publicidad

Incendio en Los Ángeles podría tratarse de un acto criminal

Incendio en Los Ángeles podría tratarse de un acto criminal

Autoridades examinan el lugar de la tragedia ante la posibilidad de que el fuego haya sido un acto premeditado.

Investigan incendio en Los Angeles como un siniestro criminal /Univision

El gran incendio que ocurrió en Los Ángeles, donde un edificio de apartamentos fue consumido en su totalidad, está siendo investigado como un incendio criminal.

De acuerdo con declaraciones del capitán de bomberos Jaime Moore al diario Los Ángeles Times, aunque en siniestros donde las llamas son de tal magnitud se inicia una investigación criminal, es muy raro que todo el edificio se consuma a la vez.

"Puede que haya habido algún juego sucio", indicó Moore, mientras que investigadores examinan el edificio y los registros financieros.

Asimismo se utilizaron perros entrenador para detectar cualquier anomalía, como el uso de acelerantes de fuego.

Este siniestro obligó a cerrar carreteras y dejó la zona cubierta de cenizas y humo.

Centro de Los Ángeles arde por devastador incendio /Univision

El incendio se desató en un sitio en construcción a eso de la 1:20 de la mañana. Más de 250 bomberos batallaban contra las llamas, dijo Ralph Terrazas, jefe del departamento de bomberos local.

"Parecía una bomba que había explotado", dijo el capitán.

Las llamas calcinaron los siete pisos de la estructura de madera y dañaron tres pisos de un edificio adyacente. El fuego se podía ver desde varias millas a lo lejos.

"El calor fue tan intenso que reventó ventanas en otro edificio", dijo el jefe de una unidad de bomberos, Joseph Castro.

Tres pisos del edificio adyacente resultaron quemados por las llamas y otros pisos sufrieron daños por agua. El edificio, que alberga departamentos de la municipalidad, cerró por el día.

publicidad

Pasaron 90 minutos antes de que los bomberos pudieran controlarlas. El edificio iba a ser un complejo residencial.

"Hay ventanas reventadas todo el camino hasta el lado de nuestro edificio", dijo Lucas Zamperini, portavoz de Construcción y Seguridad, en declaraciones a Los Angeles Times.

La mayor parte del fuego fue apagado en 90 minutos pero los bomberos continuaban para hacer frente a los puntos más calientes durante la mañana, según Terrazas.

Los bomberos indicaron que las llamas subieron más de 40 metros por encima del edificio de siete pisos.

Partes de la Carretera 101 y de la carretera Interestatal 110 quedaron cerradas debido a temores de que cayeran escombros en las vías.

Hasta el momento no se reportaron lesionados.

Poco después de las 4 de la mañana otro incendio estalló en otro edificio, 2 millas al oeste. Más de 100 bomberos acudieron al lugar y las llamas quedaron bajo control en menos de dos horas, dijo el comandante de bomberos Mario D. Rueda.

Una persona en un edificio residencial recibió atención médica por leve inhalación de humo, agregó Rueda.

El edificio afectado, en el distrito Westlake, contenía unos 10 negocios y tenía sectores que estaban siendo remodelados para ser usados con fines residenciales.

No hay indicios de que los dos incendios estén vinculados, dijo Terrazas.

Las autoridades indicaron que las autopistas se abrirán al menos 10 horas después de reportada la tragedia.

publicidad

Los empleados que trabajan en las dos torres recibieron un correco electrónico con instrucciones para presentarse a trabajar en otros lugares. Ambos edificios "no deben de ser ocupados hasta nuevo aviso".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad