publicidad

Marco Rubio se apoya en su pasado inmigrante para alcanzar la Casa Blanca

Marco Rubio se apoya en su pasado inmigrante para alcanzar la Casa Blanca

El senador por la Florida ha lanzado oficialmente su campaña con un alegato a su pasado inmigrante. 

Rubio asegura que puede marcar la diferencia como Presidente Univision

El senador por la Florida, Marco Rubio, hijo de dos inmigrantes cubanos, ha confirmado en Miami ante cerca de 3,000 seguidores lo que todo el mundo daba por descontado: se lanza a luchar por la nominación republicana para instalarse en el 2016 en el Despacho Oval, eso sí, "después de muchos meses de consideración".

En su ciudad natal, en la icónica Torre de la Libertad, el joven senador "Rubio tiene tan sólo 43 años- se ha presentado entre grandes gritos de sus seguidores como el restaurador del sueño americano.

“Mi candidatura puede parecer raro para gente extranjera, pero vivo en un país maravilloso donde el hijo  de un mesero y una empleada doméstica pueden tener los mismos sueños que aquellos que provienen de familias con poder y privilegios”, ha declarado, en lo que puede interpretarse como una clara referencia a Jeb Bush y Hillary Clinton. 

Leer: Rubio, el candidato que seduce a los donantes

“Tengo una deuda con Estados Unidos y debo pagarla”, ha confesado el político cubanoamericano, quien ha rendido un sentido homenaje a su familia, en especial a su padre. “En este país ustedes van a poder lograr todas las cosas que nosotros no pudimos”, ha confesado "en español- que le dijo su progenitor, y ha explicado todos los sacrificios que, como inmigrante, tuvo que hacer para que su hijo tuviera las puertas abiertas que él no tuvo. 

publicidad

“Este va a ser el mensaje de mi campaña y mi candidatura”, ha confesado, en referencia a las posibilidades que permite este país. 

Rubio ha empleado gran parte del discurso en explicar el pasado humilde de su madre y su padre “que llegaron a Estados Unidos en 1956 con sueños” y comenzaron a trabajar para conseguir una “mejor vida para sus hijos, mejor que la suya”.

Restaurador del sueño americano 

Pero ha subrayado que ese sueño americano que guió a sus progenitores es cada vez más complicado para las familias estadounidenses, los estudiantes o los dueños de negocios. “¿Por qué está ocurriendo esto?”, se ha preguntado. Y ha afirmado que hay líderes que se “miran hacia el pasado” y  “buscan soluciones en el ayer”. 

"Muchos de nuestros líderes y sus ideas están estancadas en el siglo XX, mientras que nuestra gente y la economía están empujando la barrera del siglo XXI", ha explicado. Por ello se ha ofrecido para convertirse así en el candidato republicano "del nuevo siglo". 

Justamente, su juventud puede ser un elemento diferenciador durante la campaña, al igual que lo fue en su día con un casi desconocido Barack Obama que acabó imponiéndose a la que todos daban por ganadora: Hillary Clinton. Esta característica, además de su capacidad para poder expresarse en español, pueden ser fundamentales a la hora de atraer a votantes jóvenes e hispanos, dos grupos que se resisten al Partido Republicano. 

publicidad

“El tiempo ha llegado para nuestra generación para llevar a Estados Unidos a una nueva era” y ha invitado, entre vítores, a preparar a las nuevas generaciones para que tengan “más oportunidades” en este país.

Leer: Rubio vs. Clinton: las diferencias clave

Sin olvidar hacer un llamado a los valores conservadores en los que cree (como la familia, defensa de la vida o la elección de educación  para los hijos), Rubio ha criticado la política exterior de Barack Obama, y ha nombrado, por ejemplo, las negociaciones con Irán (que calificó de "peligrosas concesiones) o el acercamiento histórico a Cuba. En ese momento ha citado igualmente también a Venezuela y Nicaragua.

"Esta elección es la elección de una generación sobre lo que queremos ser”, ha añadido  y ha calificado a Hilary Clinton de “candidata de ayer", para continuar que “el ayer ya está acabado.  Y no vamos a volver atrás, porque este país es futuro”.

Todo estudiado 

El lugar y la fecha elegidos no han sido al azar. La Torre de la Libertad, uno de los edificios que marcan el perfil de Miami, acogió desde la década de los sesenta hasta los setenta, a los cubanos anticastristas que abandonaban Cuba huyendo del régimen de Fidel Castro. Precisamente Rubio se ha destacado por su política de crítica profunda contra La Habana y cualquier acercamiento de Washington hacia la isla. En las últimas semanas, y ante la perspectiva de que la administración de Barack Obama se reuniera con Raúl Castro en Panamá "como finalmente ocurrió-, el senador ha mostrado su disconformidad y ha anunciado que trabajará para que no se logren, por ejemplo, la apertura de embajadas o se retire a la isla de la lista de países terroristas.

publicidad

Además, el 13 de abril de 1743 nacía Thomas Jefferson, que se convertiría en el tercer presidente de los Estados Unidos y sería el principal autor de la Declaración de la Independencia.

En la carrera

Por ahora, y a la espera de que otros candidatos "como Jeb Bush" alcen su mano para manifestar también su deseo de ser el o la sucesora de Barack Obama, el político cubanoamericano deberá enfrentarse al senador por Texas, Ted Cruz, que fue el primero en lanzar su campaña dentro del partido republicano, y a Rand Paul. Ambos son considerados como dos de los candidatos más a la derecha del partido, situados bajo la sombra del Tea Party, si bien Paul se inclina más hacia una corriente libertaria.

En el lado opuesto de esta larga contienda por la Casa Blanca, por ahora tan solo se encuentra Hillary Clinton, quien acabó con las especulaciones sobre sus intenciones políticas este domingo al publicar un video donde manifiesta su deseo de ser la líder “que cada día los estadounidenses necesitan”. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad