publicidad
Julián Gil, su hijo Matías Gil de Sousa y Marjorie de Sousa.

Esto es lo que Julián Gil concede a Marjorie de Sousa: mil dólares al mes para pañales, comida y médicos

Esto es lo que Julián Gil concede a Marjorie de Sousa: mil dólares al mes para pañales, comida y médicos

En la demanda presentada por el actor en el pleito por la custodia de su hijo Matías, Julián Gil aceptó pagar por los gastos de manutención, pero sus cálculos están muy alejados de las cuentas hechas por Majorie de Sousa.

En exclusiva: Lo que Julián Gil cree que necesita su bebé (mucho menos de lo que pide Marjorie) Univision

El actor Julián Gil no está dispuesto a pagar lo que su expareja Marjorie de Sousa reclamó en los tribunales para zanjar el pleito que tienen por la custodia de su hijo Matías. De acuerdo con la información a la información a la que tuvo acceso 'El Gordo y la Flaca', el intérprete cree que con mil dólares al mes la venezolana tiene suficiente para cubrir los gastos de manutención del niño, una cifra muy alejada de los más de 10,000 dólares pretendidos por la actriz.

La documentación de la demanda, que Gil presentó en los juzgados mexicanos antes que la realizada por su ex, señala que el niño de poco más de tres meses tiene actualmente necesidades económicas muy básicas que pasan por cuestiones como pañales, alimentación y un buen seguro médico, algo que él, como padre, está dispuesto a costear. Según su criterio, ese gasto no debería suponer más de mil dólares.

publicidad

De Sousa, según reportó 'El Gordo y la Flaca' el 4 de mayo, puso en su lista de peticiones a Gil desde el salario para cuatro personas -incluido una nana y un chofer- hasta los gastos de sábanas y toallas, arreglos de la casa, peluquería y juguetes. En total: 10,541 dólares.

Matías ya es portada: la historia completa de las polémicas fotos del hijo de Julián Gil y Marjorie de Sousa

El actor aspira a que la corte establezca unos términos por la custodia de Matías más razonables que los reclamados por la madre y pidió a la corte que revisaran los ingresos y las propiedades de la actriz, porque considera que no debería recaer sobre él el peso económico de la crianza del niño.

La venezolana tiene un trabajo conocido y al menos una casa en México, donde ella reside. Julián Gil quiere que desde el momento en el que el niño empiece a asistir a un centro educativo, los dos padres deberían dividirse los gastos escolares.

El padre de Matías confía en que se le conceda la custodia compartida aunque está de acuerdo con que el niño viva con su madre en México, siempre que él tenga libertad para pasar con el pequeño un fin de semana al mes, dos fines de semana de vacaciones y los festejos navideños.

En fotos: Julián Gil y los otros hombres en la vida de Marjorie de Sousa