publicidad

Narco-Tec, tecnología e ingenio al servicio de los narcos

Narco-Tec, tecnología e ingenio al servicio de los narcos

Este documental revela las vertiginosas innovaciones para producir y exportar drogas de los cárteles colombianos. Este viernes por Unimas.

Narco-Tec: un documental sobre los mecanismos del narco Univision

Con cada vez mayores inversiones y tecnología en la lucha contra el tráfico de drogas y golpes más efectivos contra los zares de los estupefacientes, a los narcos no les ha quedado otra opción que poner el ingenio a trabajar y sumarse a la ola del desarrollo para mantener su negocio.

De hecho, la habilidad para generar tecnologías para producir y traficar drogas ha sido la llave del éxito del negocio de los narcos colombianos en medio de una incesante persecución por parte de las autoridades.

Cercados por controles fronterizos cada vez más sofisticados y por la colaboración de agencias nacionales e internacionales, los narcos responden con métodos de producción y distribución casi tan complejos.

La historia completa de las tecnologías de esta poderosa industria clandestina y las formas en la que determina miles de vidas de productores y vendedores de drogas aún no ha sido contada en profundidad.

El documental Narco-Tec revela por primera vez las vertiginosas innovaciones tecnológicas de la producción y exportación de drogas colombianas desde los bosques lluviosos, las montañas andinas y las ciudades, hasta los caminos que llevan a los océanos Pacífico y Atlántico, adentrándose en lo más profundo de uno de los negocios ilegales más lucrativos del mundo.

Desde la década de los 80 en el siglo pasado, Colombia, sede de los poderosos cárteles de Cali y Medellín, y el mayor país exportador de cocaína hasta hace poco tiempo, libra una guerra sin respiro contra este negocio de proporciones mundiales.

publicidad

Se trata de una lucha que ha exigido a las autoridades descifrar las estrategias y formas de tecnificación de cultivos, procesamiento y tráfico de alucinógenos para su exportación a los principales mercados de Estados Unidos y Europa, en la conformación de una estructura compleja que cuenta con 40 años de funcionamiento.

De no haber sido por el carácter vertiginoso e ingenioso del desarrollo de esas tecnologías clandestinas, la estructura misma del narcotráfico colombiano hubiese atravesado serias dificultades y no hubiese podido crecer al ritmo que lo ha hecho.

Los narcos colombianos, de la mano de la tecnología y la innovación, han logrado reinventarse y reconvertir el negocio para mantener su crecimiento y expandir el negocio.

Una evidencia del aprovechamiento de las tecnologías por parte de los narcotraficantes es el narcotorpedo, un submarino con capacidad para cargar cinco toneladas de cocaína en su interior. El dispositivo fue desarrollado en el 2000 por un ingeniero de Medellín al servicio del narcotráfico, bajo el nombre de “Proyecto Neptuno”. Es el medio de tráfico más seguro para el paso de droga hacia México. El dispositivo cuenta con un sistema de lastre para introducir agua en cámaras y hundirlo hasta 30 metros, sacar el agua y hacerlo emerger. El torpedo se hace invisible a cualquier tipo de control al sumergirse, atado a una lancha pesquera por un cable de acero de un largo de 200 metros (unos 650 pies). En caso de ser interceptada la nave nodriza, libera el cable, mientras el torpedo -a la deriva- se mantiene bajo el agua, y suelta una radio-boya que emite señales que permiten a los narcos recuperar el botín.

publicidad

Las señales dan las coordenadas de la ubicación de la mercancía con un margen de error de medio metro y a una distancia de 2,000 millas náuticas, decodificadas de tal forma que sólo las capta la embarcación escolta, la cual la recoge y la sigue remolcando hacia su destino final.

De la mano de Harris Whitbeck, el reconocido reportero de guerra en conflictos como Irak, Afganistán, el golpe de Estado en Haití, la rebelión de Chiapas y el cubrimiento de la toma de la embajada del Japón en Perú, Narco-Tec emprende un emocionante viaje desde los inicios del narcotráfico en 1970 hasta el presente, explorando los procesos, máquinas y estructuras de desarrollo, y las vidas de aquellos que están comprometidos con los remotos laboratorios, fábricas urbanas en América Latina y Europa, campos aéreos clandestinos en el Caribe y África, así como en submarinos y los increíbles narcotorpedos a través del mar.

Whitbeck cuenta cómo estos mundos clandestinos son determinados por la tecnología a través de testimonios e imágenes originales del drama diario de los inventores que viven en la industria de la droga.

Narco-Tec descubre cómo esta empresa criminal de dimensiones globales ha constituido su poder al domar la dureza de la naturaleza y la extensión de los cielos y océanos valiéndose de tecnología única hasta ahora desconocida.

publicidad

En cada episodio, Whitbeck recorre las diferentes modalidades que utilizan las bandas dedicadas al tráfico de estupefacientes. Aborda el microtráfico y los laboratorios urbanos, los cultivos ilícitos, los megalaboratorios ubicados en las selvas latinoamericanas y a su vez explora las diferentes tecnologías y técnicas que utilizan los narcotraficantes para camuflar sus cargamentos por vía aérea o marítima.

 Narco-Tec se estrena este viernes 24 de octubre a las 8 pm del Este y 7 del Centro por Unimas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad