publicidad
Un simpatizante de Trump le escucha en Miami Beach durante una intervención ante la National Association of Home Builders

Trump viaja a Miami para convencer a los cubanoestadounidenses que prefirieron a Rubio

Trump viaja a Miami para convencer a los cubanoestadounidenses que prefirieron a Rubio

El candidato republicano busca mejorar sus cifras de apoyo entre uno de los grupos clave de Florida, los cubanoestadounidenses, que junto a los votantes blancos le han impulsado en las encuestas.

Un simpatizante de Trump le escucha en Miami Beach durante una intervenc...
Un simpatizante de Trump le escucha en Miami Beach durante una intervención ante la National Association of Home Builders

MIAMI, Florida -- Donald Trump arrasó en la primaria republicana de marzo en 66 de los 67 condados de Florida. Solo se le resistió uno, el más importante en términos electorales por ser el más poblado, Miami-Dade, donde este viernes dará un mitin en el centro de la ciudad de Miami.

Es verdad que la derrota en Miami-Dade se explica en buena parte porque su rival, el senador Marco Rubio, jugaba con la ventaja de ser local, pero también es cierto que este condado no es territorio favorable para Trump, al ser uno de los más latinos del país.

Con su visita Trump busca convencer a muchos de esos cubano-estadounidenses que votaron por Rubio en marzo o que hubieran preferido a un republicano más moderado como Jeb Bush, el exgobernador hispanohablante y residente en Miami que ya había abandonado la carrera a esas alturas.

El candidato republicano hablará a las 6PM, ET en el James L Knight Center, un centro de convenciones situado en la zona financiera de Miami. Antes, Trump se reuninará con un grupo de líderes comunitarios haitianos, según anunció su campaña.

Read this article in English

En Miami, Trump toma un riesgo necesario: a que la cobertura acabe dominada por las protestas convocadas contra él por activistas defensores de los indocumentados, pero si quiere llegar a la Casa Blanca esta ciudad es una parada obligatoria a la que probablemente tendrá que regresar antes del 8 de noviembre.

publicidad

Trump está exhibiendo una gran fortaleza en Florida, contra lo que podría pensarse debido al crecimiento demográfico de los hispanos en este estado donde ya suponen el 15% de los registrados para votar.

En buena parte eso se debe al entusiasmo que ha despertado entre los votantes blancos, pero Trump también es popular entre un gran número de los 1.5 millones de cubano-estadounidenses de Florida, la mayoría residentes en el condado de Miami-Dade.

Lea también: Biblias y pistolas: así es el norte de Florida que Trump necesita para competir contra Clinton

Trump tiene una ventaja de tres puntos en Florida (47%-44%) frente a su rival demócrata Hillary Clinton, en una encuesta de CNN/ORC publicada este miércoles que ha hecho saltar las alarmas de los demócratas.

Si el republicano gana los 29 votos electorales de este estado péndulo, sus opciones de victoria nacional aumentarán considerablemente. Una victoria de Clinton en Florida cerraría por completo la puerta de la Casa Blanca a Trump, que parte con la desventaja de un mapa electoral donde los demócratas tienen más estados asegurados.

Entre los cubano-estadounidenses de Florida, el republicano recibe un 45% según un sondeo de esta semana de Bendixen & Amandi para Univision Noticias.

Relacionado
PROMO ENCUESTA SEPTIEMBRE
Clinton gana a Trump entre los hispanos, pero con menos apoyo que Obama
Una encuesta exclusiva de Bendixen & Amandi International y The Tarrance Group para Univision Noticias revela que Hillary Clinton tiene una considerable ventaja sobre Donald Trump entre los hispanos en los cuatro estados pendulares en los que tienen mayor presencia, pero está por debajo de la votación que obtuvo Obama para ganar.

Fernand Amandi, codirector de la encuestadora le dice a Univision Noticias que ese respaldo es mucho más que el 29% que recibe entre el total de hispanos del estado, pero es menor que el obtenido históricamente por los candidatos presidenciales republicanos.

El afecto de los cubanoestadounidenses hacia los republicanos se explica porque desde hace décadas han percibido a los candidatos de este partido como más severos con el gobierno comunista de la isla. "Muchos cubano-estadounidenses establecidos aquí desde hace décadas van a votar hasta su muerte por el Partido Republicano", observa Amandi. Aun así, agrega que entre los recién llegados y los nacidos aquí se observa una mayor preferencia por los demócratas.

La postura de Trump sobre Cuba ha sido criticada por cubanoestadounidenses de Miami. En un debate en Miami antes de la primaria de marzo, Trump criticó el deshielo iniciado por el presidente Barack Obama, proponiendo un "mejor acuerdo", algo que no convence a quienes se oponen a cualquier tipo de diálogo con el gobierno comunista de La Habana.

publicidad

Trump podría concentrarse en otras zonas del estado con un perfil demográfico más afín, pero no puede permitirse el lujo de ignorar el condado más poblado del estado. Aunque Miami-Dade es un bastión demócrata, los candidatos presidenciales republicanos necesitan obtener aquí un fuerte apoyo para ser competitivos. En el condado residen 1.3 millones de los 12.3 millones de votantes registrados en Florida.

"Creo que lo vamos a ver mucho por aquí en los 53 días que quedan hasta la votación", predice Amandi.

Activistas defensores de los indocumentados protestan contra Trump en Do...
Activistas defensores de los indocumentados protestan contra Trump en Doral, Miami-Dade, en julio.


Visitas a lugares inesperados

La popularidad de Trump en Florida también sorprende por su claro retraso organizativo. Clinton ha abierto 57 oficinas en todo el estado, frente a las 13 de Trump, que el martes abrirá otras nueve, según informa Politico. Clinton y sus aliados han gastado en anuncios de televisión casi tres veces más que él ($21 millones frente a $7.5 millones).

Trump ha suplido esta carencia gracias a su dominio de la atención de los medios de comunicación y a sus mítines masivos. La semana pasada habló de su plan para fortalecer el ejército ante unos 10,000 simpatizantes congregados en un estadio de Pensacola, una ciudad norteña sede de una gran base aeronaval.

El republicano también cuenta con un déficit de apoyo entre los líderes políticos locales. Rubio le ha apoyado a regañadientes, Bush y otros como la congresista Ileana Ros-Lethinen son críticos feroces que han dicho que no votarán por él y pocos parecen dispuestos a hacerse la foto con el candidato que lleva el estandarte del partido en esta elección.

publicidad

Susan MacManus, una distinguida politóloga de la University of South Florida, ve la visita de Trump a Miami como parte de su reciente ofensiva para crecer más allá de su base de votantes blancos. "Está yendo a sitios donde no hubieras esperado que fuera como por ejemplo iglesias afroaemericanas", dice MacManus.

Hay pocos indicios de que esta estrategia le esté dando resultados, pero MacManus dice que lo peor que podría hacer el republicano es no hacer nada: "Hay una vieja creencia en Florida que dice que necesitas al menos el 40% del voto hispano para ganar cualquier tipo de campaña en este estado".

Una cubanaestadounidense representativa del sentimiento que muchos tienen es Jessica Fernández, presidenta de los Jóvenes Republicanos de Miami-Dade. Fernández apoyó a Rubio en la primaria y ahora ante la disyuntiva entre Clinton y Trump, escoge a este último como el mal menor. "Le apoyo pero no tengo ilusión", le dice a Univision Noticias. "No son los mejores candidatos que podríamos tener como opción pero es importante tener a alguien que sepa cómo se maneja un negocio y eso es lo que más me atrae de él".


Lea también:

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad