publicidad
La pitón fue encontrada por una persona que hacía kayak enganchada a una plataforma a varios metros de la costa.

La pitón birmana, ¿una nueva amenaza para las playas de Florida?

La pitón birmana, ¿una nueva amenaza para las playas de Florida?

Malas noticias para quienes llevan años tratando de luchar contra la pitón birmana en Florida. Hay señales de que esta especie invasora se ha adaptado también al agua del mar. Si no se controla, puede convertirse en una mayor amenaza para la fauna local.

La pitón fue encontrada por una persona que hacía kayak en...
La pitón fue encontrada por una persona que hacía kayak enganchada a una plataforma a varios metros de la costa.

MIAMI, Florida.- La alerta la lanzó el Parque Nacional de Biscayne en su página de Facebook. A mediados de noviembre, un hombre que practicaba kayak en los alrededores de una plataforma artificial en la bahía de Biscayne, en el sur de Florida, vio una pitón de 9 pies de largo (2.7 metros) enredada en la estructura de madera y metal.

Poco después, los técnicos de gestión de agua del distrito del sur de Florida, a quien pertenece la plataforma, se encontraron a la serpiente y rápidamente la retiraron de la estructura. Ahora la pitón cumple funciones de entrenamiento y es utilizada para educar a la gente sobre la invasión de ese tipo de reptiles, la forma de capturarlas y "eliminar a estos desagradables invasores", se puede leer en el post del parque nacional.

publicidad

El avistamiento de este tipo de serpiente no solo es el primero del que se haya tenido conocimiento en aguas saladas en el estado, sino que también es una muy mala señal para quienes llevan años tratando de controlar a esta especie foránea e invasora que supone una amenaza para la fauna local.

Para el biólogo de la Universidad de Florida, Frank Mazzotti, la noticia de que esta serpiente se ha adaptado al agua marina eleva a un nuevo nivel la guerra contra las pitones, según le dijo al diario Miami Herald. “Cuando ves algo así, ¿cuántos más habrá que no se vean?, se preguntó.

Esta especie es originaria del sudeste asiático.
Esta especie es originaria del sudeste asiático.

Que las pitones puedan vivir en agua no es una novedad. En Florida se han visto poblaciones de esta especie en agua dulce y en los manglares de los Everglades, su hábitat natural. Lo nuevo es su adaptación al agua salada.

Pero esta especie originaria del sudeste asiático ha demostrado tener una enorme capacidad de adaptación desde su llegada a Florida a principios de los 80, como apunta el herpetólogo Alejandro Solórzano.

"Estas serpientes no viven en el mar como las serpientes marinas propiamente, sino que es un medio al que se han adaptado para desplazarse de un sitio a otro. Es la forma como algunos animales logran colonizar islas y otros territorios y estamos viendo que esta pitón lo está logrando por su gran capacidad de adaptación", explica el experto costarricense a Univision Noticias.

publicidad

En ese sentido, un estudio de la Sociedad Geológica de EEUU publicado en 2015 confirmó algunos patrones de estas serpientes como que tendían a concentrarse en islas de los Everglades con árboles donde diferentes especies de pájaros anidan.

¿Son peligrosas?

El nuevo hallazgo podría significar que las pitones puedan llegar hasta las islas de la bahía de Biscayne donde habitan aves como cormoranes, pequeños mamíferos o tortugas y que éstas actúen como depredadores de la fauna local, como ya han hecho en la zona de los pantanos de los Everglades.

La plataforma donde fue encontrada la serpiente es de la corporación de...
La plataforma donde fue encontrada la serpiente es de la corporación de aguas del sur de la Florida y está a varios metros de la costa.

Por eso, el Parque Nacional de Biscayne ha recomendado a los visitantes estar pendientes para notificar a las autoridades si avistan el animal.

Y aunque hay que esperar para medir el impacto real de la presencia de pitones en aguas saladas, Solórzano aboga por que se tomen medidas para tratar de controlar la población para que las serpientes causen el menor impacto posible en la fauna local.

"Es una especie que fácilmente alcanza 4 ó 5 metros de largo cuando es adulta y pueden acceder a presas de gran tamaño: reptiles, todo tipo de mamíferos, aves… Esto implica que van a causar un impacto en las poblaciones de los animales autóctonos", explica.

Sin embargo, el experto cree que las pitones, que no son serpientes venenosas, no suponen un gran peligro para los humanos. "Pueden causar mordeduras dolorosas, pero esta serpientes básicamente no atacan a las personas con la intención de comerlas", apunta. "No somos una presa natural de ellas".

publicidad

El científico explica que los pocos casos registrados de ataques de estas serpientes a personas, las víctimas han sido cuidadores que le iban a poner una presa y los han enrrollado por error porque estaban "en su modo de comportamiento alimenticio".

El reto de la caza de pitones

Las pitones birmanas comenzaron a considerarse un problema en Florida a principios de la década del 2000.

Muchas de ellas llegaron como mascotas de personas que querían animales exóticos desde los años 80. Se cree que una combinación de dueños irresponsables que se cansaron de ellas y las botaron en lugares indebidos y la destrucción de unas instalaciones que albergaban algunos de estos ejemplares por el huracán Andrew hizo que muchas de las pitones birmanas quedaran en libertad y comenzaran a multiplicarse en los Everglades.

El director del reto de la caza de pitones Nick Wiley y el comisionado B...
El director del reto de la caza de pitones Nick Wiley y el comisionado Bergeron en la edición de 2016.

Para tratar de controlar el número de pitones birmanas en los Everglades, la Comisión para la Conservación de la Pesca y Vida Salvaje de Florida (FWC, por sus siglas en inglés), creó a principios de esta década el reto de la caza de pitones por el que se premia a los que se hagan con más ejemplares y con las serpientes más grandes.

Este año, los participantes capturaron 106 serpientes de esa especie. Más de mil personas de 29 estados se inscribieron a la competición que ganó un equipo que cazó 33 ejemplares. "Cada pitón que se retira supone una diferencia para la fauna local", dijo en la entrega de premios el comisionado de la FWC Ron Bergeron.

Pero los expertos creen que, aunque iniciativas como estas ayudan al control del número de ejemplares, su erradicación resulta casi imposible.

publicidad

"Es algo que ya no se puede frenar. Lo único que queda es tratar de ver cómo se mantiene un poco a raya la población", opina Alejandro Solórzano. Para él, lo ideal sería crear una ley para establecer temporadas de caza para controlar la población. "Tiene que haber un plan de regulación para que no crezca incontrolablemente. Erradicarlos es prácticamente imposible".

Mira las imágenes del concurso de la caza de pitones en Florida de este año:

Concurso de caza de pitones en Florida
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad