publicidad

Santiago de Cuba despide a Fidel Castro con un último baño de masas

Santiago de Cuba despide a Fidel Castro con un último baño de masas

Todos llevaron carteles con frases de Castro, con su efigie. Unos tatuaron su rostro con tinta de plumón en los brazos. Y la frase que se repitió en el último tramo de la caravana que partió de La Habana fue: Yo soy Fidel.

Santiago de Cuba recibió los restos de Fidel Castro para última ceremonia luctuosa Univision

Santiago de Cuba. - El ruido de las hélices del helicóptero que sobrevoló Santiago de Cuba alertó al mar de pueblo, que esperaba en las calles, el paso de las cenizas de Fidel Castro. Fue el último tramo que recorrió la caravana que llegó desde La Habana cruzando toda la isla. Fue la última despedida en masa que le hizo el pueblo de Cuba a su legado. Las personas se agolparon a los costados de cada calle, de cada avenida, de cada parque o plaza.

Todos llevaron carteles con frases de Castro, con su efigie. Se tatuaron su rostro con tinta de plumón, los brazos, chamarretas y gorras. La frase se repitió: Yo soy Fidel. Y también estuvo en las puertas de las casas colgando de algún cartón, en los parabrisas de los ómnibus públicos o de los carros.

publicidad

Algo hay en Santiago que no hay en el resto de las ciudades del país. Una mística rara, un ambiente distinto. En esta tierra se vive la historia como en ninguna otra del país. Quizás sea eso, que en Santiago la historia no es un pergamino viejo.

La frase que se repitió en Santiago de Cuba, la morada final de las ceni...
La frase que se repitió en Santiago de Cuba, la morada final de las cenizas de Castro, fue: 'Yo soy Fidel'.

A Roberto Fernández lo llevó su hijo. Fue sentado en un sillón de ruedas. Tiene 88 años y formó parte del movimiento clandestino en el Santiago de 1953. Por eso fue vestido de verde, como a la vieja usanza del ejército rebelde. También llevó todas sus medallas en el pecho. No pudo hablar. Me miró y lo intentó, no le salieron las palabras, se le ahogaron los lagrimales. Fernández tiene una sola pierna. La otra la perdió en Bahía de Cochinos.

Alberto, su hijo, dijo: “No podía decirle que no podía traerlo. Desde que se enteró que Fidel había fallecido no se ha levantado de la cama, se la pasa mirando al techo del cuarto y oyendo la radio de vez en cuando”.

Entre la multitud pasaron personas regalando brazaletes del movimiento 26 de julio. A todos, incluso a los extranjeros. La gente se los enfundó, se los abrochó en el brazo derecho. Hubo niños por todas partes vestidos de milicianitos, con banderitas en las manos.

publicidad

Fernando González y Mirta Gallú son esposos y se apostaron cerca del cuartel Moncada para esperar el paso de la caravana. Llevaron a sus dos hijos. Uno tiene 9 años y el otro 2, que estuvo tranquilamente sentado en un coche. “Los vestimos así porque ellos tienen que crecer con el ejemplo de Fidel", dijo González. Gallú añadió: “tenía que traerlos porque hoy es un día histórico para Cuba”.

Fernando González y Mirta Gallú llevaron a sus dos niños, de 9 y 2 años,...
Fernando González y Mirta Gallú llevaron a sus dos niños, de 9 y 2 años, a despedir a Castro.

Cuando la caravana dobló por la antigua posta 3 del cuartel Moncada comenzaron a sonar las notas del himno nacional. Los niños del cuartel militar convertido en escuela, tras el triunfo de la revolución en 1959, se desgañitaron. La gente ondeó las banderas y salió corriendo detrás de los jeeps verdes. Una aglomeración increíble, un desorden total. Un desenfreno que cesó con la marcha de la caravana.

Dulce Rodríguez, sentada con la cabeza recostada a un árbol, sollozó en silencio. “Se me aflojaron las piernas. Es muy duro asumir esto. De verdad que no puedo creer que esté dentro de esa caja de madera”, dijo tras el paso de la caravana.

El sol es imponente. Es diciembre y en Santiago de Cuba había 37 grados celsius. La urna de cristal brillaba, estaba empañada. Para muchos, el calor la hizo llorar.

Relacionado
Un joven espera la llegada de la caravana con las cenizas de Fidel Castr...
Las cenizas de Fidel Castro llegan a la cuna de su Revolución
La periodista cubana Elaine Díaz Rodríguez aprovecha la llegada de la caravana con las cenizas del líder comunista al oriente de la isla para revisar los discursos que este hizo en esos lugares en 1959 en su paso con el ejército rebelde tras el triunfo de la revolución.
Relacionado
Los santiagueros quieren venderle la mejor de sus imágenes al mundo.
Santiago de Cuba lleva años preparándose para enterrar a Fidel Castro
Con banderas en las casas y brazaletes rojos y negros por orden del gobierno provincial, Santiago se prepara para la sepultura del líder de la revolución este domingo. Aunque, según los vecinos, las obras en las vías que recorrerá el cortejo fúnebre y el cementerio comenzaron hace años.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad