publicidad
Inmigrantes indocumentados marchan para pedir al Congreso una reforma migratoria comprensiva que los saque de las sombras y los aleje de la deportación.

Marcha de 10 marzo en Chicago pedirá una amnistía general para indocumentados

Marcha de 10 marzo en Chicago pedirá una amnistía general para indocumentados

Líderes anunciaron que la marcha en favor de los inmigrantes del próximo 10 de marzo en Chicago pedirán una amnistía general para indocumentados.

Inmigrantes indocumentados marchan para pedir al Congreso una reforma mi...
Inmigrantes indocumentados marchan para pedir al Congreso una reforma migratoria comprensiva que los saque de las sombras y los aleje de la deportación.

Líderes hispanos anunciaron ayer lunes que la marcha en favor de los inmigrantes del próximo 10 de marzo en Chicago tomará "nuevos aires" y dejará atrás su demanda de una reforma migratoria integral para pedir una amnistía general para todos los indocumentados.

"Debemos de reimplantar el movimiento inmigrante y de tomar nuevos aires y retomar la demanda por una amnistía general para todos", indicó en rueda de prensa Carlos Arango, de la Alianza por los Derechos de los Inmigrantes.
Con esta marcha, los convocantes esperan repetir el éxito de la multitudinaria manifestación del 10 de marzo de 2006, en la que más de 150,000 personas pidieron una reforma migratoria integral.

publicidad

Hasta ahora, dijeron Arango y otros líderes hispanos presentes, la lucha por la reforma migratoria no ha traído un alivio a los 11 millones de inmigrantes que viven en el país.

"Algo, obviamente, no salió bien", consideró Arango sobre estos últimos diez años, en los que, señaló, se ha deportado a unos tres millones de indocumentados.

"Tenemos que inyectarle a la gente una nueva esperanza. La amnistía es mejor", aseguró.
La marcha de 2006, junto con las otras que le siguieron en el resto del país, supuso un duro golpe a la llamada Ley Sensenbrenner (HR4437), que, de haberse convertido en ley, hubiera criminalizado a cualquier persona que ayudara a un indocumentado.

La marcha del próximo 10 de marzo comenzará a las 11 am desde el Parque Unión, en el cercano norte de la ciudad, y tomará el rumbo este por Washington Boulevard hasta llegar a la Plaza Daley, en el centro de la ciudad.

Los convocantes invitaron a marchar a los sindicatos, organizaciones pro inmigrantes, la campaña en favor del aumento del salario mínimo a 15 dólares por hora, el movimiento Black Lives Matter y todos los segmentos de la población de Illinois que sufre los recortes a los servicios sociales.

Otro líder, Guillermo Gómez, también de la Alianza por los Derechos de los Inmigrantes, dijo en la misma rueda de prensa que las marchas de la década pasada contribuyeron a que los demócratas controlaran el Congreso y que el entonces candidato Barack Obama llegara a la Casa Blanca, pero que la reforma nunca llegó.

publicidad

"Por un lado, los republicanos y grupos de derecha nos atacaron con odio y racismo y los demócratas nos han mantenido de rehenes diciéndonos que ahí viene la reforma migratoria, por eso es mejor luchar por una amnistía general", recalcó Gómez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad