publicidad
.

Impresiones: Personajes de 'Narcos' no hablan bien el español logo-notic...

Impresiones: Personajes de 'Narcos' no hablan bien el español

Impresiones: Personajes de 'Narcos' no hablan bien el español

Uno de los puntos que llama la atención en esta producción es la deficiente calidad del español que se habla en la serie. 

Por Dr. Alister Ramírez-Márquez, miembro de la Academia Norteamericana de la lengua Española

La serie Narcos de Netflix presenta un argumento ya conocido por los televidentes: la lucha de buenos contra los malos, el gobierno colombiano, la Policía Nacional, los agentes americanos, entre otros, en contra de Pablo Escobar y los narcos.

Uno de los puntos que llama la atención en esta producción es la deficiente calidad del español que se habla en la serie.  No cabe duda que al crear esta serie se pensó en un público de origen hispano, cuya lengua nativa es el español, un gran segmento de primera, segunda o hasta tercera generación que de acuerdo con el contacto con el español lo saben, lo entienden y/o lo escriben de acuerdo a su nivel. 

Desde luego, la serie fue hecha también para los anglohablantes, ya que  el narrador y otros personajes hablan inglés y en caso de usar español  hay leyendas y la correspondiente traducción al inglés.

Los personajes que hablan español, entre ellos Pablo Escobar, protagonizado por el brasileño Wagner Moura y la madre de este, por mencionar algunos, se desdibujan por completo ya que sus acentos no son reconocidos por el hablante hispanounidense. 

Cualquier hispanohablante, ya sea inmigrante o nacido en los Estados Unidos sabe que esos personajes no hablan bien la lengua, ya sea porque no logran bien los acentos, hay problemas de pronunciación, entonación o usos incorrectos de expresiones coloquiales del español colombiano paisa.  Cabe aclarar que la variedad del español colombiano usado por los hablantes de la región o áreas de donde salieron los principales  narcotraficantes de Colombia corresponden al español paisa principalmente de Antioquia, Caldas, Risaralda y Quindío.

publicidad

Asimismo, el español usado por los miembros del cartel de Cali, sería otra variedad del español del Valle de Cauca.  Por lo tanto, los parlamentos de los personajes que hablan español en esta serie suenan tan falsos como cuando un yanqui trata de imitar a un texano. 

Una vez más se creó otra serie ridícula de televisión alimentada por las fantasías y el apetito económico de los productores estadounidenses para perpetuar la imagen de la corrupción, el narcotráfico y la violencia de la repúblicas bananeras.

Deberían investigar más a fondo como lo hicieron hace más de cuarenta años las productoras brasileras, colombianas, venezolanas o mexicanas, que recuperaron las distintas variedades del español con el fin de crear una cercanía con el receptor a través del idioma, algo fundamental para el público hispano en los Estados Unidos.

Nota
La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad