publicidad

Dolores Huerta: Después de Iowa, una mirada de cerca a Cruz y Rubio

Dolores Huerta: Después de Iowa, una mirada de cerca a Cruz y Rubio

La autora subraya la importancia de que los hispanos voten de manera informada y estén atentos a las propuestas de los candidatos

Dolores Huerta: Después de Iowa, una mirada de cerca a Cruz y Rubio AP-t...


Por Dolores Huerta, líder pro derechos civiles y miembro de la junta de People For the American Way

La gran mayoría de los votantes latinos, desde los nuevos votantes hasta mis hijos, nietos e, incluso, bisnietos, saben que Donald Trump es un peligro real para las comunidades latinas de todo el país. Su retórica trastornada hace nuestras vidas más difíciles y una presidencia de Donald Trump sería, francamente, un desastre.

Pero, tras los resultados de los caucus de Iowa, con Ted Cruz y Marco Rubio yéndoles mucho mejor de lo esperado, es imperativo que veamos con atención qué significarían ellos para nuestro futuro.

Tan solo porque la retórica que oímos de Ted Cruz y Marco Rubio es diferente de la que le escuchamos a Donald Trump, eso no significa que alguno de ellos sería siquiera una opción tolerable para Presidente. Como senadores, ambos han votado de manera consistente para apoyar intereses corporativos que afectan a las familias trabajadoras. Y durante la campaña se han unido a Donald Trump para mostrar posiciones de extrema derecha y difamar a los inmigrantes.

Marco Rubio ascendió al escenario nacional como candidato del Tea Party para el Senado de Florida. En esa campaña y a lo largo de su período en el Senado, Rubio ha votado una y otra vez contra las prioridades de nuestras comunidades. Ya sea que se trate de su voto contra la Paycheck Fairness Act (ley de equidad salarial), o por hacer recortes a Medicare, Rubio ha luchado contra las políticas que apoyan la mayoría de mujeres, adultos mayores y latinos.

publicidad

Como todos sabemos, Rubio apoyó una vez una reforma migratoria integral con una vía para conceder la ciudadanía. Pero rápidamente le dio la espalda a la comunidad de inmigrantes y cedió al Tea Party y la extrema derecha para retirar su apoyo a la ley. Él ya no apoya una reforma migratoria integral y se alía con Trump y otros republicanos de extrema derecha para decir que un muro en la frontera es “absolutamente” necesario.

Es más, en recientes discursos y debates, ¡cada vez que surge el tema de la inmigración, Rubio menciona el terrorismo! Él presenta a todos los inmigrantes como posibles terroristas, exacerbando de manera innecesaria —y peligrosa— el miedo a los inmigrantes y a los latinos que viven en Estados Unidos. Su retórica demuestra que está dispuesto a seguir los pasos de Donald Trump para ganar la nominación. Está claro que un presidente Rubio haría todo lo que estuviera en su poder para apoyar políticas que harían cada vez más difícil la vida de mujeres, inmigrantes y adultos mayores.

En cuanto a Ted Cruz, siempre pienso en el adagio “dime con quién andas, y te diré quién eres”. Detrás de Ted Cruz, durante su discurso de victoria, estaba nadie menos que el representante Steve King, agitador antiinmigrante. Fue él quien llamó a los DREAMers traficantes de drogas “ con crías del tamaño de melones”.

publicidad

King y Cruz lideran voces antiinmigrantes en el Congreso. Y Steve King no es el único extremista al lado del cual se para Ted Cruz. Troy Newman, el nuevo codirector de uno de los grupos de campaña de Cruz, ha abogado por la ejecución de proveedores de aborto. Recientemente, Cruz también compartió el escenario con un pastor, Kevin Swanson, que cree que las personas homosexuales deberían ser condenadas a muerte. Nadie que aspire al cargo más alto de nuestra nación debería asociarse con gente como King, Newman y Swanson. Pero, al parecer, para Cruz no hay persona demasiado extremista. Él ha mostrado que, tanto en la campaña como en la Presidencia, se alinearía con figuras extremadamente antiinmigrantes, antimujeres y anti LGBT, y apoyaría su agenda.

A medida que continúan las votaciones en las primarias presidenciales de 2016, debemos permanecer atentos a todo lo que digan los candidatos, no solo Donald Trump, acerca de lo que creen y de las políticas prioritarias que apoyan. El voto latino tiene el poder de decidir quién se convertirá en el próximo presidente de los Estados Unidos. Eduquémonos y eduquemos a nuestros amigos y vecinos respecto a los candidatos. Y asegurémonos de que cada una y cada uno de nosotros salga a votar en las primarias y en noviembre. Está en juego el futuro de nuestras comunidades.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad