publicidad
Presuntos pandilleros acusados de tráfico sexual y tráfico de personas tenían su centro de operaciones en un apartamento del complejo Carriage Way, en el suroeste de la ciudad.

Cae una red de trata de indocumentadas en Texas que marcaba con tatuajes a sus víctimas

Cae una red de trata de indocumentadas en Texas que marcaba con tatuajes a sus víctimas

La acusación dice que los cabecillas tatuaban sus nombres o apodos en las mujeres para identificarlas como su propiedad. Los acusados son presuntos miembros de la pandilla Southwest Cholos.

Arrestan a once presuntos pandilleros y rescatan a siete víctimas de tráfico humano en Houston Univision

HOUSTON, Texas. – Una red que operaba burdeles en Houston y en Cancún, México, formada por 22 presuntos miembros de la pandilla Southwest Cholos, fue desmantelada tras una investigación conjunta de varias agencias del orden, según informó el Departamento de Justicia.

Los individuos fueron acusados de múltiples delitos por un jurado federal el 2 de noviembre, incluidos trata de personas, tráfico sexual, comercio ilegal de armas y robo de identidad. 11 de ellos fueron arrestados el pasado martes, otros dos ya estaban bajo custodia de las autoridades y los restantes se encuentran fugitivos.

Relacionado
Carlos González es buscado por las autoridades del condado Harris...
Recompensa de 10,000 dólares por pistas que lleven a captura de un pandillero de la MS-13 acusado de matar a su novia

Según los documentos de la acusación, establecieron burdeles en apartamentos de diferentes sectores de Houston, pero su centro de operaciones estaba ubicado en el complejo Carriage Way en el suroeste de la ciudad. En este lugar también se realizaban transacciones de drogas y tráfico de armas.

"Tatuaban sus nombres o apodos en las víctimas"

Los miembros de este grupo delictivo presuntamente prometían a inmigrantes indocumentadas que podrían trabajar en un restaurante para pagar la deuda contraída durante su viaje a Estados Unidos. Sin embargo, después de llegar a Houston, se les informaba de que en realidad tenían que trabajar como prostitutas en los burdeles que el grupo controlaba.

Si las víctimas se negaban a prostituirse o no lograban ganar suficiente dinero, los acusados las presionaban con amenazas de violencia en su contra y en contra de sus familias.

publicidad

El documento de la acusación también indica que los presuntos pandilleros "tatuaban sus nombres o apodos en las víctimas para identificarlos como su propiedad y mostrar el control que tenían sobre ellas".

Las autoridades lograron identificar al menos a seis víctimas de la operación, entre las cuales había una jovencita de 14 años. Durante los arrestos de los acusados, otras siete víctimas fueron halladas en los burdeles.

Involucrados también en el tráfico de personas

Además, algunos de los acusados formaban parte de una operación adicional de contrabando de personas. Al menos nueve inmigrantes fueron trasportados desde casas de seguridad en el Valle del Río Grande controladas por algunos de los acusados, según los documentos judiciales. Dos ciudadanos chinos pagaron a los traficantes más de 40,000 dólares cada uno.

Durante el operativo del arresto de los sospechosos, otros 16 inmigrantes indocumentados fueron hallados en casas de seguridad. Participaron en su ejecución el FBI, la oficina del sheriff del condado Harris, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) la policía de Houston y el Centro para Control de Pandillas de Texas, entre otros.

Las autoridades solicitan que cualquier persona con información sobre los fugitivos contacte a la oficina local del FBI en Houston al 713-693-5000.

publicidad

Vea También:

El ‘Triángulo Dorado’, la zona más disputada por el narco
Más de 100 personas vinculadas con el tráfico de personas fueron capturadas por la policía de Houston Univision
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad