publicidad
Juan Francisco López Sánchez

Piden desestimar cargos a inmigrante mexicano acusado de homicidio en el Muelle 14

Piden desestimar cargos a inmigrante mexicano acusado de homicidio en el Muelle 14

El abogado del inmigrante mexicano pidió que se desestimen los cargos de homicidio debido a que el incidente fue un accidente.

Juan Francisco López Sánchez
Juan Francisco López Sánchez

El mexicano acusado de asesinar a una joven en el Muelle 14 de San Francisco el verano pasado está buscando que los cargos en su contra sean desestimados bajo el argumento de que el tiroteo fue accidental.

Kate Steinle, de 32 años, fue asesinada el 1 de julio mientras caminaba con su familia en el Muelle 14 a plena luz del día. En la hora posterior al tiroteo, la Policía arrestó a Juan Francisco López Sánchez, un inmigrante indocumentado que había sido deportado en cinco ocasiones y que tenía siete condenas por delitos graves previos.

La muerte de Steinle ha provocó un debate sobre diversos asuntos nacionales y locales, incluyendo la política de ciudades santuario de San Francisco, la comunicación entre las agencias del orden locales y federales, y sobre la necesidad de controles de armas más estrictos para minimizar el robo de armas de fuego, especialmente aquellas usadas por agentes del orden.

Se ha ordenado que López Sánchez enfrente un juicio por la muerte de Steinle, pero su abogado, Matt González de la Oficina del Defensor Público, dijo afuera de la corte este martes que entregó una petición para desestimar los cargos de homicidio debido a que todo indica a que se trató de un accidente.

“Sabemos que fue un rebote. Eso ha sido comprobado”, dijo González.

En agosto, James Norris, un consultor de ciencia forense y exdirector de la División de Servicios Forenses del Departamento de Policía de San Francisco, dijo que el arma disparada por López Sánchez fue “claramente apuntada al piso”, no hacia Steinle, quien fue impactada mortalmente luego de que la bala rebotara del cemento.

publicidad

González dijo que nunca ha visto un caso de homicidio basado en un rebote.

El arma usada en el disparo, que fue abandonada en el agua de la bahía a un lado del muelle, pertenecía a un agente de la Oficina de Administración de Tierras de Estados Unidos, quien la reportó robada de su vehículo, donde la había dejado sin vigilancia.

González dijo este martes que López Sánchez no merece enfrentar los cardos por incidente que fue accidental, a pesar de ser un inmigrante indocumentado con una historia de entradas ilegales al país y con diversas condenas.

El juez canceló la audiencia de este martes y la reprogramó para el 29 de enero. Una actualización para el caso se dará a conocer el 8 de febrero, según la Oficina del Defensor Público.

Información de Bay City News.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad