publicidad
Paul Manafort fue jefe de campaña de Donald Trump hasta agosto.

El exjefe de campaña de Donald Trump trabajó en secreto para "beneficiar" a Rusia, según AP

El exjefe de campaña de Donald Trump trabajó en secreto para "beneficiar" a Rusia, según AP

Según los documentos a los que tuvo acceso The Associated Press, Paul Manafort planteó una estrategia para mejorar la imagen de Rusia, ganar influencia internacional y socavar la oposición anti-rusa en las antiguas repúblicas soviéticas.

Paul Manafort fue jefe de campaña de Donald Trump hasta agosto.
Paul Manafort fue jefe de campaña de Donald Trump hasta agosto.

Paul Manafort, exdirector de campaña presidencial de Donal Trump, trabajó en secreto hace una década para un millonario ruso cercano al presidente ruso Vladimir Putin, al que propuso un ambicioso plan de cabildeo para beneficiar al Kremlin, según una investigación de The Associated Press, publicada este miércoles.

Precisamente, Manafort, un veterano estratega de Washington y experto en lavar la imagen de líderes extranjeros, dimitó cinco meses después de ponerse al frende de la campaña de Trump sin dar un motivo, pero coincidiendo con las revelaciones de supuestos vínculos con políticos ucranianos pro-rusos.

Funcionarios vinculados con Trump habrían estado en contacto con Rusia antes de las elecciones del 2016, según The New York Times Univision

La sombra de sus supuestos vínculos con Rusia ha planeado sobre Manafort, que anteriormente ha negado haber trabajado para intereses rusos.

Sin embargo, los documentos a los que tuvo acceso The Associated Press muestran ahora que en junio de 2005 presentó un plan estratégico confidencial en el que proponía influir en política, acuerdos comerciales y cobertura mediática en Estados Unidos, Europa y las exrepúblicas soviéticas para beneficiar al gobierno de Vladimir Putin.

En ese momento, el republicano George W. Bush estaba en la Casa Blanca y la relación entre Estados Unidos y Rusia atravesaba otro de sus bajos momentos.

El excolaborador de Trump presentó sus planes al magnate ruso del aluminio Oleg Deripaska, un aliado próximo a Putin con quien llegó a firmar un contrato anual de 10 millones de dólares a partir de 2006, según entrevistas con personas familiarizadas con el asunto y en registros empresariales confidenciales obtenidos por la The Associated Press.

Relacionado
El jefe de campaña de Donald Trump revisa todo en el podio antes del ini...
Emails "muestran" que presidente de campaña de Trump defendió secretamente intereses rusos en Washington
La agencia de noticias AP informa que Paul Manafort cabildeó para el gobierno de Ucrania sin inscribirse como agente de extranjeros, algo penado con hasta cinco años de cárcel.

"Este modelo puede beneficiar mucho a Putin"

Manafort y Deripaska mantuvieron su relación comercial hasta al menos 2009, según una persona conocedora del tema.

"Somos de la opinión de que este modelo puede beneficiar mucho al gobierno de Putin si se emplea a los niveles correctos y con el compromiso adecuado con el éxito", escribió Manafort en el reporte de 2005 a Deripaska.

En su opinión esa acción, continúa, "ofrecerá un gran servicio que puede redireccionar, a nivel tanto interno como externo, las políticas del gobierno de Putin".

Los planes de Manafort estaban incluidos en documentos obtenidos por The Associated Press, entre los que había memorándums estratégicos y registros que muestran transferencias internacionales de millones de dólares, pero la agencia señala que, no está claro qué trabajo hizo exactamente Manafort.

Relacionado
Paul Manafort en la Convención Nacional Republicana en julio 2016.
El pasado oscuro que desplazó a Manafort, jefe de campaña de Trump
En un segundo gran giro sorpresivo en menos de dos meses, la campaña de Trump baja de rango a su ejecutivo más alto. La larga trayectoria de Manafort representando en Washington a mandatarios acusados de violaciones de derechos humanos y su conexión con Rusia tiene mucho que ver en esta decisión.

La revelación se produce mientras el FBI y el Congreso investiga si miembros del equipo de la campaña de Trump tuvieron relación con funcionarios del Kremlin con el objetivo de interferir en la campaña presidencial de 2016, después de que piratas informáticos filtraron a la prensa correos privados de miembros de la campaña de la demócrata Hillary Clinton.

Manafort confirmó en un comunicado a The Associated Press que trabajó para Deripaska en varios países, pero señaló que su labor se estaba mostrando injustamente como "inapropiada o ruin" como parte de una "campaña de desprestigio".

"Trabajé con Oleg Deripaska hace casi una década representándolo en asuntos empresariales y personales en países donde tenía inversiones", explicó Manafort. "Mi trabajo para el sr. Deripaska no implicó representar intereses políticos rusos", agregó.

publicidad

El director del FBI, James Comey, confirmó esta semana en una comparecencia ante el Congreso la investigación federal, pero declinó decir si Manafort era uno de sus objetivos.

La Casa Blanca ha tratado de distanciarse de Manafafort mientras se reproducen las revelaciones de sus supuestos vínculos con el íder ucaniano prorruso Víctor Yanukóvich.

Horas después de la comparecencia de Comey, un diputado ucraniano aseguró este martes Manafort de haber recibido en 2009 un pago de 750,000 dólares de Yanukóvich a través de una compañía offshore. En una rueda de prensa desde Ucrania, Serguei Lechtchenko, aseguró que tiene los documentos firmados por el asesor estadounidenses, que según dijo encontró en su oficina.

Un portavoz de Manafort rechazó las alegaciones que consideró "sin fundamento" y dijo que algunos de los documentos publicados parecían fabricados porque el papel con el membrete y la firma no coincidían con la de Manafort.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo el lunes que Manafort "jugó un papel muy limitado en un espacio de tiempo muy limitado" en la campaña, pero cabe destacar que fue el director de campaña de Trump durante la crucial Convención Nacional Republicana, en la que ganó la nominación.

Stephen Bannon, el jefe de estrategia política de Trump con conexiones a supremacistas blancos
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad