publicidad
Una mujer y su niña, ambos indocumentadas, son detenidas por agentes de la Patrulla Fronteriza en un punto de la frontera entre Texas y México.

Sin acuerdo entre el gobierno e inmigrantes para cerrar centros familiares de ICE

Sin acuerdo entre el gobierno e inmigrantes para cerrar centros familiares de ICE

El proceso judicial que buscaba poner fin al encierro de madres y niños quedó en un punto muerto el viernes.

Una mujer y su niña, ambos indocumentadas, son detenidas por agentes de...
Una mujer y su niña, ambos indocumentadas, son detenidas por agentes de la Patrulla Fronteriza en un punto de la frontera entre Texas y México.

Por Jorge Cancino -  @cancino_jorge

publicidad

El proceso judicial que busca cerrar los centros de detención familiares de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés), dos en Texas y un tercero en Pensilvania, se detuvo el viernes al no llegar a un acuerdo los abogados de los inmigrantes que demandaron y del Departamento de Justicia.

Leer:  Inmigrantes detenidos que piudieron asilo claman libertad 

Ambas partes batallaban desde abril por alcanzar un compromiso tras el fallo tentativo de la jueza federal de distrito Dolly M. Gee, de California, quien dictaminó que la política de detención de familias del gobierno viola el acuerdo judicial alcanzado en 1997 en el caso Flores versus Meese, que prohíbe la detención de menores de edad en instalaciones restrictivas.

El dictamen no entró en vigor porque la corte fijó un plazo original de 30 días para que los abogados que demandaron la política en el 2014 y el gobierno establecieran un acuerdo que pusiera fin a las detenciones. Laas cuatro semanas fueron luego extendidas a petición de los abogados del gobierno para aportar nuevos argumentos.

Leer: Un año después, miles de niños migrantes siguen en el limbo 

Pero el viernes las partes no consiguieron armonizar posturas. Tanto los abogados de los demandantes como del gobierno dijeron que habían “trabajado diligentemente para solucionar estos asuntos”, reportó The Associated Press.

publicidad

Los esfuerzos, sin embargo, no llegaron a buen puerto y las partes acordaron que más conversaciones serían “infructuosas”.

 

Reducirán el tiempo de detención de familias en centros de inmigrantes Univision

Compás de espera

"Lo que ahora va a ocurrir es que la jueza, que ya dio una decisión adelantada en abril, tomará una decisión final", dijo a Univision Noticias Víctor Nieblas, presidente de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA, por su sigoa en inglés. "Ya conocemos qué piensa sobre este caso. En abril le dio a las partes la oportunidad de ponerse de acuerdo y no lo consiguieron".

Nieblas dijo que ahora "el proceso regresa a las manos" de la jueza Gee y es ella la que "va a decidir en este juicio. Pero no sabemos cuándo emitirá ese dictamen".

"Ella había manifestado previamente su preocupación por el futuro de los niños. Y el gobierno, a través de ICE, ya tomó algunos cambios para el mejor bienestar de los migrantes detenidos en los centros familiares. Todo eso se tomará en cuenta en la corte".

publicidad

"Ahora tenemos que esperarla decisión final", añadió Nieblas. "Y tenemos que recordar que esta demanda se enfoca más en los nños que en las madres, y el tribunal tendrá que enfocarse en qué es mejor para los pequeños".

"Esto no se ha acabado, simplemente no llegaron a un acuerdo, apuntó.

 

¿Deben ser liberadas todas la madres y niños arrestados en centros de detenciones? Univision

Reina la pesadumbre

Los abogados de las organizaciones por los derechos de los inmigrantes que presentaron la demanda dijeron sentirse decepcionados al no ver más disposición del gobierno para proteger el acuerdo de 1997, dijo Peter Schey, director general del Centro para los Derechos Humanos y el Derecho Constitucional, tras la presentación de los documentos, reportó la AP.

Interactivo: Niños de la frontera, atrapados en el limbo 

"Seguiremos luchando hasta que alcancemos una política que coloque a estos niños en el escenario menos restrictivo", señaló.

El Departamento de Justicia no hizo comentarios.

La mayoría de las madres y niños detenidos en los tres centros familiares de ICE que fueron demandados (Karnes City y Dilley, en Texas, y otro en el condado Berks, Pensilvania), son parte de la oleada de inmigrantes indocumentados que el año pasado fueron detenidos en la frontera entre Texas y México cuando intentaban entrar indocumentados a Estados Unidos.

publicidad

Leer:  AILA pide liberar a inmigrantes que piden asilo 

La crisis registró, a finales de noviembre, poco más de 66 mil arrestos. “El 95% de los detenidos fue puesto en libertad con una orden de presentarse a audiencias con el servicio de inmigración y el resto permanece detenido en espera que se resuelvan sus casos”, dijo a Univision Noticias el abogado Ezequiel Hernández.

 

Congresistas piden cierre de centros de detención Univision

Protestas y exigencias

El dictamen preliminar de Gee activó una seguidilla de protestas y exigencias. Activistas, organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes, grupos derechos civiles, congresistas, abogados y religiosos urgieron al gobierno de Obama a liberar a las madres y niños detenidos y proceder al cierre de los centros familiares.

Leer:  Inmigrantes que piden asilo claman libertad 

Semanas antes del fallo, un grupo de obispos católicos y evangélicos luteranos realizaron una visita a madres jóvenes con sus hijos que han huido de la violencia en sus países y se encuentran recluidos en el Centro de Detención Dilley, en Dilley, Texas.

La visita se llevó a cabo el 27 de marzo. Luego de entrevistarse con las mujeres y ver la situación en la que se encontraban, los líderes religiosos hicieron un llamado al gobierno federal a ponerle fin a la práctica de las detenciones familiares, citando los efectos dañinos en las madres, niños y en el carácter moral de la sociedad.

publicidad

LeerLas causas que generaron la crisis de 2014 no han desaparecido

“Después de esta visita, mi pregunta principal es: ¿Por qué? ¿Por qué se sienten obligados a poner en detención a esos vulnerables individuos "madres jóvenes y traumatizadas que con sus niños han huido de la persecución en sus países de origen?” dijo Monseñor Gustavo García-Siller, de San Antonio, Texas. “Una gran nación como la nuestra no necesita encarcelar a los más vulnerables en señal de disuasión. El carácter moral de una sociedad es juzgado por como ésta trata a los más vulnerables entre nosotros. Nuestra política de detención familiar es vergonzosa y ruego a los funcionarios electos a que le pongan fin”, agregó.

Monseñor Elizondo, presidente del Comité sobre Migración de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), dijo que “la detención de familias no tiene sentido y debilita las garantías legales. Particularmente perjudica a niños que experimentan daños emocionales y psicológicos a raíz de la detención. Dicha política es una mancha en el record de la administración en referencia a la inmigración”.

No son criminales

En mayo, la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB, por su sigla en ingles) dijo que el sistema de detención de inmigrantes, el cual trata a inmigrantes vulnerables detenidos como criminales, necesita reformas extensas, y urgieron al Congreso y la Administración a construir un sistema que permita protecciones judiciales, honre la dignidad humana y reduzca la práctica de detenciones.

publicidad

“Es hora de que nuestra nación reforme este sistema inhumano, el cual detiene a individuos innecesariamente, especialmente las poblaciones vulnerables, quienes no representan una amenaza y que deberían tener acceso a protecciones judiciales y legales”, dijo Elizondo.

Los grupos vulnerables incluyen a solicitantes de asilo, familias y niños, y victimas de tráfico humano, apuntó la Conferencia.

Abogados que defienden los derechos de los indocumentados también critican la política de detención de mujeres y niños en los centros de detención de ICE.

“Viven confinados, las condiciones de encierro no son las adecuadas y son tratados como criminales”, dijo a UnivisionNoticias.com la abogada Lilia Velázquez, profesora adjunta del California Western of Law de San Diego, California. Agregó que la permanencia sin papeles en Estados Unidos sigue siendo una falta de carácter civil no criminal”.

Los detenidos en los centros de ICE son personas que vienen huyendo de sus países a causa de la violencia, pidieron la protección de nuestro gobierno y la respuesta fue el encierro mientras sus casos esperan ser resueltos.

“El debido proceso no necesariamente dice que hay un limite de tiempo en el cual una persona debe salir o ser procesado”, explicó Velásquez. “Aquí no estamos hablando de si tuvieron su día en corte o no, estamos refiriéndonos al respeto que deben recibir estas personas, las condiciones humanas en la que se encuentran, en hacer lo correcto”.

publicidad

Malestar demócrata

Congresistas demócratas también han solicitado al gobierno el cierre de los centros de detención de ICE. En mayo, un grupo de legisladores pidió al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) que deje en libertad bajo fianza a estas familias, la mayoría de las cuales están integradas por mujeres y niños, muchos de ellos detenidos el año pasado durante la crisis de menores en la frontera con México.

Los representantes consideran “traumática” para los detenidos la actual política, y reiteraron que la mayoría de los detenidos son solicitantes de asilo en Estados Unidos.

El grupo, integrado entre otros por los congresistas Zoe Lofgren (California), Luis Gutiérrez (Illinois) y Lucille Roybal-Allard (California), citaron las condiciones inhumanas y crueles en los centros de detención de familias de ICE y mencionaron los efectos nocivos del encarcelamiento para la salud psicológica y el bienestar de las madres y sus hijos.

"Las mujeres y niños que huyen de la violencia y el abuso en sus países de origen son vulnerables y no están violando la ley, están en busca de asilo en Estados Unidos", dijo Lofgren.

"Tenemos que sacar a la luz el daño que la detención hace a los niños", dijo el representante Gutiérrez. "Hemos visto los estudios e informes sobre las repercusiones a largo plazo para los niños y escuchado denuncias de malos tratos bajo custodia”, agregó.

publicidad

Cambios que no convencen

A principios de mayo ICE defendió el funcionamiento de los centros y aseguró que sus instalaciones están convenientemente equipadas con aulas, salas de juegos y proporcionan asistencia médica en el lugar.

En una declaración escrita, dijo que los detenidos son tratados de manera efectiva y humana, se mantiene a las familias unidas y sus casos son escuchados.

ICE también dijo que aceleraría los procesos y que revisaría el monto de las fianzas.

"Encerrar a las madres inocentes y a sus hijos no es un reflejo de los valores de nuestro país, y es francamente inmoral", dijo la portavoz de FIRM, Kica Matos. "Instamos al Presidente que aprovechar este momento y hacer lo que es correcto para las familias que buscan refugio en Estados Unidos”, agregó.

Esta semana ICE anunció que varias madres y niños fueron liberados en cumplimiento de las nuevas políticas anunciadas en mayo:

AILA dijo a Univision Noticias que a los liberados se les entrega una orden para presentarse ante el servicio de inmigración para continuar sus procesos.

“Nuestra batalla ahora es lograr un alto porcentaje de inmigrantes que ganen sus casos en las cortes de inmigración, dijo Nieblas, presidente de la entiodad. “El número de casos que se ganan es muy pequeño”, advirtió.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad