publicidad
.

Un mexicoamericano pelea por ser el primer alcalde hispano de Houston lo...

Adrián García

Un mexicoamericano pelea por ser el primer alcalde hispano de Houston

Un mexicoamericano pelea por ser el primer alcalde hispano de Houston

El latino Adrián García aspira a pasar en la votación de este martes a la segunda vuelta para ser elegido y convertirse en el primer alcalde hispano

Conozca a Adrián García /Univision
Puede parecer sorprendente, pero es así: una ciudad como Houston, con cerca del 50% de la población de origen latino, no ha tenido nunca un alcalde hispano. Pero esto puede cambiar muy pronto gracias a las elecciones que se celebran este martes. 

La ciudad más grande de Texas y la cuarta del país celebra elecciones este martes para elegir a su nuevo alcalde en una contienda en la que pugnan siete candidatos y en la que el hispano Adrián García aspira a pasar a la segunda vuelta del 12 de diciembre.


En Houston dan por hecho que el primer lugar lo ocupará el veterano político demócrata Sylvester Turner, un afroamericano que ya lo intentó en 1991 y en 2003 y que ocupa un escaño en la Cámara de Representantes de Texas desde 1989.


"Serán Turner y otro. Es ese 'otro' lo que aún no sabemos", dijo al digital "The Texas Tribune" la analista política local Nancy Sims.



Pero el segundo puesto está muy reñido y entre los mejores situados se encuentra precisamente García, también demócrata y exsheriff del condado de Harris entre 2009 y mayo de este año. Otro de los contendientes que tiene posibilidades de dar el salto a la segunda vuelta es el abogado republicano Bill King, quien fue alcalde de Kemah (Texas).


De salir elegido, García, hijo de inmigrantes mexicanos, se convertiría en el primer hispano en acceder a la Alcaldía de Houston. "Por primera vez, ofrezco a la comunidad latina un candidato que ellos conocen y lo conocen bien", sostuvo García en un reportaje de  Nationa Journal. En su intenton de ganarse el voto de los hispanos, su campaña ha basado parte de sus esfuerzos en utilizar el español para hacer llegar su mensaje a los electores que utilizan este idioma.

Pero su candidatura ha ido perdiendo apoyos a medida que sus adversarios le han echado en cara diversos escándalos policiales ocurridos durante sus tiempos como sheriff del tercer condado más grande del país.


En particular, el de un enfermo mental que fue encerrado durante semanas en una celda de aislamiento llena de basura, un caso por el que García despidió a seis agentes y suspendió a otros 29 antes de dejar el cargo.


A su favor juega que 4 de cada 10 votantes en Houston son de ascendencia hispana y en contra que pugna con Turner por el electorado demócrata.


King, por su parte, ha logrado erigirse como el candidato de consenso entre los conservadores para convertirse en el primer alcalde republicano de Houston desde que Jim McConn dejó el cargo en 1982 con una campaña centrada en "arreglar las calles, acabar con los delincuentes y equilibrar el presupuesto".


"García no está tan bien situado como hace algunas semanas, en parte porque Bill King ha consolidado ese electorado republicano que va a necesitar para pasar a segunda vuelta", explicó Brandon Rottinghaus, profesor de Ciencia Política de la Universidad de Houston.


publicidad


El que salga elegido el próximo 12 de diciembre sustituirá en el cargo a Annise Parker, cuya elección en 2009 convirtió a Houston en la ciudad más grande del país con un alcalde homosexual


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad