publicidad

La Policía de Chicago mata a tres personas, una de ellas de manera "accidental"

La Policía de Chicago mata a tres personas, una de ellas de manera "accidental"

La policía de Chicago, que ya enfrentaba un intenso escrutinio, está nuevamente en la mira luego que un agente mató accidentalmente a una mujer.

Mueren dos por disputa doméstica en Chicago /Univision

La policía de Chicago, que ya enfrentaba un intenso escrutinio de organizaciones civiles entre señalamientos de presunto prejuicio racial, estaba nuevamente en la mira nacional el domingo, luego que uno de los agentes que acudieron a un domicilio por una riña familiar mató accidentalmente a disparos a una mujer de 55 años. También murió a tiros un hombre de 19.

Según familiares, la mujer muerta - Bettie Jones- vivía en un departamento un piso abajo de Quintonio LeGrier, por cuyo comportamiento se había solicitado la intervención policial. LeGrier también fue muerto a disparos aproximadamente a las 4:25 am del sábado en un barrio del llamado West Side. LeGrier y Jones eran de raza negra, de acuerdo con la oficina del forense.

Los agentes que acudieron en respuesta a la llamada "fueron confrontados por un sujeto combativo, lo que resultó en la descarga del arma del agente", dijo la policía de Chicago en una declaración breve la noche del sábado.

Al parecer, el estudiante Quintonio LeGrier estaba golpeando con un bate de béisbol la puerta de su dormitorio y los agentes afirman que tuvieron que enfrentarse a "una persona combativa" y que sus disparos le causaron la muerte.

Según la familia LeGrier, en declaraciones a la cadena televisiva local WLS el joven tenía problemas mentales, pero no era agresivo.

"La víctima femenina de 55 años fue baleada por accidente y trágicamente murió", agregó el texto de la policía, que expresó sus "condolencias más profundas a la familia y amigos de la víctima".

publicidad

Miembros de la oficina forense del condado de Cook y familiares dijeron que Jones, madre de cinco hijos y que recibió a la familia para la Navidad, y LeGrier, un estudiante universitario que estaba en casa por las vacaciones, fueron declarados muertos en hospitales.

En la declaración, la policía no reveló de momento la raza del agente. Dijo solo que los policías involucrados en el incidente serán puestos en tareas administrativas durante 30 días, mientras "pueden realizarse que labores de formación y aptitud para las necesidades del servicio". No quedó claro por el momento cuántos agentes respondieron al llamado, cuántos utilizaron sus armas de fuego y cuántas veces fueron baleados tanto LeGrier como Jones.

Otro hombre fue abatido al sur de la ciudad

Por otro lado, y en otro suceso, la policía abatió a un hombre cuando se encontraba en pleno asalto "a mano armada" en el sur de la ciudad.

Ambos tiroteos se encuentran bajo investigación de la Autoridad Policial Independiente de Revisión.

En el ojo del huracán

Estos nuevos hechos de violencia policial en Chicago se producen una semana después de que cientos de personas se manifestaran para exigir la dimisión del alcalde, Rahm Emanuel, a quien acusan de haber encubierto a un policía blanco que el año pasado mató a un joven negro.

Un portavoz de Emanuel indicó que el alcalde se encontraba de vacaciones junto a su familia en Cuba, y emitió un comunicado en el que subrayó "cualquier momento en el que un policía usa la fuerza pública merece respuestas, y sin tener en cuenta las circunstancias todos lamentamos cuando se pierde una vida en la ciudad".

publicidad

Las protestas se basaron en la publicación en noviembre de un video en el que se ve al joven Laquan McDonald, de 17 años y que iba armado con un cuchillo, corriendo, aparentemente alejándose de un grupo de policías, cuando recibe el primero de los 16 balazos.

La difusión del video causó protestas, obligó a la renuncia del jefe de la policía de Chicago Garry McCarthy. No quedó claro por el momento si hay videograbaciones de los tiroteos del sábado.

Masivas protestas en las calles de Chicago por asesinato de Laquan McDonald /Univision


La policía de Chicago ya ha sido condenada en otras ocasiones por el uso excesivo de la fuerza.

Un juez federal de Estados Unidos determinó el 14 de diciembre pasado que la Policía de Chicago hizo un uso de "fuerza excesiva" en el incidente que precedió a la muerte del detenido de raza negra Philip Coleman, de 38 años, en 2012 y que fue arrastrado por las esposas durante varios metros.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad