publicidad
Tráfico sexual. Imagen de archivo.

Condenan a 30 años en prisión a un joven de Houston por prostituir a menores de edad

Condenan a 30 años en prisión a un joven de Houston por prostituir a menores de edad

Antonio Rasheed Benjamin, alias ‘Papi P’, convencía a las jovencitas para que se prostituyeran y trabajaran en clubes de stripers con promesas de darles una vida de lujos. Las menores eran forzadas a producir al menos 100 dólares al día.

Tráfico sexual. Imagen de archivo.
Tráfico sexual. Imagen de archivo.

HOUSTON, Texas. - Antonio Rasheed Benjamin, un joven de 22 años de edad, fue condenado a 30 años en prisión por un tribunal federal luego de haberse declarado culpable, en abril pasado, de delitos relacionados con explotación sexual con fines comerciales de dos menores.

Relacionado
Marvin Lewis, de 40 años, fue sentenciado a 77 años en pri...
Este ladrón de joyas llevaba una vida de lujos y ahora enfrenta una condena de 77 años en prisión


La jueza de distrito, Melinda Harmon, dictaminó que aparte del tiempo en prisión, Benjamin deber cumplir 10 años de libertad supervisada. En ese periodo tendrá que acatar varios requerimientos diseñados para restringir su acceso a los niños y al internet. Asimismo, será registrado como ofensor sexual.

publicidad

La investigación en contra de Benjamin, conocido también como ‘Papi P’, inició luego de que una chica contactó a las autoridades y aseguró que el acusado la había agredido en marzo 2016.

Fue así que oficiales de la Alianza de Rescate de Víctimas de Tráfico Humano descubrieron que el joven convenció a las dos menores de entrar en el mundo de la prostitución, prometiéndoles una vida de lujos y riqueza. El joven hizo los arreglos para que ambas trabajaran para él como stripers y prostitutas. Las transportaba a clubes, alquilaba cuartos de hotel y publicaba anuncios ofreciendo a las chicas en la página de internet Backpage.com. Luego se quedaba con el dinero que ellas generaban.

Una de las víctimas dijo que se sentía obligada a vivir con Benjamín y era forzada a prostituirse. Él se sentaba a su lado y le decía qué contestarles a los clientes cuando hablaba con ellos por teléfono. La joven también relató que mientras estaba con él, trabajaba todos los días y atendía entre dos o más clientes por noche. Otra víctima afirmó que las muchachas que trabajaban para él, desnudándose en los clubes, tenían que ganar 100 dólares por noche o "había consecuencias".

En más de una ocasión, Benjamin dejó a una de las víctimas varada en lugares desconocidos. Otra joven contó un incidente en el que el acusado le había dado un puñetazo en el pecho y le dolió durante días.

publicidad

Benjamin ha estado y permanecerá en custodia de las autoridades hasta que se determine la prisión a la que será transferido.

Vea también:

Estas son las víctimas de la matanza en Plano, Texas
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad