publicidad
Los defensores de la internet abierta pensaban que el debate sobre neutralidad ya estaba superado.

Otra manera en que Trump te puede cambiar la vida: quiere eliminar la igualdad del tráfico en internet

Otra manera en que Trump te puede cambiar la vida: quiere eliminar la igualdad del tráfico en internet

El nuevo gobierno está en contra de la neutralidad de la red. Los grandes perdedores pueden ser Netflix, Amazon o Apple y sus consumidores.

Los defensores de la internet abierta pensaban que el debate sobre neutr...
Los defensores de la internet abierta pensaban que el debate sobre neutralidad ya estaba superado.

La industria tecnológica reaccionó con fuerza contra el veto migratorio del presidente Donald Trump y está muy preocupada por la posibilidad de que el gobierno restrinja las visas que usa para atraer talento internacional.

Pero también tiene una tercera pelea en el horizonte: Trump y su nuevo comisionado de Comunicaciones ya han dicho que están en contra de las políticas que hacen que todo el tráfico de internet circule en igualdad de condiciones. Hoy, las compañías de telefonía o banda ancha puedan darle prioridad a unos datos sobre otros.

Esa es la famosa 'neutralidad de la red', que el gobierno de Barack Obama implementó en 2015.

Obama pide neutralidad en el servicio de internet Univision

El nuevo líder de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), el republicano Ajit Pai, dijo en un discurso en diciembre que "los días están contados" para esa regla.

¿Qué significa esto?


Las compañías dueñas de las 'cañerías' por donde circula el tráfico de internet a tu teléfono, computadora o televisión, como las telefónicas Verizon y AT&T o las cableras Comcast y Charter (ahora dueña de Time Warner Cable), podrían ofrecer diferentes velocidades al contenido de las compañías de internet según éstas les pagaran o no.

Ese costo podría terminar trasladado al consumidor, por ejemplo, en una membresía más cara de Netflix o Amazon Prime.

publicidad

Para las grandes compañías de internet, desde Google o Apple a Facebook, esto significa que las reglas de competencia se alteran en gran manera y que las que son parte de una compañía de distribución de datos pueden salir ganando.

Por ejemplo:

  • Verizon compró dos grandes compañías de contenido online en los últimos tiempos: AOL y Yahoo! (aunque todavía no cierra la segunda operación). Podría priorizar el tráfico de Yahoo! por encima del de Google, si quisiera, empujando clientes a su motor de búsqueda.
  • Comcast es dueña de NBC Universal, por lo que podría hacer que los videos de esta cadena se vieran más rápido que los de CBS o ABC.

Los usuarios encontrarían menos contenido de calidad y barato online, menos plataformas independientes de distribución, posibles menores velocidades en su banda ancha y hasta menor acceso a los sitios que no pagaran por ser prioritarios, escribió el periodista especializado Lance Ulanoff.

Compañías como Charter podrían lanzar una imitación de Amazon y darle mayor velocidad para que los usuarios la prefieran, agrega.

En sus primeras semanas en el cargo, el republicano Pai ya ha tomado medidas que muestran que su intención es cumplir con su palabra y la del presidente Trump, que criticó la neutralidad de la red cuando el gobierno de Obama la aprobó.


Una de sus primeras medidas fue cerrar una investigación de las políticas de las telefónicas como T-Mobile, Verizon y AT&T que permiten que sus usuarios vean videos en sus teléfonos sin cobrarles el consumo de datos. A través de apps como go90 de Verizon o planes como Binge On de T-Mobile, estas compañías ofrecen ciertos contenidos que no cuentan en el consumo de datos del cliente. La FCC estaba investigando si esto iba en contra de la neutralidad de la red, pero ya no lo hará.

publicidad

"Malas noticias para los usuarios de internet", resumió el grupo sin fines de lucro Electronic Frontier Foundation. Recordó que apenas días antes la FCC había criticado a AT&T por darle prioridad al contenido de DirectTV (de su propiedad) por encima del de sus competidores.

Este tipo de prácticas, agregó, dificultan la innovación porque las pequeñas empresas no pueden llegar a suficientes usuarios para crecer.

Los demócratas en el Congreso ya dijeron que se opondrán a los intentos de desmantelar la neutralidad. "Los grandes barones de la banda ancha y sus aliados republicanos quieren echar el reloj a andar hacia atrás y convertir a las grandes compañías de cable y celulares en las guardianas del acceso a internet", dijo esta semana el senador Ed Markey.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad