publicidad

Los nominados de Trump más problemáticos para su confirmación en el Senado

Los nominados de Trump más problemáticos para su confirmación en el Senado

Antecedentes personales, conexiones con el mundo empresarial y un ambiente político belicoso complican a varios de los elegidos por presidente electo para su gabinete que comenzarán a confirmarse este martes en el Senado.

¿Cuál es el proceso para aprobar el gabinete de Trump? Univision

Al inicio de un nuevo gobierno las confirmaciones de los nominados por el presidente electo entran en un terreno político relativamente fácil. Pero en el caso de Donald Trump más de la mitad de sus candidatos han generado controversia y a horas que comiencen las audiencias en el Senado, no está claro si lograrán sortear el huracán político.

Todavía no se ha completado la revisión de antecedentes y potenciales conflictos éticos de los nominados, y este martes se iniciarán una serie de audiencias en la Cámara Alta. Un paso clave para ratificar a los candidatos propuestos por Trump.

El proceso en general está empañado por una lucha partidista típica de la vieja escuela en Washington, pero también por la rapidez con que la mayoría republicana está tratando de mover el proceso, apelando al mandato popular.

Ese mensaje suena vacío para los demócratas que vieron cómo el año pasado se retrasó por meses la confirmación de Merrick Garland como juez de la Corte Suprema.

Según el profesor y cientista político de la Universidad Drake en Iowa, Dennis Goldford, los candidatos de Trump están “teñidos de complicaciones y controversia”. Ambos elementos necesarios para una tormenta política en evolución.

“Por un lado el hecho de que no hayan completado los chequeos de antecedentes es una complicación grave. Qué pasa si tienen un voto y luego se sabe que la persona no puede desempeñar ese puesto. Sería embarazoso”, dijo.

Relacionado
preview
Jared Kushner, el poderoso yerno por el que Trump podría esquivar una ley motivada por los Kennedy
El presidente electo decidió nombrar al esposo de su hija Ivanka como asesor en la Casa Blanca, pese a leyes contra el nepotismo que lo impedirían.

“Además, cerca de la mitad del gabinete de Trump tiene problemas por conflictos de interés o las posiciones extremas que han adoptado sus candidatos. Eso da más armas a sus opositores y amplía la polémica”, agregó.

La oficina del líder de la minoría en el Senado Chuck Schumer aseguró que han seleccionado a una lista de nominados a quienes pedirán escrutinio adicional entre ellos Rex Tillerson, Jeff Sessions, Mick Mulvaney, Betsy Devos, Steven Mnuchin, Scott Pruitt y Andy Puzder.

“El presidente electo está tratando de llenar su gabinete amañado con nominados que romperían promesas de campaña y que han hecho millones para las industrias que estarán encargados de regular”, dijo Schumer en una declaración.

publicidad

Los demócratas no son los únicos detrás de esta bandera. Varios senadores republicanos como Lindsey Graham, John McCain, Marco Rubio, Susan Collins, Jeff Flake, entre otros, no se han quedado callados a la hora de criticar las decisiones del magnate sobre su gabinete.

Rex Tillerson, secretario de estado

El millonario, ex director ejecutivo de la petrolera Exxon, Rex Tillerson comenzará sus audiencias este miércoles. Varios senadores han expresado su preocupación por sus lazos con Exxon, su relación con Vladimir Putin y su capacidad de anteponer los intereses de la política exterior estadounidense a intereses económicos propios.

Su falta de experiencia en diplomacia internacional es otro punto en contra.

Relacionado
Tillerson con Putin a las afueras de Moscú en 2012.
Tillerson aparece como director de una empresa petrolera ruso-estadounidense en Las Bahamas
Una filtración de un diario alemán vuelve a confirmar la estrecha relación con Rusia del nominado para secretario de Estado.

Sin embargo, algunos senadores se opondrán a su nominación por una razón completamente disociada de Tillerson: para demostrar una posición en contra de Trump y su reacción frente al hackeo ruso en las elecciones estadounidenses.

“Tillerson necesita convencerme a mí y otros que ve a Rusia como una fuerza disruptiva, que ve a Putin como una amenaza para la democracia en todo el mundo”, dijo Graham.

Tillerson ha recibido el apoyo de figuras como el ex secretario de defensa Robert Gates y los ex secretarios de estado republicanos Condoleezza Rice y James Baker.

En los argumentos a su favor está su experiencia en el mundo de negocios a nivel mundial y el conocimiento geopolítico necesario para liderar la industria petrolera.

Jeff Sessions, procurador general


publicidad

Sessions comenzará sus audiencias este martes. Acostumbrado a estar en el lado de quien pregunta, junto a los otros senadores del comité judicial, ahora se enfrentará a un amplio escrutinio por parte de sus colegas.

Uno de los principales argumentos en contra del nominado de Trump son sus acusaciones de racismo, asociadas a comentarios a un caso de tres afroamericanos en Alabama, cuando se desempeñó como fiscal de distrito en su estado.

“No soy un racista, no soy insensible a los afroamericanos”, dijo enfáticamente en su audiencia para convertirse en juez federal en 1986, donde fracasó rotundamente.

Senadores demócratas quieren que miembros del Caucus Afroamericano participen como testigos en las audiencia de confirmación.

Relacionado
Jeff Sessions ya había considerado un honor ser parte del gobierno de Trump
Por qué los inmigrantes deben estar preocupados con la designación de Jeff Sessions como nuevo fiscal general
El senador por Alabama se ha opuesto a la inmigración ilegal por más de dos décadas, vinculando a los recién llegados con el terrorismo. Desde la campaña ha sido uno de los asesores más cercanos al presidente electo.

El director legal de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) David Cole testificará en su contra.

Por otro lado, la senadora demócrata Dianne Feinstein pretende ponerlo entre la espada y la pared respecto a las acciones legales en el caso de los correos electrónicos de Hillary Clinton.

A favor de Sessions están sus 20 años de servicio como senador y su posición como uno de los legisladores republicanos más conservadores en el Congreso.

Tom Price, secretario de Salud

Otra candidatura controversial en el gabinete de Trump es Tom Price, tanto por sus antecedentes como por el contexto político en el que llega su nominación.

Luego de ocho años de gobierno demócrata y con la reforma sanitaria como uno de los principales legados del presidente Barack Obama, una de las principales promesas de Trump es eliminar la legislación.

publicidad

La reforma se ha transformado en uno de los conflictos partidistas más importantes entre demócratas y republicanos. Quien dirija el departamento de Salud y Servicios Humanos estará en el ojo del huracán político y por lo tanto la nominación de cualquier candidato para el puesto es controversial, ya que deberá responder preguntas respecto al futuro de la reforma.

Relacionado
Price ha estado en contra de Obamacare desde 2009, cuando los demócratas...
El fin de Obamacare está más cerca con la elección de Tom Price como secretario de Salud
El congresista republicano de Georgia seleccionado por Donald Trump y confirmado por el Senado es un fuerte crítico de la reforma sanitaria de Obama. ¿Qué significa su elección para la salud de los estadounidenses?

Médico y congresista, Price ha presentado diversos proyectos de ley para reemplazar la reforma sanitaria.

También ha presentado propuestas que permitan a los médicos defenderse más fácilmente de acusaciones por mala práctica, y tener contratos privados con beneficiarios de Medicare, una vía que les permitiría a los doctores salir del sistema (un punto altamente criticado por los demócratas).

Price enfrentará preguntas sobre la compra y venta de acciones de compañías de salud en sus años en el Congreso.

A su favor están sus 12 años de servicio como congresista donde ha llegado al puesto de presidente del comité de presupuesto, uno de los cargos de mayor poder en el Congreso.

Price se ha convertido en una de las voces más fuertes entre los republicanos conservadores y cuenta con importantes conexiones en Washington.

publicidad

Scott Pruitt, director de EPA

Trump nominó a Pruitt para dirigir la Administración de Protección Ambiental. Al igual que en caso de Price la oposición a Pruitt está relacionada con sus posturas públicas y con el hecho de que el debate medioambiental es otra de las áreas más contenciosas entre demócratas y republicanos.

Mientras los liberales creen fervientemente en el cambio climático y la necesidad de avanzar reformas radicales para modificar el daño humano al medio ambiente, los republicanos siguen cuestionando el origen del calentamiento global.

Relacionado
El fiscal general de Oklahoma, Scott Pruitt, fue elegido por el presiden...
El elegido para liderar la agencia ambiental EPA es un escéptico del cambio climático y defensor de las petroleras
Desde su despacho como fiscal, Pruitt demandó a la EPA en varias ocasiones incluyendo un litigio en contra del Plan de Energía Limpia que es la columna vertebral de la iniciativa ambiental del mandatario Barack Obama. Organizaciones ambientalistas criticaron el nombramiento y afirmaron que es como "poner a un pirómano al frente del departamento de bomberos".

Pruitt es uno de ellos. “Los científicos continúan en desacuerdo respecto al grado y magnitud del calentamiento global y su conexión con las acciones de la humanidad”, escribió en National Review.

Los demócratas han exigido investigar las conexiones de Pruitt con la industria petrolera.

Pruitt se ha desempeñado como fiscal general de Oklahoma desde 2011 y ha sido una de las figuras claves en la batalla en contra de las políticas de cambio climático lideradas por Obama.

A su favor está que ha trabajado por años en el tema, tiene el respecto de actores conservadores claves en el área.

Vea también: Así crece el equipo de gobierno de Donald Trump

En fotos: así crece el equipo de gobierno de Donald Trump
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad