publicidad
El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y el presidente estadounidense Donald Trump, durante una rueda de prensa conjunta en la Casa Blanca.

Primer encuentro entre Trump y Trudeau: unidos por tratados comerciales, distanciados por políticas migratorias

Primer encuentro entre Trump y Trudeau: unidos por tratados comerciales, distanciados por políticas migratorias

El presidente de EEUU y el premier canadiense confirmaron su voluntad de seguir cooperando en materia de seguridad y en el fortalecimiento de sus tratados comerciales para favorecer a la clase trabajadora de ambos países. Sin embargo, el tratamiento al tema de los refugiados seguirá siendo su punto de discordia.

Justin Trudeau: "No puedo venir a sermonear a otro país sobre cómo gobernarse" Univision

El presidente Donald Trump y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, aseguraron en una rueda de prensa en la Casa Blanca tras su primer encuentro que uno de los objetivos comunes de la agenda bilateral es la seguridad y que trabajarán en los próximos años en fortalecer los lazos comerciales y en unir esfuerzos en la lucha contra amenazas como el terrorismo.

"Nuestras dos naciones comparten mucho más que una frontera, compartimos los mismos valores, el mismo amor por la libertad y una defensa colectiva. Las tropas canadienses y estadounidenses han luchado juntas en batalla (...) En estos tiempos peligrosos es aún más importante continuar fortaleciendo nuestra vital alianza", dijo Trump.

publicidad

Ambos mandatarios resaltaron su interés por mantener los tratados comerciales bilaterales, algo que aseguraron beneficia a los trabajadores de las dos naciones . "Entendemos que ambos países son más fuertes cuando unimos más fuerzas en materia de comercio internacional. Tener más trabajos y acuerdos comerciales en norteamérica es mejor para EEUU y para Canadá, por eso seguirá habiendo cooperación", señaló el presidente estadounidense.

Las relaciones con Estados Unidos son cruciales para Canadá, pues más del 75% de sus exportaciones van al país vecino. Mientras que el 18% de las exportaciones estadounidenses llegan a suelo canadiense.

"A menudo nuestras victorias son compartidas y también sufrimos las pérdidas juntos. El vínculo entre nuestras naciones es fundamental", remarcó por su parte Trudeau.

El premier canadiense hizo énfasis en que a pesar de las diferencias con su homólogo, está de acuerdo en que lo que los une como vecinos, como los tratados, el transporte y el comercio fronterizo hace que los ciudadanos compartan los mismos desafíos y ventajas. "Las relaciones entre vecinos son complejas, no siempre estaremos de acuerdo, pero por el profundo respeto al otro podremos atravesar exitosamente esos problemas y seguir siendo los aliados y amigos cercanos", aseveró.

Trudeau añadió que millones de buenos trabajos de la clase media en ambos lados dependen de la relación bilateral.

publicidad

Sin detalles sobre NAFTA

Sin embargo, frente a uno de los temas que más se esperaba el pronunciamiento de ambos líderes, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA por sus siglas en inglés), no hubo mayor referencia y se limitaron a decir que en las próximas semanas y meses hablarán para continuar creando oportunidades laborales para los ciudadanos en ambos lados de la frontera, aludiendo solo a dos de los países miembros de este acuerdo (EEUU y Canadá).

Trump dijo que la relación comercial con Canadá es "extraordinaria" y cualquier cambio a este tratado será para beneficio de todos. Además, insistió en que con este vecino no existe una situación complicada como la que tienen con la frontera sur (México). "Por muchos años la transacción no ha sido justa con EEUU. Vamos a trabajar con México, vamos a hacerlo un acuerdo justo para ambas partes, nos vamos a llevar muy bien con México", advirtió.

Dos visiones opuestas sobre inmigración

Al tratar el tema de inmigración y fronteras en materia de cooperación en seguridad, Trump aseguró que "tienen grandiosas ideas en inmigración". "Vamos a atrapar a todos los malos, a los que realmente son malos", fue el único detalle que dio sobre esas ideas y defendió la misma postura antiinmigración que lo caracterizó desde que estaba en campaña.

publicidad

Trump defendió su política "dura" pero de "sentido común" sobre inmigración y prometió continuarla, a pesar de que una corte de apelaciones bloqueó su orden ejecutiva de prohibir la entrada al país de ciudadanos de siete países musulmanes.

"Tenemos que crear fronteras. Tenemos que dejar entrar a personas que puedan amar nuestro país. Queremos una hermosa puerta abierta, pero no dejaremos entrar a las personas equivocadas, no en mi administración. Tal vez parezca algo de dureza, pero es más sentido común que dureza", expresó.

En ese aspecto fue más notorio el contraste de ambos líderes, pues el primer ministro de Canadá habló al respecto en otro tono y reafirmó que "continuará con su política de apertura hacia la inmigración y los refugiados, sin comprometer la seguridad".

En el tema de refugiados Trudeau y Trump son polos opuestos. El premier canadiense ha recibido a 40,000 refugiados sirios, mientras el presidente de EEUU quiere frenar la entrada al país de migrantes y refugiados.

"Hemos hecho un gran trabajo. Estamos sacando a los criminales, criminales con tremendos récords de abusos y problemas. Es lo que dije que haría y es lo que estoy haciendo", argumentó el mandatario estadounidense cuando le preguntaron sobre su confianza en la seguridad de la frontera norte teniendo en cuenta que para él los refugiados sirios -que recibe con brazos a biertos Canadá- son una potencial amenaza terrorista.

publicidad

Por su parte, Trudeau marcó su distancia y no quiso ser : "Hemos peleado y muerto juntos en varias guerras; pero también ha habido tiempos en los que hemos tenido diferencias en nuestra forma de abordar las cosas, siempre respetuosamente. Lo último que los canadienses esperan es que venga aquí y le de lecciones a otro país de cómo gobernarse (...) mi rol es solo ser un ejemplo positivo en el mundo".

Lea también:

Relacionado
Justin Trudeau, primer ministro de Canadá
Comercio e inmigración, puntos cruciales en la cita este lunes entre Justin Trudeau y Donald Trump
Este lunes tendrá lugar en la Casa Blanca el primer encuentro bilateral entre el premier canadiense y el presidente de EEUU, con una agenda marcada por la inmigración y el futuro del acuerdo de libre comercio de América del Norte tras las reiteradas amenazas sobre su continuidad por parte de Trump.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad