publicidad
Martin Greenfield ha sido el sastre de emblemáticos personajes en Estados Unidos

¿Qué tienen en común Barack Obama y Donald Trump?

¿Qué tienen en común Barack Obama y Donald Trump?

Aunque sus cuerpos y sus ideas son radicalmente diferentes, en materia de estilo el presidente de los Estados Unidos y el candidato republicano tienen más cosas en común de las que se sospecha, todas las mañanas eligen en su clóset trajes del mismo sastre.

Martin Greenfield ha sido el sastre de emblemáticos personajes en Estado...
Martin Greenfield ha sido el sastre de emblemáticos personajes en Estados Unidos

Caminan la vida por lugares distintos. Militan en partidos con ideas contrarias y su porte y estatura distan millas de ser la misma. Sin embargo, en la intimidad de su clóset, todas las mañanas, Barack Obama y Donald Trump comulgan en una misma cosa: al elegir el traje que les servirá de coraza para las largas jornadas políticas, ambos visten trajes hechos por las mismas manos, por los mismos sastres.

Mucha incógnita había merodeado la procedencia de los trajes de Donald Trump. Ya sabíamos que sus corbatas eran de su propia marca y que además se producían en China (a pesar de sus condenas a los que fabrican en ese país y no contratan industria local), pero recientemente, El New York Times resolvió el misterio al lograr que el vocero de la campaña del candidato presidencial revelara los nombres de las marcas que le dan vida a sus vestidos.

publicidad

Lejos de cualquier sorpresa al republicano lo viste la marca del sastre radicado en Brooklyn, Martin Greenfield y la casa europea, Brioni. Sí, las mismas de la predilección de Barack Obama.

En entrevista al Whashington Examiner, Martín Greenfield un inmigrante europeo que sobrevivió al campo de concentración de Auschwitz y que fundó su primera tienda en 1945, ha confesado que “virtualmente todos los trajes que ha llevado Barack Obama desde febrero de 2011, los ha hecho él”.

Donlad Trump es así solo un político más que se ha sumado a la lista de personalidades que como Obama, Collin Powel, Michael R. Bloomberg, Messrs Paul Newman y hasta Michael Jackson han admitido la relevancia de contar con un buen sastre que comande el armario.

El look más tradicional de Donald Trump.
El look más tradicional de Donald Trump.

Encontrar a alguien que logre esa magia de que la línea del hombro del saco coincida perfectamente con el ancho de la espalda, de que el largo de las mangas sea el justo para que se insinúen ligeramente los puños de la camisa al doblar los brazos y para que el largo del pantalón coquetée exactamente con la suela del zapato es un tesoro, uno por el que los políticos están dispuestos a pagar entre 1,800 y 2,700 dólares que es lo que cuesta en promedio un traje de Greenfield.

Este emblema sartorial no suele hablar de sus clientes antes de que ellos lo mencionen a él como su costurero de cabecera. Por eso, aún no sabemos muy bien qué piensa de Donald Trump como cliente. Sabemos sí, por el contrario, que Barack Obama le resulta con un cuerpo perfecto “como el de un maniquí con su 40 de largo con sus impresionante 33,5 de cintura” y que le gustan las telas italianas, "las más suaves y cómodas al tacto".

Este es uno de los looks con el que más se ha fotografiado a Barack Obama.
Este es uno de los looks con el que más se ha fotografiado a Barack Obama.

Aunque mucho se ha condenado a Donald Trump por llevar (como los villanos) siempre el mismo vestido, que costa de un traje azul navy, una camisa blanca y una corbata roja, no es difícil
reconocer que ese mismo estilo está entre las predilecciones de Barack Obama, fotografiado tantas veces con el mismo uniforme de la elegancia con una predilección por llevar la corbata azul.

Cierto, cada uno lleva una extensión muy distinta de su corbata, mientras la de Donald Trump amenaza con ser más larga cada vez y superar la línea de la pretina del pantalón, que es la medida justa, Barack Obama ni siquiera se pone una para conocer a los Duques de Cambridge, pero en resumidas cuentas ambos aman una misma idea de estilo.

Martín Greenfield asegura que sus clientes, solo lo son porque también son sus amigos, solo en esa intimidad un sastre logra traducir las particularidades de cada cuerpo a un traje perfecto sin necesidad de medirlo tres veces y hacer extenuantes jornadas con alfileres y tizas para hacer ajustes como es la costumbre. Habrá que ver si después de Gerald Ford, Bill Clinton y Obama, Greenfield logra sumar un presidente más a su refinada lista.

publicidad

Lea también:

Los amantes de la Casa Blanca: Michelle y Barack Obama celebran 24 años de casados

Un cuarto de siglo después, Michelle y Barack Obama siguen celebrando su amor
publicidad
publicidad
La crítica del presidente al senador demócrata Al Franken sorprende por cómo contrasta con el prudente silencio que ha mantenido en el caso del candidato republicano a senador por Alabama, Roy Moore, a quien varias mujeres acusan de "conducta inapropiada" cuando ellas eran menores de edad.
Un programa creado por el Congreso en 1996 que permite la deportación acelerada de ciertos inmigrantes con o sin papeles, y que se implementa hasta 100 millas de la frontera, podría ser ampliado a nivel nacional, reconoció el Departamento de Seguridad Nacional.
Chikybombom, Chiquis Rivera y Shannon de Lima, entre las celebridades que estuvieron en la mira de nuestra fashionista.
Lorenzo Méndez anduvo solo durante aproximadamente 40 minutos en la alfombra roja. Al llegar su novia, él nos contó cómo manejan los tiempos y qué tan complicados son con temas como los celos dentro de la relación.
publicidad