publicidad
Ferguson, a un año de la muerte de Michael Brown.

Marchan en Ferguson para conmemorar el primer aniversario de la muerte de Michael Brown

Marchan en Ferguson para conmemorar el primer aniversario de la muerte de Michael Brown

La muerte de Michael Brown, encendió hace un año las tensiones que han hecho de Ferguson el epicentro de un movimiento por los derechos afroamericanos.

Ferguson, a un año de la muerte de Michael Brown.
Ferguson, a un año de la muerte de Michael Brown.

La muerte de Michael Brown, víctima de los disparos de un policía blanco cuando iba desarmado, encendió hace un año las tensiones raciales que han hecho de Ferguson, Missouri, el epicentro de un nuevo movimiento por los derechos de los afroamericanos.

Este domingo se conmemora un año de la fractura racial, cuando el cuerpo de Brown permaneció tendido cuatro horas en el asfalto de Ferguson, un suburbio del norte de San Luis en el que la mayoritaria población afroamericana tiene una escasa representación en las instituciones y los cuerpos de seguridad.

"Sin justicia, no hay paz", gritaron entonces miles de personas, que hicieron de "Black Lives Matter" ("La vida de los negros importa") un nuevo movimiento de lucha contra la brutalidad policial y la impunidad en la que quedó la muerte de Brown y luego la de otros afroamericanos.

publicidad

LEA: Los padres de Michael Brown demandan a la ciudad de Ferguson, Missouri

Este domingo, cientos de familiares, activistas y simpatizantes se reunieron en el lugar donde Michael Brown fue asesinado por un policía blanco para conmemorar el primer aniversario del tiroteo que sacudió a toda una nación y que puso la lupa sobre las tensiones raciales en EEUU.

Michael Brown padre compartió apenas algunas palabras con los participantes, agradeciéndoles por estar ahí tras el asesinato de su hijo.

“Ustedes hicieron esto para nosotros”, dijo Brown, explicando que el nombre de su hijo y su caso ganó notoriedad gracias a las miles de personas que apoyaron a la familia en las protestas.    

Erica Snipes, hija de Eric Garner "que al igual que Brown era un hombre negro desarmado asesinado por la policía--, dijo a la multitud que los funcionarios electos tienen la obligación de rendir cuentas. “Este año ha sido tan difícil. No hay rendición de cuentas, no hay justicia. La policía incluso nos sigue baleando.

Filas de osos de peluche, flores y globos acomodados a la orilla de la carretera lucían como un creciente monumento al aire libre en honor al adolescente afroamericano.  Un monumento más duradero se colocó también: la imagen de una paloma tallada en cemento.

El padre de Brown encabezó después una marcha desde el lugar donde su hijo murió a la iglesia de las inmediaciones de Greater ST. Mark’s Church.

publicidad

El sábado, encabezados por el padre de Brown y otros familiares, decenas de personas marcharon por una de las avenidas de Ferguson en las que el pasado noviembre se produjeron violentos disturbios después de que un tribunal decidiera no procesar al policía blanco que disparó contra el muchacho de 18 años.

La marcha del sábado fue pacífica, y en ella participaron hasta niños. Fue acompañada de un amplio contingente policial.

Los manifestantes corearon eslóganes como '¡Manos arriba, no disparen!' y '¿Por quién hacemos esto? Lo hacemos por Mike Brown'. La manifestación concluyó en el Normandy High School, al que concurría Brown.

Ferguson, el inicio de un movimiento

Los disturbios que se produjeron en Ferguson el año pasado se extendieron a otras ciudades estadounidenses y provocaron un debate sobre la violencia empleada por la Policía contra jóvenes negros, en el que se involucró incluso el presidente Barack Obama. Brown fue el primero de una serie de afroamericanos abatidos por la Policía en 2014 y 2015.

"La muerte de Brown canalizó una permanente preocupación de los afroamericanos, que sienten que son el objetivo de la Policía. El uso de las redes sociales ayudó a desarrollar una narrativa que ha hecho historia", declaró a Efe Andra Gillespie, experta en raza y política de la Universidad Emory, Georgia.

publicidad

Precisamente, las redes sociales desempeñaron un papel fundamental para denunciar la brutalidad policial y la militarización de las fuerzas del orden policía e influir en la opinión pública, que ahora en un 59% aboga por cambios para acabar con el racismo, según un informe divulgado esta semana por el Centro Pew Research.

La cobertura mediática, especialmente de la televisión, también jugó un papel esencial en los años 60 para impulsar el movimiento por los derechos civiles de los afroamericanos, cuyo mayor logro, la firma de la Ley del Derecho al Voto, cumplió esta semana medio siglo.

"Ferguson fue un momento decisivo. Fue una ejecución en público y el asesino fue puesto en libertad, lo que humilló a la gente. Hubo manifestaciones masivas porque, como entonces, la gente decidió actuar y resistir", dijo a Efe el reverendo Jesse Jackson, veterano líder del movimiento por la igualdad de los afroamericanos.

Darren Wilson, el agente que disparó contra Brown, quedó en libertad sin cargos, aunque fue expulsado de la Policía local, a la que ha intentado volver sin éxito, publicó esta semana la revista The New Yorker.

LEA TAMBIÉN: Rompe el silencio el policía de Ferguson que mató a Michael Brown

Wilson no fue condenado, pero la muerte de Brown forzó una serie de dimisiones de altos funcionarios de la ciudad e hizo que el Departamento de Justicia interviniera en la policía, desenmascarando patrones de discriminación racial y uso excesivo de fuerza contra los afroamericanos.

publicidad

El caso Eric Garner

Unas semanas antes, en julio de 2014, el también afroamericano Eric Garner falleció asfixiado cuando un policía de Nueva York le inmovilizó con una llave prohibida, mientras la víctima gritaba: "No puedo respirar".

Su muerte fue grabada en video por un transeúnte, ganó fuerza el debate sobre la necesidad de que los agentes incorporasen a sus uniformes cámaras corporales y, en mayo, el presidente Barack Obama anunció un programa de 17 millones de dólares para financiar las pequeñas cámaras.

Esta medida seguía a otras impulsadas por el mandatario, como la instauración en seis ciudades de un programa piloto para reconciliar a la Policía y a los ciudadanos y atajar las tensiones raciales.

Las fricciones estremecieron a Estados Unidos cuando en diciembre dos agentes de Nueva York, Rafael Ramos y Wenjian Liu, fueron asesinados por un hombre que luego se quitó la vida y presuntamente buscaba venganza por la muerte de Michael Brown y Eric Garner.

A los nombres de los fallecidos se une el de Tamir E. Rice, el niño de 12 años que se encontraba en un parque de Cleveland jugando con una pistola de juguete, cuando dos agentes lo dispararon por error creyendo que el arma era real.

Cada ataque sacó a la superficie la latente tensión racial, que volvió a estallar en Baltimore (Maryland).

Allí la muerte de Freddie Gray, tras las serias heridas que sufrió bajo custodia policial, desembocó en saqueos, disturbios y provocó el despliegue de la Guardia Nacional y la instauración del toque de queda.

publicidad

En respuesta, Obama, quien tuvo que abordar casos anteriores como el fallecimiento de Trayvon Martin, decidió pasar de las palabras a los hechos y, hace casi un mes, urgió al Congreso a fundar un nuevo sistema de Justicia penal más justo con los negros y los latinos, en prisión en mayor proporción que los blancos.

"En demasiados lugares, los hombres negros y latinos sufren la experiencia de ser tratados de forma diferente ante la ley", destacó Obama en un discurso muy crítico con la discriminación y que pronunció, de forma simbólica, ante la Asociación Nacional para el Avance de los Pueblos de Color (NAACP), principal organización del país de defensa de los afroamericanos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
publicidad