publicidad
Jeringa.

Las fallas de Obamacare hacen inevitables los cambios

Las fallas de Obamacare hacen inevitables los cambios

Una encuesta de Gallup revela que uno de cada tres en EEUU dejó de recibir tratamientos médicos necesarios en el último año debido a los altos costos.

Jeringa.
Jeringa.

Por Daniel Garza, Director Ejecutivo de La Iniciativa LIBRE, @Danielggarza

Hace más de cinco años que se firmó la ley  y solo el 41 por ciento de los americanos aprueban hoy la ley de salud del presidente Barack Obama (Ley de Acceso Asequible de Salud). Esto no es una sorpresa. Para millones la ley ha significado primas más altas, costos que han tenido que afrontar de sus bolsillos, redes de proveedores más limitadas y pérdida de pólizas de seguros que a la gente le gustaban. La buena noticia es que mientras el presidente Obama ha fallado a la hora de proponer una simple solución legislativa a la ley, se han comenzado a producir cambios basados en el mercado.

La ley parece tener un efecto positivo: el porcentaje de americanos que viven sin seguro ha disminuido , como se esperaba. Sin embargo, aún después de que la ley entre enteramente en vigor, más de 30 millones de americanos todavía estarán sin seguro. Y las personas tienen tarjetas de seguros aún tienen problemas para acceder al cuidado médico. Un reciente estudio de Gallup indica que un récord de uno de cada tres estadounidenses ha dejado de recibir tratamientos médicos necesarios en el último año debido a los altos costos. ¿Cuán buena es una reforma al sistema de salud que provee pólizas de seguro médico a más gente pero hace que un mayor porcentaje no reciba tratamiento médico?

publicidad

Las fallas de la ley se reflejan en varias encuestas hechas entre usuarios. Solo 30% de las personas con pólizas de seguros de Obamacare están satisfechos con ellas, de acuerdo con un reciente estudio. Una de las grandes razones citadas para justificar el descontento es el alto costo. El año pasado el deducible promedio de un plan de nivel platino de Obamacare fue de cerca de 3,000 dólares "más del doble del promedio del costo en un seguro provisto por el empleador". ¿Cuántas familias están mejor después de comprar pólizas que les exigen pagar miles de dólares antes de ver cualquier tipo de beneficio?

Las promesas del Presidente acerca de los beneficios que traería la reforma al sistema de salud, sencillamente no se cumplieron. En lugar de la promesa del Presidente de que las familias ahorrarían en promedio 2,500 dólares al año, las primas subieron desde que la ley entró en vigor. Ahora se estima que las primas, para millones de personas, subirán más del 10 por ciento en este año " y para otras 11.2 millones de personas el aumento llegará el año próximo, cuando los subsidios a las compañías de seguros finalicen.

El alza en las primas va de la mano con el aumento en los costos de los servicios de salud en toda la nación. Mientras la Casa Blanca se vanagloria de la desaceleración Del gasto EN servicios de salud, que había comenzado antes de que la ley fuera aprobada, ahora no tienen explicación para el aumento en el gasto gasto ocurrido desde 2013. Así que, mientras el Presidente recalca la importancia de “doblar hacia abajo la curva de los costos”, el costo de los servicios de salud está aumentando "y comenzó a subir al tiempo en el que los planes del mercado de Obamacare empezaron a aceptar asegurados". La regulación federal y el dinero de los contribuyentes no han podido controlar los costos. En todo caso, están inflándose. Necesitamos más competencia de propuestas basadas en soluciones de mercado y elecciones del consumidor que alienten a los proveedores de servicios de salud a disminuir los costos.

publicidad

Los costos para los contribuyentes tampoco están siendo controlados. De acuerdo con la HHS de la administración Obama, el intercambio de la ley federal de salud "que actualmente está en vigor en 34 estados", está imposibilitado para verificar la elegibilidad de subsidios. Esto tiene ramificaciones negativas, ya que puede ser imposible para muchas personas demostrar que califican para los subsidios a la hora de comprar un seguro, y por ende sería imposible recuperar los subsidios ilegales provistos para otros miles.

Es evidente que la ley no está funcionando. Los costos son más altos, el acceso es menor y las familias que lo necesitan no están recibiendo el alivio prometido. El Presidente ha pedido reiteradamente “arreglos” a la ley, pero aún no ha hecho una sola propuesta. Está claro que el debate se está moviendo lejos del Presidente, con los candidatos presidenciales prometiendo liderazgo donde hoy no lo hay.

Literalmente, cada candidato que está en busca de la presidencia este año está pidiendo cambios mayores a la ley del sistema de salud "sin importar el partido al que pertenezca". Hillary Clinton ha dicho que la penalidad impositiva debería disminuir sustancialmente para millones de seguros de salud provistos por el empleador "además, también ha criticado el aumento de los deducibles bajo la ley". Bernie Sanders ha destacado las decenas de millones de personas que todavía están sin seguro bajo Obamacare y ha pedido un costoso plan gubernamental. Los candidatos conservadores ofrecen una variedad de reformas que no incluyen ni un gobierno más grande, ni aumento del déficit.

publicidad

Es importante que el próximo presidente no intente imponer una solución por igual para todo el país, que venga desde Washington. La reforma al sistema de salud debería enfocarse en expandir las opciones del consumidor, usar la competencia de mercado para controlar el aumento de los costos, y pedirles a los gobernadores que propongan ideas para cada estado. Al confiar en soluciones más locales, podremos ofrecer un cuidado de salud mejor a precios más competitivos.

Nota:

La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.  

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad