publicidad
Banco Gubernamental de Fomento

Cae liquidez del Banco Gubernamental de Puerto Rico

Cae liquidez del Banco Gubernamental de Puerto Rico

Los datos de septiembre reflejan la caída sin freno de la liquidez del BGF, que en junio de 2014 llegó a superar los 3.000 millones de dólares.

Banco Gubernamental de Fomento
Banco Gubernamental de Fomento

San Juan - La liquidez del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) de Puerto Rico continúa bajando y a finales de septiembre se situaba en 874 millones de dólares, según los datos difundidos en un escueto comunicado por el brazo financiero de la isla caribeña.

Los datos de septiembre reflejan la caída sin freno de la liquidez del BGF, que en junio de 2014 llegó a superar los 3.000 millones de dólares.

Desde esa fecha y debido a la caída de la recaudación y las cantidades que la entidad tiene que dedicar al pago de una deuda que ronda los 73.000 millones de dólares, la liquidez no ha dejado de descender a excepción de leves repuntes.

El pasado mes de abril la liquidez se situaba en 1.024 millones de dólares, lo que supone un 14,6 % más que la última cifra disponible.

Aunque en el mes de julio volvió a registrarse un leve repunte la liquidez bajó en agosto de nuevo.

El Ejecutivo ha repetido durante los últimos meses por medio de sus principales representantes que la falta de liquidez y los compromisos con los acreedores ponen en peligro, incluso, que las operaciones gubernamentales puedan mantenerse durante los próximos meses.

El Gobierno, que pretende renegociar la deuda, ha advertido que si no alcanza un acuerdo con los acreedores se verá en la tesitura de cumplir con sus compromisos con los tenedores de bonos o dejar de prestar servicios básicos a los ciudadanos. EFE

publicidad


publicidad
publicidad
La explosión se dio en una vivienda y afectó a otras seis propiedades. Bomberos, la ciudad, y el Departamento de Gas investigan qué la causó. A pesar de que no hubo heridos, al otro lado del lugar había una guardería con varios niños en su interior.
Inmigrantes con familias en zonas afectadas por el terremoto en México viven angustia permanente debido a que no están a lado de sus seres queridos para brindarles ayuda. Expertos brindan consejos para controlar la impotencia y depresión generada por estas situaciones.
María de Lourdes Escamilla, esposa de la víctima, dice que no se moverá de la Colonia Roma en Ciudad de México hasta que le den noticias. Brigadistas y voluntarios no paran las labores de búsqueda después del sismo de magnitud 7.1 con la esperanza de encontrar vida.
A 32 años de haber trabajado como rescatista, Enrique López Cortés comparte su historia de auxilio a las víctimas de entre los escombros y cómo esto cambió su vida. Fueron dos semanas que trabajó de día y de noche para ayudar junto a colegas de la Cruz Roja.
publicidad