publicidad
El apoyo de Vogue a Hillary Clinton

Cómo las revistas femeninas se han convertido en el arma contra Trump que nadie esperaba

Cómo las revistas femeninas se han convertido en el arma contra Trump que nadie esperaba

Publicaciones como Cosmopolitan, Vogue, Marie Claire o People están realizando una intensa cobertura política que ha llegado a poner contra la pared al republicano.

El apoyo de Vogue a Hillary Clinton
El apoyo de Vogue a Hillary Clinton

Por primera vez en sus 123 años de historia, el martes la revista femenina Vogue decidió apoyar a un candidato a la presidencia: Hillary Clinton.

"Las mujeres ganaron el voto en 1920. Ha pasado casi un siglo para que estemos al borde de tener a una mujer liderando nuestro país por primera vez", dice el editorial de la revista.

La Biblia de la moda no es la única revista que ha experimentado un marcado giro político en una campaña que empezó distinguiéndose por contar con la primera mujer candidata a la presidencia y que termina marcada por las acusaciones de acoso sexual hacia Donald Trump. Entre titulares como "El estrés y tu peso" o "30 bolsos super estilosos por menos de 300 dólares", Cosmopolitan, Vogue, Harper's Bazaar, Marie Claire o Glamour han realizado una amplia cobertura política que no se ha limitado la publicación de perfiles y entrevistas con los rostros femeninos de la política estadonidense, sino a poner contra la pared a un candidato republicano.

El pasado miércoles, le tocó el turno a la revista del corazón People. El magazine publicó un detallado relato del acoso al que Donald Trump sometió a su ex trabajadora, la periodista Natasha Stoynoff en 2005. El reportaje, además de acorralar a Trump en su peor semana, contribuyó a catalizar la cascada de testimonios de mujeres que han denunciado haber sufrido acoso sexual por parte del republicano. Esa misma tarde, la revista Grazia recogió el testigo y publicó el testimonio de Jennifer Murphy, otra mujer en la lista. La edición mexicana de Marie Claire incluso dedicó un número (el de julio) a la hija del republicano, con una portada que decía: "Protégenos de tu padre".

publicidad


"Las mujeres del país, de todas las edades y trayectorias, han tenido muchos, muchos, meses para formarse una opinión sobre Donald Trump", dice a Univision Lea Goldman, editora de política de la publicación femenina Refinery29, una de las webs estrella para mujeres millennials en Estados Unidos. "En palabras y en acciones, él se ha posicionado muy claramente contra nosotras".

Las revistas femeninas saben que a sus lectoras les importa los consejos de belleza, pero también lo que suceda en la campaña. Glamour pidió a Obama que hablara de feminismo y Harper's Bazaar publicó el primer perfil de Melania Trump. Ya en 2014 Cosmopolitan abrió una sección dedicada a política y decidió apoyar únicamente a candidatos que estén a favor del derecho de las mujeres a decidir sobre su embarazo. Este año, esta revista entrevistó a Hope Hicks, jefa de prensa de Trump, preguntó a Chelsea Clinton sobre la salud de su madre y a Ivanka Trump sobre la baja de maternidad.

En muchos casos, estas publicaciones se han adelantado a la agenda política. Cuando Estados Unidos se despertó con los tuits intempestivos en los que Trump atacaba a Alicia Machado, Cosmopolitan ya tenía una entrevista en profundidad con la exmodelo venezolana. Cuando los analistas calibraban el impacto que tendrían en la campaña de Clinton los escándalos sexuales de Anthony Weiner, marido de la asesora demócrata Huma Abedin, Vogue contaba ya con un detallado perfil de la política, fotografiada por Annie Leibovitz.

publicidad

"Es cierto que durante muchos años los medios de mujeres fueron políticamente agnósticos, pero esos días han terminado", dice Goldman. "Si eres un medio que realmente defiende a las mujeres, que aborda cuestiones importantes para nosotras como los derechos reproductivos, las vacaciones pagadas y la igualdad salarial, ¿cómo no mencionar la política?".

En otros casos, estos medios han publicado piezas que se inscriben en la tradición literaria de las revistas femeninas, donde se formaron escritoras de la talla de Joan Didion, Sylvia Plath o Dorothy Parker. Por ejemplo, la periodista Katie Kur escribió un ensayo para la revista Marie Claire en el que relataba cómo habían sido sus seis meses cubriendo la campaña de Trump como periodista para NBC. Kur contó cómo Trump la llamaba inocente y trataba de ridiculizarla cuando titubeaba con alguna pregunta.

Para algunos, este trabajo no está obteniendo toda la notoriedad que merece. "Algunas de estas notas alcanzaron una buena audiencia en la prensa política. Pero muchas de ellas no lo hicieron", decía la periodista de Vox Tara Golshan en una pieza en que analizaba el papel de la revistas femeninas en la campaña. "Casi todas estas entrevistas o piezas podrían ser consideradas enormes exclusivas de haber sido publicadas en medios más generalistas".

Goldman, sin embargo, no cree que la cobertura de las revistas femeninas sea tomada con menor seriedad en esta campaña. Para esta periodista, las mujeres, especialmente las jóvenes, van a ser decisivas en el futuro político del país. Clinton lo sabe y ha puesto gran parte de su energia en cortejarlas. Los datos parecen darle la razón. La semana pasada la web política Five Thirty Eight pronosticó cómo quedaría el resultado electoral si solo votara uno de los dos géneros. En el mapa de las mujeres la presencia del azul, el color demócrata, era abrumadora.

publicidad

"Representamos uno de los grupos demográficos más influyentes y poderosos de la historia", dice Goldman. "Vengan el 8 de noviembre y miren lo en serio que nos toma el mundo".


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad