publicidad

Los vecindarios con más placas solares de Miami

Los vecindarios con más placas solares de Miami

Son dos los motivos que explican que los tejados de Palmetto Bay, Cutler Bay y Pinecrest sean un caso especial en todo el estado de Florida.

Estos son los vecindarios más solares de Miami Univision

Por Clemente Álvarez: @clementealvarez

En el ‘boom’ solar que vive Estados Unidos, los tres estados que más placas fotovoltaicas colocaron en 2014 fueron California, Carolina del Norte y Nevada. Muy por detrás, en el puesto 20, quedó Florida, uno de los estados del sur que menos mira al sol… Pero no es todo igual en esta parte del país. Hay tres vecindarios en el condado de Miami-Dade que contradicen las estadísticas. Son Palmetto Bay, Cutler Bay y Pinecrest, tres zonas urbanas próximas del sur de Miami en cuyos tejados han ido apareciendo cerca de 90 instalaciones solares en los últimos años.

¿Qué hace que aquí la concentración de placas solares se parezca más al de los barrios de California que a los de Florida? Como explica Raúl Vergara, director de la empresa Cutler Bay Solar Solutions, dos son los motivos: el efecto imitación de los vecinos y un plan de financiación que permite costear las placas solares sin tener que aportar más dinero de lo que ya se pagaba antes por la electricidad de la red.

El primer desencadenante es un fenómeno sociológico ya comprobado cuando en un barrio corre la voz de que hay un vecino que paga menos que el resto por su energía. “Una vez que los otros propietarios ven una instalación empiezan a hacer preguntas. ¿Cómo funciona eso? ¿Cuánto cuesta?”, explica Vergara, que ha tenido que ir ampliando su equipo para atender a todas las demandas de la zona. “Cuando el vecino entiende lo que se puede ahorrar entonces monta otra instalación en su casa y después también la vecina de la esquina…”.

publicidad

La segunda explicación solo es válida en Florida en ciertos núcleos urbanos del condado de Miami-Dade, aquellos donde se puede acceder al sistema de financiación ofrecido por la empresa californiana Ygrene.

Los cálculos son los siguientes. Un 30% de la inversión para pagar las placas solares es aportado directamente por el Gobierno de EEUU. Como detalla Vergara, el estado de Florida no da ninguna ayuda adicional como ocurre en otros lugares. Sin embargo, el propietario puede ir amortizando la instalación con lo que se ahorra de su factura eléctrica al producir su propia energía con las placas fotovoltaicas.

Para ello, se utiliza el sistema denominado net metering. El vecino sigue conectado a la red general, pero la compañía eléctrica le cambia su contador por otro que va en dos direcciones: cuando se consume electricidad normal de la red el contador funciona como siempre, cuando el propietario se abastece de lo que produce su instalación solar el contador no se mueve y cuando las placas fotovoltaicas inyectan kilovatios sobrantes a la red entonces el contador empieza a ir para atrás. “Antes mi cuenta eléctrica era de entre 150 y 300 dólares al mes y ahora es de entre 8 y 30 dólares”, comenta René  Zuazo, dueño de una de estas instalaciones solares en Palmetto Bay.

Aunque esto permite ir amortizando los paneles, antes que eso hace falta conseguir el dinero para la inversión. Y aquí es donde entra en juego el plan de financiación de Ygrene, en colaboración con los gobiernos locales participantes del programa, a través del Property Assessed Clean Energy (PACE).  Este sistema permite pagar a plazos diferentes tipos de mejoras en las casas, entre las que se incluyen las placas solares, vinculando la inversión a los impuestos de la propiedad. “De esta forma no hay que sacar nada de dinero del banco para pagar la instalación”, comenta Vergara, “la inversión se va pagando a plazos dentro de los impuestos de la casa con los ahorros conseguidos en la factura eléctrica”.  Lo que se deja de pagar en la factura eléctrica va ahora para pagar las placas y si se vende la casa, la deuda va con la propiedad.

publicidad

Para el director de Cutler Bay Solar Solutions, los paneles fotovoltaicos irán aumentando por los tejados según vaya extendiéndose este programa a otros núcleos urbanos (el último en adherirse ha sido Hialeah). No obstante, reconoce que las ventajas en Florida siguen siendo menores que en otros estados como California (por la falta de incentivos estatales y por el precio menor de la electricidad, que hace que sean menores los ahorros). Ahora mismo, la principal reivindicación en Florida es que se abra el mercado para comerciar con la energía solar, lo que está permitiendo en otros estados que compañías como Google inviertan en instalaciones solares en tejados de particulares. Esta reclamación ha unido a ambientalistas, cristianos o el Tea Party en una curiosa coalición, Floridians for Solar Choice, que está recogiendo firmar para intentar cambiar la legislación.

“A pesar de todo, los vecinos de Palmetto Bay, Cutler Bay y Pinecrest demuestran que sí se puede”, comenta Vergara. “No consiguen tantas ventajas económicas como en California, pero están cambiando su forma de actuar en el planeta sin tener que pedir ningún préstamo o poner más dinero”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad