publicidad
La ejecución de Marcellus Williams dependerá de la decisión de la Corte Suprema. Sus abogados se amparan en que el ADN hallado en la víctima por la que lo acusan, no es suyo.

Gobernador de Missouri detiene ejecución de Marcellus Williams

Gobernador de Missouri detiene ejecución de Marcellus Williams

En una carrera a contrarreloj, la defensa del condenado a muerte asegura que no se hallaron restos de ADN en el arma con el que supuestamente había asesinado a una periodista. Pero los fiscales reiteran que es culpable y que su ejecución este martes debía concretarse.

La ejecución de Marcellus Williams dependerá de la decisión de la Corte...
La ejecución de Marcellus Williams dependerá de la decisión de la Corte Suprema. Sus abogados se amparan en que el ADN hallado en la víctima por la que lo acusan, no es suyo.

El gobernador de Missouri, Eric Greitens, detuvo la ejecución de un hombre que, según sus abogados, parece no haber cometido el asesinato por el cual fue sentenciado a la pena capital, tras unas pruebas de ADN que señalan que no se encontraron rastros del condenado en el arma con la que se cometió el crimen.

Marcellus Williams, de 48 años, fue condenado a muerte acusado del asesinato a cuchilladas de Lisha Gayle, una reportera del diario St. Louis Post-Dispatcher, durante un robo en 1998 en un barrio de University City.

El gobernador informó que designó un directorio de cinco miembros para revisar el caso. "Una sentencia a muerte es definitiva, es una pena permanente. Para llevar a cabo la pena capital, el pueblo de Missouri debe estar seguro con la sentencia de culpabilidad".

El abogado de Williams, Kent Gipson, insiste en que el hombre puede ser inocente. Unas pruebas de ADN realizadas en diciembre –y con técnicas que no existían en 2001– demostraron, asegura, que no se encontraron rastros de Williams en el cuchillo con el que fue apuñalada Gayle. Gipson cita además pruebas anteriores que descartaron que los cabellos hallados en la camisa de la reportera muerta y los restos de piel en sus uñas no eran de Williams. Tampoco correspondían con su talla las huellas de zapato que se encontraron en la escena del crimen.

La nueva evidencia "nos demuestra que el verdadero asesino no es él", dijo Gipson a la agencia AP. Pero Loree Anne Paradise, una vocera del fiscal general Josh Hwley, cree en la culpabilidad del hombre basados en evidencias anteriores.

publicidad

Greg Hampikian, uno de los expertos que realizó pruebas de ADN en este caso, dijo a la BBC que "no hay nada en la escena del crimen, nada del cuerpo o nada del arma que comprometa a Marcellus Williams". El especialista incluso insta a la Corte Suprema a ir a una nueva audiencia si duda de su expertise.

El abogado de Williams ya había apelado la sentencia ante la Corte Suprema en 2015, que accedió a que se realizaran nuevas pruebas de ADN. Ahora, pidieron la clemencia del gobernador Greitens, que aún no se ha manifestado.

De realizarse la ejecución, Williams se convertiría en el segundo preso ejecutado por Missouri en 2017.

Un asesinato

La muerte de Lisha Gayle, de 42 años, ocurrió el 11 de agosto de 1998. Ella salía de darse una ducha cuando se encontró cara a cara con su asesino, que la acribilló con un cuchillo de su propia cocina. Fueron 27 heridas por cortes y 16 puñaladas las que recibió, siete de ellas fatales.

Tras el incidente, Williams fue detenido como el principal asesino. Los testimonios de dos personas sustentaron su acusación: el de una exnovia y el de su ex compañero de celda. Ambos lo vincularon con el crimen.

Tiempo después se conoció, refieren los medios, que cada uno había recibido 10,000 dólares como parte de una recompensa que fijó la familia de la víctima para quien contribuyera a resolver el caso.

Con esos testimonios y algunas pruebas más, Williams fue hallado culpable y sentenciado a muerte en 2001. Esto a pesar de que siempre mantuvo su inocencia.

publicidad

La organización Change.org considera que el caso de Williams es una muestra de discriminación racial en el sistema de justicia de Estados Unidos. En su página web tienen una petición para detener la ejecución del hombre de 48 años que, hasta la publicación de la nota, había recabado 185,461 firmas de apoyo.

Otras como Amnistía Internacional exigen que "no se deshonre a la víctima de asesinato Lisha Gayle con la ejecución de Marcellus Williams". Y la organización de defensa de los derechos civiles ACLU también pidió frenar esta muerte.

Ve también:

Cinco casos de menores desaparecidos que conmocionaron a sus comunidades
Relacionado
Yvette Henley junto con su abuelo Gary Forester.
Con pizzas gratis, un joven en Reino Unido ayuda a encontrar a una niña desaparecida en EEUU
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad