publicidad
.

Un oficial de Carolina del Sur es acusado de asesinato tras matar a un a...

Un oficial de Carolina del Sur es acusado de asesinato tras matar a un afroamericano

Un oficial de Carolina del Sur es acusado de asesinato tras matar a un afroamericano

Un oficial de policía blanco fue acusado de asesinato tras un video en el que se muestra que disparó por la espalda a un hombre afroamericano.

Video muestra a policía de Carolina del Sur disparando por la espalda a un afroamericano /Univision

Un policía blanco enfrenta cargos por asesinato luego de que se difundiera un video en el que se muestra que el oficial disparó por la espalda a un hombre afroamericano mientras intentaba escapar, informó el alcalde de North Charleston, Carolina del Sur.

El oficial, Michael T. Slager, había dicho que disparó porque temó por su vida cuando el hombre tomó su arma de aturdimiento en una pelea luego de haberle indicado que detuviera su automóvil. Sin embargo, un video difundido este martes muestra al oficial disparar ocho veces mientras el afroamericano, identificado como Walter Lamar de 50 años, trataba de huir. Los cargos estatales se dieron a conocer en una conferencia de prensa el martes por la noche.

publicidad

Lea: Departamento de Justicia halla patrón de prejuicios raciales en Ferguson.

Los videos que fueron grabados por un transeúnte, cuyo nombre no ha sido revelado, parecen mostrar los momentos cuando Scott comienza a huir de la policía, pero la pistola de aturdimiento del oficial no es visible en el video, según señaló el abogado de la familia de Scott, Chris Stewart.

El incidente se desencadenó después de que el agente Michael Slager, blanco y de 33 años, ordenó parar al conductor de un vehículo por transitar con una luz rota. Walter Scott salió corriendo tras detener el vehículo hasta llegar a un solar donde el agente le disparó varios tiros que acabaron con su vida.

En el video se observa como el policía ordena a la víctima que ponga los brazos detrás de la espalda luego de haber sido abatido en el suelo.

"Cuando te equivocas, te equivocas. Cuando tomas una mala decisión, no importa si eres un oficial o un ciudadano de la calle, tienes que afrontar esa decisión", dijo el alcalde de North Charleston, Keith Summey.

Este suceso se suma a la preocupante lista de casos de policías blancos que han matado a tiros a ciudadanos afroamericanos desarmados o en circunstancias controvertidas.

Este problema, que se situó en la primera línea de la política nacional tras la muerte de Michael Brown en agosto, es una de las prioridades en las que trabaja el Departamento de Justicia, encabezado por el afroamericano Eric Holder.

publicidad

El propio presidente Barack Obama admitió que existe un problema de desconfianza entre la Policía y las minorías a las que sirve.

North Charleston, la ciudad donde ha ocurrido este último suceso, tiene 100,000 habitantes, un 47 por ciento de los cuales son afroamericanos y un 37 blancos.

Lea:  Ferguson no es el único departamento de policía investigado por abusos en EEUU.

Sin embargo, el departamento de Policía está compuesto por blancos en un 80%, según los últimos datos de que dispone el Departamento de Justicia, de 2007.

El 2014, el sexto año en la Casa Blanca del primer presidente negro, fue el del resurgir de la tensión racial en EE.UU., con violentos enfrentamientos entre Policía y minorías que evocaron los históricos disturbios de los años sesenta.

Desde la muerte del joven negro Michael Brown, el 9 de agosto, a manos de un agente blanco, la protesta racial se extendió desde la pequeña localidad de Ferguson (Misuri) a más de 170 ciudades de todo el país, con especial intensidad en Nueva York, Washington DC, y Los Ángeles.

La más trágica expresión de ese malestar fue el asesinato a tiros de dos policías neoyorquinos, Wenjian Liu y Rafael Ramos, el 20 de diciembre por un negro que quería vengar a los ciudadanos negros fallecidos a manos de agentes. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad