publicidad
Theresa May, primera ministra británica, anuncia el adelanto electoral frente a su residencia en Downing Street.

Primera ministra británica busca reforzarse ante el Brexit con un adelanto de elecciones

Primera ministra británica busca reforzarse ante el Brexit con un adelanto de elecciones

Theresa May anunció sorpresivamente la convocatoria para el 8 de junio y la justificó afirmando que "necesitamos un liderazgo seguro, fuerte y estable para afrontar el Brexit e ir más allá".

Theresa May, primera ministra británica, anuncia el adelanto electoral f...
Theresa May, primera ministra británica, anuncia el adelanto electoral frente a su residencia en Downing Street.

La primera ministra británica, Theresa May, sorprendió este martes a su país al anunciar de manera inesperada el adelanto de las elecciones generales para el próximo 8 de junio. La política conservadora justificó su decisión porque "necesitamos un liderazgo seguro, fuerte y estable para afrontar el Brexit", para referirse a las complejas negociaciones para abandonar la Unión Europea.

May salió a la puerta de su residencia en Downing Street y explicó que los británicos deberán ir a las urnas en menos de tres meses, en lugar de esperar a 2020 cuando se agotaba su mandato. "Necesitamos unas elecciones generales y las necesitamos ahora", alegó May.

publicidad

Entre los argumentos para defender su decisión, la primera ministra británica hizo referencia a la fuerte división que existe en el país tras el voto del 23 de junio por el que los británicos decidieron, por escaso margen y contra el pronóstico de las encuestas, abandonar la Unión Europea.

Pese a que aparentemente esta jugada política pudiera parecer un salto en el vacío que añade más incertidumbre a la actual situación en Reino Unido, May es consciente de su fuerte liderazgo en las encuestas de intención de voto. El Partido Conservador se sitúa entre 17 y 21 puntos por encima del Partido Laborista, principal grupo de la oposición.

¿Cómo nos afecta el "Brexit"? Univision

El líder de los laboristas, Jeremy Corbyn, recogió el órdago y anunció que apoyará la convocatoria cuando finalmente May la presente este miércoles de manera oficial en el Parlamento. "Doy la bienvenida a la decisión de la primera ministra de ofrecer a los británicos la posibilidad de votar por un Gobierno que ponga por delante los intereses de la mayoría", dijo Corbyn.

Las palabras de May este martes contradicen la postura que la primera ministra ha mantenido por las últimas semanas en las que descartó el adelanto electoral. Ahora, sin embargo, "llegó a la conclusión" de esta necesidad, aunque reconoció que con "reticencias", ante las divisiones que ha constatado a la hora de negociar con el Brexit. El anuncio de May se produjo menos de mes después de que el país iniciara oficialmente su separación de la Unión Europea.

publicidad

En su declaración, la primera ministra afirmó que el laborismo de Jeremy Corbyn ha amenazado con votar en contra del acuerdo final al que llegue el Reino Unido con el bloque europeo, mientras que los independentistas escoceses del SNP se oponen -dijo- al trabajo que el Gobierno está haciendo sobre el Brexit.

"En este momento de enorme significado nacional, debería haber unidad aquí en Westminster, pero hay en cambio división. El país se está uniendo, pero Westminster no", agregó. "El Partido Laborista ha amenazado con votar en contra del acuerdo final que alcancemos. Los liberal-demócratas amenazan con paralizar la acción del Gobierno. La Cámara de los Lores y sus integrantes no electos han prometido luchar a cada paso", añadió May. Por eso, afirmó que su administración va a necesitar un nuevo mandato para impulsar el Brexit durante la que seguramente será una difícil negociación con Bruselas.

La decisión fue fuertemente criticada en Escocia, donde la ministra principal, Nicola Sturgeon, echó en cara a May el querer imponer un Brexit "duro". Sturgeon, que defiende un nuevo referendo de independencia en Escocia para así poder permanecer en la Unión Europea, llamó a los escoceses "defender su región".

Tras el anuncio de May, la libra esterlina se revalorizaba un 0.88% frente al dólar hasta situarse en 1.267 dólares, mientras que frente a la divisa europea subía un 0.44% hasta 1.1857 euros.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad