publicidad

Además, expuso, resulta importante que se conserve la sede de los poderes federales y se delimite el marco competencial de las autoridades locales y federales, a fin de evitar toda injerencia o intervención indebida en los asuntos internos de la ciudad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad