publicidad
Policías habrían violado en su patrulla a mujeres que arrestaban

Acusan a policías de Los Ángeles de abusar sexualmente de mujeres que arrestaban

Acusan a policías de Los Ángeles de abusar sexualmente de mujeres que arrestaban

Dos uniformados del LAPD son acusados de violar repetidas veces a mujeres que arrestaban en Hollywood

Dos uniformados del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) han sido acusados de abusar sexualmente de mujeres que arrestaban, una práctica que habrían realizado en repetidas ocasiones durante tres años mientras patrullaban el área de Hollywood.

La Fiscalía de Distrito del Condado de Los Ángeles informó este miércoles que presentó cargos en contra de James Nichols, de 44 años de edad, y Luis Valenzuela, de 43.

De acuerdo con la acusación, Nichols y Valenzuela fueron asignados en 2008 a una patrulla de la División Hollywood del LAPD.

Desde entonces y hasta el año 2011, señalan los fiscales, los dos policías empezaron a abusar sexualmente al menos de cuatro mujeres a las que solían arrestar por delitos relacionados con drogas.

Policías habrían violado en su patrulla a mujeres que arrestaban
Policías habrían violado en su patrulla a mujeres que arrestaban

Los policías violaban y obligaban a las mujeres a que les hicieran sexo oral hasta en la misma patrulla, destaca la acusación.

Nichols y Valenzuela tendrán que presentarse ante la corte este jueves y si desean pelear los cargos en libertad, tendrían que pagar fianza de casi 4 millones de dólares cada uno.

Las víctimas tenían 19, 24, 25 y 34 años en el momento en que iniciaron los abusos, precisó la Fiscalía.

Los policías cometieron la mayoría de las violaciones -sino es que todas-, refiere la acusación, cuando estaban en funciones.

Además de los cargos por violación y abuso de autoridad, Valenzuela es acusado por apuntar con su arma de cargo a una de las mujeres.

De ser encontrados culpables, ambos policías podrían pasar el resto de sus días en prisión.

publicidad

El caso lo investigó el LAPD
El jefe del LAPD, Charlie Beck, dijo que están colaborando con la Fiscalía de Distrito en lo que calificó como un caso difícil.

“Cualquier oficial que abuse de la confianza pública no es bienvenido al LAPD”, declaró la tarde del miércoles en conferencia de prensa.

La investigación estuvo a cargo de la División de Robos y Homicidios del LAPD luego de que una de las víctima presentó una queja.

Beck aseguró que durante todo el tiempo que tomó la investigación los dos policías acusados no estuvieron trabajando.

A pesar de que como jefe del LAPD es difícil reconocer y presentar cargos en contra de dos de sus oficiales por cometer ese delitos, Beck recalcó que se siente orgulloso de la corporación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad