publicidad
Niños malas palabras

Qué hacer para evitar que tu hijo diga malas palabras

Qué hacer para evitar que tu hijo diga malas palabras

Las malas palabras pueden ser aprendidas por niños pequeños, evítalo fortaleciendo la comunicación con tu hijo.

Niños malas palabras
Niños malas palabras

A medida que nuestros hijos crecen, aprenden nuevas cosas, entre ellas palabras altisonantes u ofensivas. Para muchos padres esto puede ser algo gracioso, pero a través de los años se puede convertir en un problema incómodo y difícil de eliminar. ¿Pero qué podemos hacer en estos casos? Te damos algunas recomendaciones.

Antes de tocar este tema, es importante saber con exactitud qué son las malas palabras. Son aquellas que guardan una intención con el afán de herir, dañar u ofender. Estas pueden ser insultos, groserías y aquellas que encierran agresiones, discriminación y subestimación.

Muchos papás se espantan al escucharlas salir de la boca de sus pequeños y es cuando se preguntan: ¿Qué puedo hacer al respecto para evitarlo?

publicidad

En general esto aparece por primera vez alrededor de los tres años y causa gracia, pues normalmente el niño lo ha escuchado de un adulto, hermano mayor o de la TV.

Los chicos aprenden rápidamente y repiten sin cesar, y cuando pasan de los cinco años esto ya no es tan gracioso. El niño sabe que no debe decirlas, desconoce el efecto que causa y con los años se vuelve una costumbre. Cuando ya es adolescente, ya tiene plena conciencia de su uso y abuso de las "malas palabras". Sin embargo, el corregir esta maña es más complicado para los padres.

Es entonces cuando debes prestar mayor atención al entorno en el que se desarrolla y  la forma en que has ido educando a tu hijo. Con esto tendrás las bases para enseñarle que si tiene una discusión debe hablar para hacerse entender sin gritos, golpes o insultos.

Este tipo de actitudes debes evitar que se propicien dentro de tu hogar, ya que si el niño escucha en su casa  insultos o groserías, es muy probable que las repita y será muy difícil  hacerlo cambiar.

¿Qué hacer?

Lo mejor que puedes hacer es que tú mismo pongas el ejemplo, de esta manera los chicos evitarán decir malas palabras aún cuando las escuchen en la escuela o en la TV.

Lo más importante es que les enseñes a escuchar y que tú también los escuches y les pongas atención a lo que dicen. Los niños que están acostumbrados a esto y que se crían en una familia en la que se conversa, no se grita, ni insulta, difícilmente harán algo que está censurado en su familia y que nadie hace.

publicidad

En caso de que te enfrentes ante el problema de un niño muy grosero o que insulta mucho, trata de mejorar la comunicación dentro del hogar y hablar con él para que cambie y explicarle que la actitud que tiene no es buena.

publicidad
publicidad
Atendimos la angustia de una televidente cuyo hijo se avergüenza cada vez que su madre presume sus logros en público. ¿Hacerlo afecta la autoestima del niño? ¿O tenemos el derecho de decir lo que queramos de nuestros hijos?
¿Qué tan necesario es que nuestros hijos pequeños – antes de entrar en la adolescencia – sean dueños de su propio teléfono celular? Los padres de familia de nuestro panel dan sus opiniones a favor y en contra esta medida.
Este tip de Lore te ayudara a afilar las tijeras que tienes.
El empresario Alex Cejas sabe que desafortunadamente los tiroteos aumentan cada día en los Estados Unidos, y las escuelas no han estado exentas de ser blanco fácil. Por eso creó este maravilloso artículo que podrá salvar muchas vidas de manera fácil y ligera.
publicidad