publicidad

¿Para qué sirve tener sexo diario?

¿Para qué sirve tener sexo diario?

Además del placer evidente, el sexo tiene beneficios para tu salud que no imaginarías.

Conoce los beneficios que el sexo diario le trae a la salud.

Por Andrea Meirelle


Existe un elemento antiestrés, rejuvenecedor, relajante; es orgánico y libre de gluten, favorece la circulación sanguínea, mejora nuestras conexiones neuronales, previene el Alzheimer y reduce el riesgo de mortalidad prematura.

No, no es un multivitamínico. Tampoco una crema o medicamento.

Se trata de uno de los placeres más absolutos que se conocen, al que (casi) nadie permanece indiferente; unos lo buscan con vehemencia y otros renuncian a él; se le adjudica la caída de la humanidad y su iluminación por igual, de no ser por él tú y yo no estaríamos aquí: el sexo.


Vea también: 5 superfoods perfectas para la salud sexual


Un asunto de cuidado diario

Pese a que está en anuncios, novelas, realities y por toda la red, casi nunca le damos la importancia que merece en nuestro día a día; como si fuera un vestido o una vajilla fina, lo dejamos para ocasiones especiales o como asunto aspiracional: cuando baje de peso, cuando haya tiempo, hasta que los hijos crezcan.

Es interesante cómo cumplimos puntualmente con todo lo establecido, lo tedioso y lo obligatorio a diario, pero relegamos el placer o intentamos reemplazarlo con alimentos, compras, atención ansiosa a cualquier dispositivo móvil a nuestro alcance o dando detalle de cada aspecto de nuestras vidas en redes sociales. Según el Pew Research Center, los latinos en Estados Unidos son los mayores usuarios de redes sociales desde 2013, y entre nuestros contactos no falta quien suba selfies todos los días, lo que significa que se es parte del porcentaje que, según la Van Wageningen University, en Holanda carece vida sexual. 

publicidad

No estoy segura de por qué alguien preferiría publicar 45 imágenes al mes y tener relaciones sexuales sólo dos veces en el mismo periodo. Ignoro por qué se preferiría un café cuando se puede observar, lamer, tocar, oler, dejar sin ropa y sin aliento a otro, y saborear el éxtasis, ese momento en el que uno parece salirse del mundo, para olvidarlo todo por un instante y volver vivificado.

Quizá sean los frenos culturales, religiosos y familiares que prevalecen. La sexóloga y terapeuta Charley Ferrer asegura que el sexo aún es un tema tabú para los hispanos; asimismo, la información que se recibe sobre temas sexuales se enfoca en el aspecto reproductivo y las enfermedades de transmisión, es raro que se mencione el goce, los beneficios a la salud y cómo es una manera de vincularse con uno mismo y con los otros. La especialista añade que la falta de información se traduce en dificultades para alcanzar el orgasmo, como la disfunción eréctil y la incapacidad de reconocer y comunicar nuestras necesidades, preferencias y fantasías.


Vea también: ¿Qué ocurre en el orgasmo?


24/7

En tiempos recientes, diversas parejas se han aventurado a mantener relaciones todos los días por meses o durante un año. Los casos más célebres son los de Doug y Annie Brown con 101 días consecutivos, plasmados en el libro How One Couple Turned Off The TV and Turned On Their Sex Lives For 101 Days (No Excuses!) en el que relatan cómo superaron el cansancio, la rutina y adquirieron una comunicación más honesta, porque el deseo de ambos aumentó. Descrita como una pareja profundamente católica, ahora ambos recomiendan apagar la televisión, la computadora y hacer del sexo una prioridad.

publicidad

Lo mismo con la bloguera Brittany Gibbons, quien cumplió el año y  escribió que dejó de ser una obligación para ser el momento de mayor paz y alegría del día. Al igual que los Brown, ella y su pareja lograron conectarse de una manera más profunda, se sintieron más atractivos y deseados. Ambos matrimonios constataron los beneficios para la piel, perdieron peso, mejoraron su autoestima y volvieron a la etapa de conquista, flirteaban, se enviaban mensajes todo el tiempo.

La lista continúa. El neuropsicólogo David Weeks, ex jefe de Psicología para la Tercera Edad del Hospital Real de Edimburgo, realizó un estudio con 3,500 individuos de diferentes edades que duró una década, en el que constató que las personas de entre 40 y 50 años que se mantenían más jóvenes tenían relaciones sexuales una media de tres veces por semana. Mucho mejor que invertir en costosas cremas, cirugías, dietas y rutinas extremas. Asimismo, la sexóloga norteamericana Gloria G. Bramer afirmó que el orgasmo es una de las cosas más saludables que podemos darnos cada día y añadió que procurar el sexo debería ser tan importante en nuestra rutina como el cepillado de dientes o lavarse el cabello. 

Cabe mencionar que no existe una frecuencia estándar y que hay gente a la que sencillamente no le interesa, ni lo necesita tanto como otros, pero debemos recordar que el placer es un hábito: entre más los practicamos, aumenta la experiencia, el placer y nos damos la posibilidad de percibirlo y experimentarlo como lo que debería ser, una actividad sana y deseable (no importa si no se tiene pareja, pues con la masturbación también se consiguen grandes beneficios).

publicidad


publicidad
publicidad
El nuevo funcionario manifestó que algunas prioridades son revisar el sistema, arreglar lo que no funciona, fortalecer lo que da resultado e implementar reformas. El alcalde hizo énfasis en que se debe proteger a cada niño de la ciudad.
Los pequeños enviarán sus trabajos al presidente Trump para pedirle que se ponga en los zapatos de las familias indocumentadas. Los organizadores de la iniciativa quieren solicitar una reunión entre el presidente y este grupo de niños.
Haga una mezcla con aceite de coco, aceite de oliva, azúcar morena, miel y mascarilla de cabello para exfoliarlas. Puede hidratar sus manos con crema y, en caso de mucha resequedad, puede dormir con guantes de algodón.
El documental está dirigido por el periodista Marcel Mattelsiefen y está nominado a un Oscar este fin de semana. Con su obra, Mattelsiefen pretende impactar al mundo sobre este tema crucial.
publicidad