publicidad
Investigadores rusos junto a restos, equipajes y efectos personales de los pasajeros un día después del accidente de un avión operado por una compañía rusa en la península del Sinaí, en Egipto, que dejó 244 muertos, el 1 de noviembre de 2015. (Foto AP/Amr Nabil)

Medios egipcios critican posturas de EEUU y Gran Bretaña con relación al avión ruso

Medios egipcios critican posturas de EEUU y Gran Bretaña con relación al avión ruso

Los principales medios de Egipto considentan que Londres y Washington se anticiparon a los resultados de la investigación sobre el siniestro.

Investigadores rusos junto a restos, equipajes y efectos personales de l...
Investigadores rusos junto a restos, equipajes y efectos personales de los pasajeros un día después del accidente de un avión operado por una compañía rusa en la península del Sinaí, en Egipto, que dejó 244 muertos, el 1 de noviembre de 2015. (Foto AP/Amr Nabil)

Los medios de comunicación egipcios agitaban la teoría de un "complot angloestadounidense", respondiendo así a las capitales occidentales que han privilegiado públicamente la tesis de un atentado del grupo yihadista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en el siniestro del avión ruso.

Una caricatura ilustraba este martes la portada del diario gubernamental Al Ahram comparando esta situación con la "agresión tripartita", como llama El Cairo a la guerra de Suez desencadenada en 1956 contra Egipto por Francia, Reino Unido e Israel.

La caricatura representa a un anciano diciendo a un joven: "esto que pasa en el Sinaí me recuerda la agresión tripartita de 1956". El joven, que viste una camiseta con la inscripción "Amo a Egipto", responde: "En efecto, nuestros enemigos son los mismos desde hace 60 años. Pero, ganaremos, pues Dios así lo quiere".

Lea: ¿Cómo pueden meter una bomba en un avión?

Gran Bretaña y Estados Unidos fueron los primeros países en evocar la hipótesis de un acto "terrorista" para explicar el siniestro del Airbus de la compañía rusa Metrojet, que el 31 de octubre despegó con destino a San Petersburgo (Rusia) desde Sharm el Sheij (Egipto) con 224 personas a bordo, la mayoría rusos.

Luego, después que Moscú cambiara radicalmente de idea el sábado, Francia, Israel y otros países admitieron la hipótesis de una bomba colocada en el interior del aparato, lo más probable por parte de un pasajero o un miembro del personal de tierra del aeropuerto.

publicidad

Algunas horas después de la tragedia, la rama egipcia del ISIS afirmó haber "derribado" el avión en el desierto del Sinaí, bastión de los insurgentes, donde multiplican sus ataques mortíferos contra la policía y el ejército egipcios.

El Cairo, que afirma que no puede sacarse ninguna conclusión antes de finalizar una "larga" investigación, consideró que Londres y Washington se anticiparon a los resultados de la misma. Además, criticó la decisión de Londres de repatriar casi inmediatamente a unos 20,000 británicos presentes en Sharm el Sheij.

Los medios egipcios, en su gran mayoría, comenzaron a hablar inmediatamente de un "complot angloestadounidense" destinado a "vengarse" del acercamiento entre El Cairo y Moscú, que ha quedado patente por las numerosas visitas al presidente ruso Vladimir Putin por parte de su homólogo egipcio Abdel Fatah al Sisi, después de que éste derrocara a su antecesor electo, el islamista Mohamed Mursi, en julio de 2013.

Sin embargo, Rusia siguió rápidamente los pasos de Gran Bretaña, seis días después del drama, comenzando a repatriar masivamente a sus 80,000 turistas y prohibiendo los vuelos comerciales a Egipto. El lunes, el primer ministro Dimitri Medvedev terminó de hundir el clavo al admitir la "posibilidad de un acto terrorista".

publicidad

Lea también: Putin ordena suspender vuelos rusos a Egipto

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
La Conferencia de Acción Política Conservadora desconvocó a Milo Yiannopoulos, quien era editor de Breitbart News, a un acto este viernes al que tiene previsto asistir y hablar el presidente Donald Trump. Tras la polémica Yiannopoulos anunció su dimisión.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
publicidad