publicidad
El Senador republicano Rand Paul.

No crean en un falso conservador

No crean en un falso conservador

Rand Paul, senador republicano por Kentucky y precandidato presidencial, analiza la carrera política de Donald Trump.

El Senador republicano Rand Paul.
El Senador republicano Rand Paul.

Por Rand Paul (*) @RandPaul

Decidí lanzarme a un puesto público porque estaba cansado de ser engañado por republicanos que prometían un gobierno conservador y nos dieron rescates financieros a bancos y más deudas. Los banqueros de Wall Street se hicieron más ricos y los contribuyentes estadounidenses se hicieron más pobres.

El Tea Party surgió de la insatisfacción con los falsos conservadores. Me sorprende que alguien en el movimiento del Tea Party pueda llegar a considerar a alguien que haya apoyado a Clinton, Reid  y  Pelosi -como Donald Trump- para ser presidente.

Yo, honestamente, no tengo idea de cuál es la filosofía real del señor Trump. Fue liberal antes de ser conservador, y ha sostenido abiertamente por décadas que su visión es la de los demócratas.

publicidad

En 1990 dijo que si alguna vez se lanzaba a un puesto público, lo haría como demócrata. Fue independiente brevemente, antes de volver a registrarse como demócrata. En 2004 identificó sus creencias como las de un demócrata, especialmente en política económica, diciendo en CNN que “pareciera que la economía se desempeña mejor bajo (gobiernos) demócratas que republicanos”. Se registró como republicano en 2009, después volvió a salirse del partido en 2011 y se registró de nuevo en 2012.

En 1999 dijo que era un firme defensor de las Naciones Unidas. Antes de estar en su contra, apoyó el aborto por nacimiento parcial. Se prodigó en elogios con los rescates bancarios. Apoyó el Obamacare antes estar en su contra y ha dicho que es “liberal” en  el tema de atención médica.

En el debate le recordé a Trump que los conservadores en el Partido Republicano han pasado décadas oponiéndose a un sistema con un pagador único, como el de la medicina socializada de Canadá e Inglaterra. Él respondió que yo no había escuchado su respuesta. El problema es que yo había escuchado su respuesta y como muchas de sus respuestas, no tenía absolutamente ningún sentido. Lo que escuché es que apoya el sistema de pagador único, y que está en contra de Obamacare pero aún así pareciera gustarle un sistema del que no está seguro cómo funciona.

publicidad

Ningún conservador en Estados Unidos apoya un sistema de salud de pagador único, administrado por el gobierno, y sin embargo cerca del 25% de los republicanos parecen favorecer a Trump. ¿Cómo puede ser esto posible? ¿Cómo puede una cuarta parte de los republicanos apoyar a alguien que era  republicano, después independiente, luego demócrata y volvió a ser republicano? ¿Están los conservadores dispuestos a apostar por lo que Donald Trump realmente cree?

Es refrescante escuchar a alguien diciéndole la verdad al poder, trascendiendo la forma de hablar en Washington y rompiendo con la seriedad de nuestro mundo ‘políticamente correcto’, pero no cuando se trata solo de palabrerías y grandilocuencia de auto-engrandecimiento.

Donald Trump está demostrando que no está preparado para dirigir el país y creo que todos tenemos que discutir las razones.

Francamente, suena demasiado parecido  a alguien acostumbrado a intimidar y ofender para salirse con la suya. ¿Qué se debe hacer con una persona así? Lo enfrentas. Eso es lo que hice en el escenario del debate y fui el único.

El único en decirle a Donald Trump que parece estar dispuesto a darle la elección a Hillary; él no debe estar en el escenario, ese debe ser nuestro primer y unificador principio.

No necesitamos a un bravucón y no necesitamos a otro presidente que se crea un rey. Tampoco necesitamos a alguien que ha llevado a sus empresas a la quiebra cuatro veces  y dice que utiliza Capítulo 11 de las leyes de nuestra nación para su propio beneficio. Todo esto es muy bueno para él, pero ¿qué hay de los acreedores y proveedores a quienes dejó de pagar?

publicidad

Los votantes están ávidos de escuchar críticas a Washington, pero no estoy seguro cuán creíble sea esa voz cuando viene de alguien que compra y vende políticos como haría con autos Lamborghinis.

Trump ha pagado más de 1,5 millones de dólares a políticos de ambos partidos, desde Harry Reid hasta Rahm Emanuel y Jeb Bush. Gran parte de sus donaciones fueron a demócratas, hasta que, hace unos años, comenzó a pensar en serio en buscar la nominación republicana.

(Para los récords, Donald Trump no ha donado NUNCA a ninguna de mis campañas políticas, tal vez porque sabe que no se me puede comprar. Donó a un instituto que patrocinó una misión médica que llevé a Guatemala, y en la que los fondos se destinaron directamente a nuestro trabajo quirúrgico de restaurar la vista a más de 200 hombres y mujeres.)

Él, sin embargo, hizo una apuesta significativa por Hillary Clinton, con una inversión de al menos 100,000 dólares a la “Fundación” Clinton, además de repetidas donaciones para sus campañas, y reconoce que habló con Bill Clinton antes decidir aspirar a la nominación republicana. ¿Qué tipo de acceso estaba comprando?

Le pregunté en el debate la intención de sus apuestas. ¿Si no gana la nominación del Partido Republicano apoyaría a Clinton? ¿Sería un candidato por un tercer partido? Ross Perot nos dio a Bill Clinton,  ¿será que Trump nos dará a Hillary Clinton? ¿Por qué dar tanto dinero para ambas partes?

publicidad

Ese es el problema con el sistema. Un gobierno grande y las grandes empresas se van a la cama juntos y el contribuyente ordinario termina con el extremo corto del palillo, mientras que nuestro país se hunde en deudas.

Por mi parte, no creo que alguien deba aspirar a ser presidente si cree lo que Trump dice acerca del dinero en la política: “Cuando les das, hacen cualquier cosa que quieras que hagan”.

¿No es esta compra-venta lo que está mal en Washington?

Bill Clinton es criticado por aceptar donaciones y cobrar altos honorarios por parte de gobiernos extranjeros mientras que Hillary se desempeñaba como Secretario de Estado. Creo que es despreciable que políticos como Hillary vendan acceso. Pero ¿no es igualmente despreciable la gente como Trump que lo compra?

Me entristece pensar que el despertar del tea Party pueda ser secuestrado por un hombre que apoyó los rescates bancarios, al Obamacare y continúa apoyando a los Clinton.

Yo estuve con el primer Tea Party en 2007 y que me condenen si soporto pasivamente y veo cómo se destruye el movimiento por un falso conservador.

Voy a enfrentar a cualquiera, republicano o demócrata, que intente utilizar al gobierno como su alcancía personal y no seré comprado o vendido.

Voy a participar en esta elección hablando de los temas importantes para el pueblo estadounidense. A diferencia de Trump, tengo propuestas concretas para la reducción de impuestos más grande en la historia de Estados Unidos y para lograr un presupuesto equilibrado en cinco años. Yo ofrezco soluciones reales para derrotar a la Máquina de Washington, como eliminar el bienestar corporativo, poner límites a los términos y forzar al Congreso a leer las leyes.

publicidad

Le debemos al pueblo estadounidense respuestas sustantivas, no bravatas y grandilocuencia. Tengo la intención de hacer frente a cualquier persona que no tenga el temperamento o las ideas para ser presidente. Es hora de que los votantes republicanos le digan al señor Trump que está despedido, para que podamos encontrar un candidato serio que traiga un cambio real.

*Rand Paul es Senador por Kentucky, y aspira a la nominación republicana a la presidencia de Estados Unidos. Versión original publicada en inglés en The Journal

Nota:

La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad