publicidad
Ed Gillespie, candidato republicano a gobernador en Virginia.

Ed Gillespie, el republicano que se transformó en trumpista para la elección de Virginia

Ed Gillespie, el republicano que se transformó en trumpista para la elección de Virginia

El éxito del mensaje duro en inmigración y raza será puesto a prueba este martes cuando conoceremos si al candidato republicano a gobernador en Virginia le dará resultado su radicalización.

Ed Gillespie, candidato republicano a gobernador en Virginia.
Ed Gillespie, candidato republicano a gobernador en Virginia.

La campaña por la gobernación de Virginia, que culmina este martes, bien puede ser un reflejo del momento político que vive Estados Unidos; no sólo por el debate que ha despertado en temas como racismo, el legado de la confederación y la política inmigrante, sino porque el triunfo o fracaso del candidato republicano Ed Gillespie puede convertirse en la pauta para las elecciones legislativas de 2018.

Gillespie, que ahora sigue el modelo del presidente Donald Trump en inmigración, era una de las caras del "establishment" republicano. Un conservador moderado, cabildero, ex presidente del Comité Nacional Republicano, asesor de George W. Bush y ex miembro de la campaña presidencial de Mitt Romney en 2012.

publicidad

Su rival, el demócrata Ralph Northam es favorito en Virginia, pero Gillespie le ha recortado terreno. La demócrata Hillary Clinton ganó este estado en 2016 que se ha vuelto más liberal en los últimos años. Este martes se votará por las asambleas y gobernadores de Virginia y Nueva Jersey y a los alcaldes de varias decenas de ciudades (entre ellas Miami, Nueva York y Boston).

Desde 2014 Gillespie ha querido dejar su sello en la política nacional y estatal. Primero compitiendo por el escaño de Mark Warner en el Senado y ahora en pos de la gobernación de Virginia. Pero su estrategia política ha cambiado en 180 grados.

Relacionado
Anuncio en que el republicano Ed Gillespie acusa a su rival demócrata, R...
Estas son las elecciones del 7 de noviembre en las que conoceremos la fuerza de los demócratas frente a Trump

En 2014, el republicano lideró una campaña pro inmigración y pro crecimiento. Centró sus ataques en la debilidad e ineficiencia de Warner en la Cámara Alta, lo criticó por sus iniciativas en contra del carbón y cómo eso dejaría a miles de residentes en el estado en quiebra. La ofensiva demócrata se enfocó en su rol como cabildero, sobre todo para la compañía Enron.

Gillespie anunció su candidatura para la gobernación de Virginia en octubre de 2015. Pero ahora su estrategia es muy diferente.

Trumpismo sin Trump

Una de las principales propuestas del ex cabildero es preservar las estatuas de la Confederación. El estado tiene más de 200 símbolos en honor a esta época, liderando la lista en el país. Gillespie también quiere endurecer las medidas en contra de la inmigración indocumentada.

publicidad

El republicano ha atacado al demócrata Ralph Northam, acusándolo de favorecer las ciudades santuario y de abrir una la puerta a la pandilla MS-13 a Virginia.

En varias ocasiones, Gillespie ha asegurado que en Virginia hay 2,000 miembros activos de MS-13 en el condado de Fairfax, donde viven más de 200,000 hispanos.

Relacionado
Ed Gillespie, candidato republicano a la gobernación de Virginia.
Candidatos republicanos utilizan el racismo para demonizar a los latinos

"Está llegando a la gente a través de una estrategia política de "silbato canino" (es decir mensajes ambiguos que los intolerantes pueden interpretar como guiños)", le dijo a Univisión Noticias Geoffrey Skelley, editor asociado de Sabato Crystal Ball en el Centro de Política de la Universidad de Virginia.

Tiene un discurso basado en seguridad pública, bienestar y proteger a los residentes de Virginia, pero está claro que está tratando de provocar a los votantes basado en raza y etnia", añadió Skelley. "Si se mantiene cerca o gana la elección esto se volverá un estándar para los republicanos en 2018. Es la Trumpificación del partido republicano".

Relacionado
El equipo de Francis Suárez, el favorito para ganar la alcaldía de Miami...
La democracia vista desde el sofá: ¿Por qué casi nadie vota por los alcaldes en EEUU?

Aunque el presidente le ha dado su apoyo a Gillespie no ha participado en ninguno de los eventos de su campaña. El ex cabildero ha mantenido una distancia prudente del millonario y no lo ha incluido en sus avisos publicitarios, simplemente ha mencionado que recibió su respaldo.

"Virginia no es un estado republicano típico. Hillary Clinton ganó en 2016. Tener a Trump en la campaña no le favorecería a Gillespie y probablemente hubo un acuerdo previo para evitarlo. Si el presidente hiciera campaña por él, se volvería en su contra", explicó a Univisión Noticias el encuestador John Zogby.

Campaña ajustada

La mayoría de los sondeos posiciona a Northam un promedio de 3 puntos arriba de Gillespie. Por ejemplo, el estudio de Monmouth University donde se incluyeron 713 votantes de Virginia posicionó al demócrata con 47% mientras Gillespie figuró con 45%.

publicidad

La Universidad de Quinnipiac en tanto mostró a Northam con 52% mientras el republicano obtuvo 42%. El sondeo incluyó a 1,056 personas.

La participación electoral siempre es un problema en las elecciones que están fuera del ciclo presidencial, pero los demócratas batieron récords de participación en la primaria con 542,000 votantes frente a 360,000 republicanos.

"Es una elección muy estrecha, demasiado para anticipar a un ganador. Todo dependerá del nivel de participación. Los demócratas tienen una ventaja en registro de votantes, veamos si eso hace la diferencia este martes", aseguró Zogby.

"Gillespie casi perdió en la campaña contra un candidato que prácticamente era neo confederado, Corey Stewartt. Eso hizo evidente que en 2017 tendría que usar tácticas nuevas para atraer a la base. Ahora claramente está utilizando un ambiente de tensión racial para atraer votantes. Trump usó esta estrategia exitosamente en 2016", comentó Skelley.

Este martes las urnas abrirán a las 6AM en Virginia, sólo entonces se verá la primera prueba de fuego para el Trumpismo en un estado péndulo y crucial para las elecciones de 2020.

Las fotografías del recorrido de Donald Trump por Asia
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad