publicidad
Niños malas palabras

Qué hacer para evitar que tu hijo diga malas palabras

Qué hacer para evitar que tu hijo diga malas palabras

Las malas palabras pueden ser aprendidas por niños pequeños, evítalo fortaleciendo la comunicación con tu hijo.

Niños malas palabras
Niños malas palabras

A medida que nuestros hijos crecen, aprenden nuevas cosas, entre ellas palabras altisonantes u ofensivas. Para muchos padres esto puede ser algo gracioso, pero a través de los años se puede convertir en un problema incómodo y difícil de eliminar. ¿Pero qué podemos hacer en estos casos? Te damos algunas recomendaciones.

Antes de tocar este tema, es importante saber con exactitud qué son las malas palabras. Son aquellas que guardan una intención con el afán de herir, dañar u ofender. Estas pueden ser insultos, groserías y aquellas que encierran agresiones, discriminación y subestimación.

Muchos papás se espantan al escucharlas salir de la boca de sus pequeños y es cuando se preguntan: ¿Qué puedo hacer al respecto para evitarlo?

publicidad

En general esto aparece por primera vez alrededor de los tres años y causa gracia, pues normalmente el niño lo ha escuchado de un adulto, hermano mayor o de la TV.

Los chicos aprenden rápidamente y repiten sin cesar, y cuando pasan de los cinco años esto ya no es tan gracioso. El niño sabe que no debe decirlas, desconoce el efecto que causa y con los años se vuelve una costumbre. Cuando ya es adolescente, ya tiene plena conciencia de su uso y abuso de las "malas palabras". Sin embargo, el corregir esta maña es más complicado para los padres.

Es entonces cuando debes prestar mayor atención al entorno en el que se desarrolla y  la forma en que has ido educando a tu hijo. Con esto tendrás las bases para enseñarle que si tiene una discusión debe hablar para hacerse entender sin gritos, golpes o insultos.

Este tipo de actitudes debes evitar que se propicien dentro de tu hogar, ya que si el niño escucha en su casa  insultos o groserías, es muy probable que las repita y será muy difícil  hacerlo cambiar.

¿Qué hacer?

Lo mejor que puedes hacer es que tú mismo pongas el ejemplo, de esta manera los chicos evitarán decir malas palabras aún cuando las escuchen en la escuela o en la TV.

Lo más importante es que les enseñes a escuchar y que tú también los escuches y les pongas atención a lo que dicen. Los niños que están acostumbrados a esto y que se crían en una familia en la que se conversa, no se grita, ni insulta, difícilmente harán algo que está censurado en su familia y que nadie hace.

publicidad

En caso de que te enfrentes ante el problema de un niño muy grosero o que insulta mucho, trata de mejorar la comunicación dentro del hogar y hablar con él para que cambie y explicarle que la actitud que tiene no es buena.

publicidad
publicidad
El doctor Orlando García dice que la vida de los padres se puede dividir en antes y después de la llegada de un hijo. Explica que la relación de los padres se puede afectar, aunque estos no serán los únicos cambios.
Este caso de un grupo de padres intimidando a un niño que padece síndrome de Asperger nos hizo reevaluar la manera en que estamos educando a nuestros hijos.
María de la Fuente protagoniza la mini serie 'La Fuerza de Creer', un proyecto de la campaña de Univision 'Pequeños y Valiosos' que busca resaltar la importancia de cuidar y estar al pendiente del crecimiento y desarrollo de nuestros hijos.
Lisseth Orozco, educadora de padres, hace una guía para que los padres desarrollen un sistema de tareas en la casa. Crear una rutina acorde con las personalidades y poner orden, son algunas de las recomendaciones.
publicidad