publicidad
A través de Whisper, usuarios expresan su sentir sobre las deportaciones.

Redes sociales anónimas, el confesionario de internet

Redes sociales anónimas, el confesionario de internet

Las redes sociales para usuarios anónimos son casi una terapia para algunos, pero no están exentas de riesgos

A través de Whisper, usuarios expresan su sentir sobre las deportaciones.
A través de Whisper, usuarios expresan su sentir sobre las deportaciones.

En una época en la que cada vez más gente comparte su vida sin complejos -con nombre y apellidos- a través de las redes sociales, muchas personas optan por otras herramientas de internet para publicar o hacer comentarios sin revelar su identidad con fines que van desde el puro pasatiempo hasta una catarsis casi terapéutica.

La red socialWhisper, que lanza el miércoles su versión en español, es junto a Anonymous Chat o Yik Yak referencia de aplicaciones en lo que el anónimato es el principal aliciente para unos usuarios que buscan confesar sus problemas, manifestar sus opiniones sin miedo a represalias, relatar sus amores, desamores o salir del clóset.

Usuario sale del clóset en la red social Whisper
Usuario sale del clóset en la red social Whisper

“Extraño los viejos tiempos en los que aún teníamos fiestas y escuchaba español diariamente, antes de que mis familiares y amigos fueran deportados. Odio a 'La Migra'”, escribe de manera anónima una persona en Whisper, donde temas como deportación, migración y familia son populares entre los hispanos residentes en EE.UU.

La gente “dice cosas que no podría contar en otra red social”, comentó a Univision 34 el cofundador de esa empresa con sede en Venice Beach, Michael Heyward.

¿Terapéutico o problemático?

Para la psicóloga especializada en atención de víctimas de crímenes, Raquel Zamora, esta clase de comportamientos podría convertirse en una terapia para quienes, por alguna razón, no quieran o no puedan expresar su sufrimiento.

publicidad

“Por ejemplo, alguien que ha sufrido un abuso hace una publicación sin exponerse y otra persona, también de manera anónima, le comenta que ha sufrido lo mismo o algo similar. Esa clase de apoyo puede ayudar demasiado, es como una terapia de grupo”, consideró.

Sin embargo, también advirtió que para las personas podría ser ofensivo leer comentarios que sean discriminativos.

Otro uso de la aplicación, consideró Zamora, podría ser para apoyar a la comunidad latina que teme ser deportada y no conoce o tiene una manera segura de comunicarse.

“Aunque esto podría ser contraproducente si la gente usa estos servicios para crear pánico. Por ejemplo, que se dé una falsa alarma de una redada para deportar migrantes indocumentados puede generar ansiedad”, refirió.

Mensaje publicado de forma anónima en la red social Whisper
Mensaje publicado de forma anónima en la red social Whisper

Un ejemplo de inquietud infundada serían las supuestas redadas atribuidas a a Oficina para el Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en el sur de California desde el principio del año. En condados como San Bernardino y Riverside algunas organizaciones que velan por los intereses de los inmigrantes indocumentados recibieron un 700% más de avisos de operaciones de ICE que resultaron falsas.

La impunidad del anonimato

Tanto Whisper como Anonymous Chat y Yik Yak permiten la interacción con desconocidos sin necesidad de crear una cuenta, utilizar un nombre o fotografía. Los usuarios pueden intercambiar mensajes entre sí sin necesidad de identificarse.

No obstante, desde el primer día de su lanzamiento, el equipo de moderadores de Whisper ha tenido precaución para combatir y eliminar mensajes de odio en la red social que puedan ser ofensivos para los usuarios.

publicidad

El anonimato ha demostrado ser un escudo protector para delincuentes. La popular página de internet 4Chan.org se ha llegado a utilizar por personas para anunciar o presumir crímenes.

Uno de los casos más recientes fue el ataque en un colegio comunitario de Oregón ocurrido el 1 de octubre. El día anterior alguien escribió en 4Chan.org: “Algunos de ustedes están bien. No vayan a la escuela mañana si están en el noroeste. Una amenaza ocurrirá mañana en la mañana. Hasta luego robots espaciales”.

La publicación fue el 30 de septiembre de 2015 y al día siguiente se registró un tiroteo en el que murieron 10 personas y siete resultaron heridas. El agresor, quien no se puede asegurar que sea el autor de la publicación en 4Chan.org, también murió en el ataque.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad