publicidad

Desaparece el tercer casino en Atlantic City en lo que va del año

Desaparece el tercer casino en Atlantic City en lo que va del año

El hotel casino, calculado en $2.4 millones, tuvo que asumir tanta deuda que nunca obtuvo ganancias.

El cierre del hotel y casino Revel en Atlantic City no podía ser menos dramático. A la una de la mañana, cinco horas antes de su clausura, la alarma de incendios se prendió y el casino tuvo que desalojar a todos sus clientes y trabajadores.

A poco más de dos años de abrir con grandes esperanzas de enmendar el rumbo del alicaído mercado de los casinos de Atlantic City, el Revel no soportó la competencia cada vez mayor en los estados vecinos y cerró sus puertas a las 5:25 de la mañana, después del cierre de su hotel en pleno Labor Day.

El hotel casino Revel, calculado en $2.4 millones de dólares, en realidad no estaba haciendo mucho dinero. Su construcción se inició justo antes de que golpeara la Gran Recesión, y tuvo que asumir tanta deuda que nunca pudo obtener beneficio alguno.

Para mediados de septiembre, cuatro de los 12 casinos de Atlantic City se habrán ido a la quiebra, pero ninguno será un fracaso tan costoso como el Revel.

El Showboat cerró el domingo, el Trump Plaza planea cerrar el 16 de septiembre, y el Atlantic Club cerró en enero, lo que dejará a más de 5 mil trabajadores desempleados.

La oferta de casinos al noreste de EEUU

La consolidación es una reacción a la saturación del mercado de los casinos en el noreste de Estados Unidos, que sigue añadiendo nuevas salas de juego a mercados sin suficiente demanda para mantenerlos a todos a flote.

publicidad

El Revel ofrecía 3,800 habitaciones de hotel, muchas de ellas con vistas al océano Atlántico, con 10 albercas de agua dulce y saladada, restaurantes, espectáculos nocturnos y un spa.

Este hotel era el más moderno de la franja costera, en donde los hoteles y casinos habían sido construídos en la década de los 80.

Revel Entertainment había solicitado a los reguladores de casinos de Nueva Jersey permiso para cerrarlo el 18 de agosto; pero la División de Vigilancia y Control de Juegos del estado rechazó la solicitud, obligando a Revel a que permanezca abierto hasta que terminara el Día del Trabajo.

La orden dijo que Revel Entertainment Group y Wells Fargo, que ha proporcionado financiamiento a la compañía para que salga de la corte de bancarrota, habían solicitado permiso para cerrar el negocio el 18 de agosto.

Fue firmada por David Rebuck, director de la División de Vigilancia y Control de Juegos, quien escribió que una demora de una semana en la venta de Revel por parte de la corte de bancarrota ocasionó un incumplimiento de pago bajo su acuerdo financiero por no acatar una fecha límite crucial.

Con información de AP

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad