publicidad

El EEUU postracial "nunca fue realista", dijo Barack Obama en su último y emocional discurso como presidente

El EEUU postracial "nunca fue realista", dijo Barack Obama en su último y emocional discurso como presidente

Desde Chicago, donde inició su carrera política, el saliente mandatario hizo una sentida alocución en la que habló de su gestión, y pidió a sus seguidores que se mantengan activos para resguardar la salud de la democracia y que respeten la elección de Trump.

La inequidad, la tensión racial y la intolerancia a las ideas: las tres amenazas a la democracia, según Barack Obama Univision

Barack Obama rompió con la tradición, y en vez de en Washington dio su último discurso como presidente en Chicago, la misma ciudad en la que habló tras su victoria en las elecciones presidenciales hace ocho años.

Al arranque del evento sonó “City of Blinding Lights” de U2, la misma que usó durante sus campañas de 2008 y 2012, una canción que el presidente considera una de sus favoritas de la banda irlandesa, que la tocó en la primera toma de posesión de Obama.

Acompañándolo en el Centro de Convenciones McCormick colmado de gente de todas las edades, estaban su esposa Michelle, su hija Malia y el vicepresidente Joe Biden con su esposa Jill, que se mostraron conmovidos en varios momentos.

Obama, que vivió su despegue político en Chicago, se convirtió en el primer presidente electo negro de la historia de Estados Unidos. Y fue precisamente ese, el racial, uno de los puntos fuertes de su discurso, al decir que se habían hecho logros en los últimos años en favor de la igualdad pero que el racismo aún divide al país.

“Después de mi elección se habló de un EEUU postracial. Esa visión, con todo y bien intencionada, nunca fue realista, porque la raza sigue siendo una potente y frecuentemente divisiva fuerza en nuestra sociedad”, dijo Obama, que era alentado e interrumpido desde el público con gritos de sus seguidores pidiendo "¡cuatro años más!".

publicidad

"Es la convicción de que todos somos creados iguales, dotados por nuestro creador de ciertos derechos inalienables, entre ellos la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad... Es la insistencia en que estos derechos, aunque evidentes... nunca se han ejecutado a sí mismos y que nosotros, el Pueblo, mediante el instrumento de nuestra democracia, podemos formar una unión más perfecta", agregó.

Relacionado
El presidente Obama despidiéndose después de una reunión en el Congreso...
¿Qué va a hacer Obama? Lo que sabemos de los planes del presidente después de la Casa Blanca
El presidente quiere impulsar a nuevos líderes demócratas y ayudar a luchar contra las noticias falsas además de escribir sus memorias y montar su biblioteca presidencial.

Su legado y lo que viene

El discurso se centró en los logros de sus dos mandatos, en su legado y en un intento por dar un mensaje de esperanza a los millones de votantes que no eligieron a Donald Trump y que aún están golpeados por la derrota demócrata en las elecciones presidenciales del pasado 8 de noviembre.

"Si yo le hubiera dicho hace ocho años que EEUU revertiría una gran recesión, y desataría la mayor extensión de creación de empleo en nuestra historia... que abriríamos un nuevo capítulo con el pueblo cubano... que cerraríamos el programa de armas nucleares de Irán sin disparar un tiro... si yo les hubiera dicho que ganaríamos el matrimonio igualitario, y aseguraríamos el derecho a seguro de salud para 20 millones más de nuestros conciudadanos... ustedes podrían haber dicho nuestros puntos de vista fueron fijados demasiado arriba. Pero eso es lo que hicimos. Eso es lo que tú hiciste. Tú hiciste el cambio", aseguró Obama.

publicidad

Fue un discurso emocional. Hubo llantos, mensajes de afecto y Obama debió interrumpir decenas de veces su alocución por los aplausos y las vivas del público.

La despedida de Obama, que se sitúa en las antípodas ideológicas de Trump, tuvo una mirada crítica sobre lo que el presidente electo y su campaña han despertado en la sociedad y en la política estadounidense, pero no hizo ataque directo sobre el republicano.

De hecho, aclaró que se trata de un "funcionario elegido democráticamente" cuando sus seguidores abuchearon en la primera instancia en la que se refirió al republicano.

Si bien Obama no abordó de lleno el tema migratorio, algo que ha estado en el centro de la escena en el último año, en buena parte debido a las promesas de deportaciones y de la contrucción de un muro en la frontera con México de Donald Trump, su discurso habló de inclusión y del valor que los "recién llegados" le dan a EEUU.

"Gracias Obama" : los mensajes de despedida al presidente Univision

Dijo que muchos de "los estereotipos sobre los inmigrantes" que hoy se pronuncian, se decían varias décadas atrás "sobre los irlandeses, los italianos y los polacos". "EEUU no hizo más débil por la presencia de estos recién llegados. Ellos abrazaron el credo de esta nación, y resultó fortalecida", afirmó.

El momento de las lágrimas

Obama siempre le ha dado un lugar protagónico a sus hijas y a su esposa, Michelle, quien goza de una popularidad incluso mayor que la del presidente. La mención a su familia fue el momento de las lágrimas, tanto para él como para el público que estalló en aplausos y vivas para la primera dama.

"Durante los últimos veinticinco años, has sido no solo mi esposa y madre de mis hijas, sino mi mejor amiga", dijo Obama con la voz quebrada mirando a su esposa sentada en primera fila.

publicidad

"Asumiste un papel que tu no pediste y lo volviste propio, con gracia y estilo y buen humor. Hiciste de la Casa Blanca un lugar que pertenece a todos. Y una nueva generación pone la mirada más arriba porque te tiene como modelo. Me has hecho sentir orgulloso. Has hecho al país sentir orgulloso", agregó y sus palabras fueron seguidas por estallidos de aplausos de los asistentes.
 
También le habló a Malia, que estaba sentada al lado de su madre lloraba sin parar, y a Sasha, la hija menor que estuvo ausente. "En las circunstancias más extrañas, se han convertido en dos mujeres increíbles, inteligentes y hermosas, pero más importante, amables, reflexivas y llenas de pasión. Tienen la carga de estos años en el centro de atención... De todo lo que he hecho en mi vida, de lo que estoy más orgulloso de ser su papá", dijo a sus hijas el presidente.

Obama agradece a Michelle, Sasha y Malia soportar el peso de la vida pública Univision

También hubo un espacio emotivo para Biden, al que Obama ha calificado como un gran amigo en muchas ocasiones.

"Joe Biden... fuiste la primera decisión que hice como nominado, y la mejor. No solo porque has sido un gran vicepresidente, sino porque en el trato me gané un hermano. Te queremos a ti y a Jill como familia, y tu amistad ha sido una de las grandes alegrías de nuestra vida", dijo. Biden respondió con gestos cómplices también desde la primera fila.

Al finalizar el evento, el presidente saliente no se fue de inmediato: su familia y los Biden subieron a abrazarlo. Y lo hicieron con el sonido de "Land of hope and dreams" (Tierra de esperanza y sueños), de Bruce Springsteen, y no con el clásico himno para los presidentes "Hail to the chief" (Saludo al jefe), en lo que tal vez fue un último guiño musical.

publicidad

En fotos: Adiós a Obama, el fotógrafo de la Casa Blanca se despide del presidente con sus mejores fotos de 2016
 

El fotógrafo de la Casa Blanca se despide de Obama con sus mejores fotos de 2016
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad