publicidad

Adiós a uno de los animales más icónicos del Zoológico

Adiós a uno de los animales más icónicos del Zoológico

Uno de los animales más icónicos del parque Zoológico de Houston dejó de existir

Uno de los animales más icónicos del parque Zoológico de Houston dejó de existir.

Se trata de Smaug, un dragón de Komodo de 17 años de edad que vivía en el zoológico desde el año 2001.

De acuerdo a un artículo publicado en el un blog del zoológico, Smaug tuvo que ser sacrificado de manera humanitaria tras descubrirse que sufría de una complicada condición en la médula espinal. Luego de practicarle exámenes de resonancia magnética y tomografía computarizada, se encontró que esta condición era severa. La calidad de vida del lagarto se deterioró debido a que no podría desplazarse.

El personal del parque tomó medidas extraordinarias para proporcionarle comodidad al pesado lagarto, que pesaba más de 200 libras. De hecho, el año pasado Smaug habría recibido tratamiento para una compleja condición de debilidad en una de sus extremidades delanteras. Este esfuerzo en pro de la salud y bienestar del dragón fue reconocido por el diario The Washington Post.

publicidad

Durante los últimos 18 meses, Smaug había sido tratado por diferentes especialistas, incluyendo un veterinario quiropráctico, un neurólogo especialista en veterinaria y un ortopedista. Los especialistas determinaron que el problema en la médula espinal no estaba relacionado con la condición en extremidad delantera.

Smaug era uno de los animales favoritos del personal de zoológico y también de visitantes. El muy querido dragón de Komodo participaba en una actividad educativa del parque conocida como “Enrichment Day” y también en el “Feast with the Beast”, donde los visitantes podían verlo devorando huevos de codorniz.

“Smaug fue embajador increíble de su especie y lo extrañaremos” dijo Sharon Joseph, un directivo del parque. “La decisión de terminar con la vida de un animal nunca es fácil, pero lo hacemos porque su bienestar es una prioridad”, agregó.

Los dragones de Komodo son nativos de las islas Lesser Sunda en Indonesia y se consideran el lagarto grande en el mundo.  Su especie está incluida en la lista de animales en riesgo de extinción por parte de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad