publicidad

El copiloto de Germanwings había recibido baja médica por enfermedad

El copiloto de Germanwings había recibido baja médica por enfermedad

La policía alemana encontró en su casa los reportes que muestran la condición médica de Andreas Lubitz.

Copiloto de Germanwings padecía algún tipo de enfermedad y estaba bajo tratamiento Univision

La fiscalía de Düsseldorf (oeste de Alemania) dijo hoy que el copiloto del vuelo 9525 de Germanwings que presuntamente estrelló de forma deliberada la nave el martes en los Alpes franceses, Andreas Lubitz, había recibido una baja médica por enfermedad, vigente para el día de la catástrofe, que había roto y ocultado a la empresa.

Fuentes de la fiscalía negaron, en cambio, que en los registros realizados en su domicilio se hubiera encontrado una carta de despedida "ni indicios que apunten a un trasfondo político o religioso" para su proceder.

Leer:  Quien era el copiloto del vuelo 9525 de Germanwings 

El jueves la prensa europea reportó que Lubitz sufría una profunda depresión tras romper con su novia de hace siete años.

En los allanamientos practicados por la policía alemana en la casa de los padres del copiloto y en un apartamento en Dusseldorf, encontraron, según un comunicado emitido hoy por la fiscalía, documentos que demuestran que Lubitz se encontraba bajo tratamiento médico.

Leer:  Fiscal: Copiloto "parecía tener la intención" de destruir el avión  

El hecho de que entre los documentos encontrados hubiera "bajas médicas rotas, actuales e incluso vigentes para el día de los hechos" indica que el afectado "ocultó a su empleador y a su entorno profesional" su enfermedad.

publicidad

Reporte sobre historial médico

Un hospital de Dusseldorf publicó este viernes un comunicado en el que afirma que Lubitz había sido paciente de esa instituciòn por los últimos dos meses, pero negó que haya sido tratado por depresión.

El diario alemán Bild también reportó que hace seis años el copiloto estuvo seis meses bajo tratamiento psiquiátrico antes de completar su formación.

Las informaciones harían referencias a dos momentos distintos de la historia médica del copiloto del vuelo 9525 de Germanwings. 

Leer:  Piloto usó un hacha para tratar de abrir la puerta de la cabina 

De acuerdo con ese medio, que se remite a "círculos de Lufthansa", las razones por las que Andreas Lubitz, de 27 años, interrumpió su formación en 2009, se debieron a una grave depresión según se le diagnosticó entonces.

La edición digital del semanario Der Spiegel afirma, asimismo, que en los registros realizados ayer durante horas en las dos viviendas del copiloto -la de sus padres y la propia, en Düsseldorf- se incautaron informes que respaldan la tesis de los trastornos psíquicos.

 

CEO Lufthansa: "Quien esté dentro de la cabina puede evitar la entrada de otros" Univision

Leer.  Los principales accidentes aéreos desde 1999

Dicho medio no concreta, sin embargo, más detalles acerca de éste u otro material incautado.

El "grave episodio depresivo" a que se refiere el popular diario Bild quedó constatado, según el rotativo, en el acta sobre el copiloto del departamento de tráfico aéreo alemán bajo el código "SIC", que se refiere a la necesidad de que el afectado se someta a "revisiones médicas regulares".

El hecho de que el copiloto que causó la catástrofe aérea interrumpiera durante un periodo relativamente largo su formación en la escuela aérea de Lufthansa fue reconocido ayer por el presidente de la compañía, Carsten Spohr.

publicidad

El propio Spohr rehuyó, sin embargo, concretar a qué se debió esta interrupción, ateniéndose a que está bajo la prerrogativa de la confidencialidad médica.

Esto desató rápidamente las especulaciones en distintos medios, tanto de la prensa popular como de los medios más serios, apuntando a una depresión o "burnout", el síndrome del 'quemado' por estrés laboral.

Lubitz vivía entre su domicilio familiar de Montabaur, en el "Land" de Renania Palatinado, y su vivienda privada en Düsseldorf, en el vecino de Renania del Norte-Westfalia.

El copiloto causante de la tragedia en el vuelo 4U 9525, procedente de Barcelona y con destino Düsseldorf con 150 personas a bordo, empezó su aprendizaje a los 14 años en un club de aviación local e ingresó en la escuela de Bremen de Lufthansa en 2007.

En 2009 interrumpió por unos meses esa formación, que reanudó con posterioridad hasta ingresar en Germanwings, filial de bajo coste de Lufthansa, en 2013.

Spohr insistió ayer en que, tanto al ingresar en la escuela como al reanudar y completar su instrucción, pasó los más rigurosos exámenes, tanto físicos como mentales.

Ambos domicilios, el familiar y el propio, fueron ayer objeto de largos registros policiales, en que se incautó abundante material, inclusive una torre de ordenador y objetos privados, aunque hasta ahora no hay información oficial al respecto.

publicidad

(Con información de Efe.) 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad