publicidad
En este complejo penitenciario hay actualmente alrededor de 7,300 presos, y de esos, el 33.1% de la población son hispanos, según datos del Departamento de Corrección.

Con pistolas eléctricas y escáneres, Nueva York incrementa seguridad en su isla de 7,000 presos

Con pistolas eléctricas y escáneres, Nueva York incrementa seguridad en su isla de 7,000 presos

El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, y el comisionado del Departamento de Corrección, Joseph Ponte, anunciaron medidas para ofrecerles mayor seguridad a los oficiales en el sistema penitenciario de Rikers Island.

En este complejo penitenciario hay actualmente alrededor de 7,300 presos...
En este complejo penitenciario hay actualmente alrededor de 7,300 presos, y de esos, el 33.1% de la población son hispanos, según datos del Departamento de Corrección.

QUEENS, Nueva York. – Al entrar a Rikers Island, los lazos de alambre de púas copan la vista. En el complejo penitenciario ubicado en el East River, entre el Bronx y Queens, hay diez cárceles que acogen a alrededor de 7,300 presos, según datos del Departamento de Corrección.

Ese sistema en los próximos meses contará con más oficiales, el uso -por primera vez- de ‘tasers’ (pistolas eléctricas) por parte de capitanes de unidades de emergencia y la instalación de nuevos escáneres evitar el contrabando de drogas y de armas.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, hizo el anuncio en conferencia de prensa este jueves en compañía del comisionado del Departamento de Corrección Joseph Ponte desde el Anna M. Kross Center en Rikers Island, en East Elmhurst, Queens.

“Queremos menos violencia en Rikers y estos pasos harán la isla más segura”, dijo De Blasio.

De las medidas anunciadas, la presencia de ‘tasers’ en el sistema penitenciario que queda muy cerca del aeropuerto LaGuardia provoca críticas entre sectores como el de los proponentes de reformas en cárceles.

“Soy un progresista y una persona humanitaria pero el que algunos se opongan a que tengamos un ambiente seguro no lo entiendo. Si no tenemos seguridad, nada es posible. Hay una cultura de violencia de décadas que necesita frenarse”, indicó el alcalde.

El ‘taser’, aseguraron Ponte y de Blasio, se usaría bajo condiciones que lo ameriten. De Blasio ilustró que si surge una pelea, y un oficial o un recluso están en peligro la situación necesita detenerse con inmediatez. “Si el ‘taser’ nos puede ayudar en eso pues yo quiero allí el ‘taser’”, manifestó De Blasio.

publicidad

Las 20 armas eléctricas que llegarán este mes a “puntos clave” de Rikers Island y serán manejadas por los capitanes de la Unidad de Servicios de Emergencia (ESU, por sus siglas en inglés), especificó el alcalde.

La Jails Action Coalition, una coalición de activistas en defensa de los derechos humanos en las cárceles de la ciudad de Nueva York, criticó mediante un comunicado el anuncio de De Blasio y Ponte.

“Esto es un indignante aumento de armas en un sistema en el cual la violencia del personal no está bajo control”, sentenció el grupo que calificó la presencia de ‘tasers’ como “una afrenta a los esfuerzos de reforma para reducir la violencia y aumentar la seguridad en nuestras cárceles”.

La “cultura de violencia” de la que hizo alusión el alcalde cobró particular notoriedad tras un informe federal de 2014 por el fiscal Preet Bharara que denunció esa “cultura de violencia” de la que fueron víctimas, particularmente, adolescentes a quienes se les violaron sus derechos civiles.

Ese reporte puso la lupa sobre el uso "rampante" de la fuerza por oficiales correccionales en este sistema penitenciario.

Los nuevos escáneres -cobijados por la ley estatal y parecidos a los de los aeropuertos- buscan prevenir el contrabando de drogas y de armas que provienen en ciertos casos de los visitantes de los reclusos.

Esta tecnología, que se instalará en distintos puntos de Rikers Island para registrar visitantes y reclusos, se describió como una mejora al sistema actual aunque Ponte reconoció que el escáner ideal es el que emplea rayos X y requiere autorización estatal.

publicidad

Aparte de estas medidas de seguridad, la administración De Blasio indicó que la contratación de más oficiales viabilizará que los oficiales no incurran en doble turno para cumplir sus funciones.

En noviembre se graduará la clase más grande del Departamento de Corrección, según De Blasio: unos 700 oficiales nuevos y otros 1,200 oficiales se graduarán en abril de 2017 de los que se espera que una parte lleguen a Rikers Island.


Donde los afroestadounidenses e hispanos son mayoría

Rikers Island le ha pertenecido a la ciudad de Nueva York desde los años 1880 y a través de la historia, entre sus presos más notables han estado el asesino de John Lennon, Mark David Chapman, el rockero Sid Vicious, los raperos DMX y Tupac Shakur, el asesino en serie David Berkowitz (conocido como "El hijo de Sam") y el exdirector del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn.

De los alrededor de 7,300 presos que hay actualmente en este complejo, el 33.1% de la población son hispanos mientras el 55.7% son afroestadounidenses, según datos provistos por el Departamento de Corrección.

Algunos como Kalief Browder, quien pasó tres años en esta prisión sin haber sido convicto por un crimen y se suicidó tras su salida de la prisión, se han convertido en símbolos de Rikers Island, ese lugar de pasillos largos y grises que afuera exhibe su telaraña de alambres de púas.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad